EMOLTV

Pedro Ruminot y su llegada a Viña 2016: "Haberme ido de 'El club de la comedia' fue algo súper bueno para mí"

El humorista habla acerca de su reinvención que, dice, lo llevó a ser considerado para la Quinta Vergara, y cómo su vida personal ha influenciado recientemente en su carrera.

24 de Enero de 2016 | 14:25 | Por Javier Olivares, Emol
imagen

El comediante estrenará su rutina en el Instituto Nacional del Cáncer justo el día de su cumpleaños.

La Segunda
SANTIAGO.- Para Pedro Ruminot ver las rutinas humorísticas del Festival de Viña siempre fueron un suplicio: "Me angustio mucho, lo paso mal. Siempre he pensado: 'Ojalá no esté en el lugar de ellos'". Sin embargo, el comediante deberá enfrentar al Monstruo de la Quinta Vergara a como dé lugar, pues protagonizará uno de los shows de la 57a versión del certamen.

Después del anuncio en octubre pasado, Ruminot comenzó a preparar su rutina, la que, actualmente, ya está lista. Siguiendo con el estilo del stand up comedy, asegura que hablará sobre lo que pasó en Chile el año 2015, sobre lo discriminatorio que es el país y, también, sobre su reciente vida de casado. Con respecto a la duración, admite entre risas que el monólogo dura una hora o "cinco minutos si sale todo mal".

Luego de su paso por el programa humorístico de Chilevisión "El club de la comedia", Pedro Ruminot asegura que se reinventó y que gracias a su partida del espacio pudo avanzar en su carrera. Dice que las experiencias de los últimos dos años hicieron que sus rutinas cambiaran de temáticas, por lo que apuntan a otro público objetivo.

"Considero que tomé súper buenas decisiones al salir del programa. Me hizo muy bien alejarme de eso y no tener ninguna vinculación, más allá de lo que significa que es mi pasado y por el cual no tengo ninguna nostalgia, sino que siempre, una vez que salí, seguí adelante y no miré hacia atrás y no utilicé ninguna idea, ni ninguna cosa que hice antes. Haberme ido de 'El club de la comedia' fue algo súper bueno para mí", cuenta.

Durante el camino para llegar al Festival de Viña, el humorista realizó varias presentaciones de su stand up como solista. Aunque también tuvo proyectos que involucraron a su amigo Felipe Avello y a la comediante —y esposa—, Alison Mandel, con la que realizó el show "Tenemos que hablar", el que trataba temas de pareja y matrimonio. Estas instancias, según Ruminot, fueron las que ayudaron a que la comisión (del Festival) pusiera los ojos sobre él, porque demostró que podía estar una hora en el escenario, y con temáticas atractivas para el público del evento.

"Antes, al principio cuando empecé a hacer stand up era todo distinto. Hablaba de salir, tomar, carretear, y ahora las temáticas cambiaron y hablo de la paternidad, del matrimonio. Como que el punto de vista es totalmente distinto, siento que es mucho mas adulta la rutina y es mucho más identificable", señala Ruminot. Además, cree que no perdió el público que cautivó a los comienzos de su carrera, porque aunque su rutina "maduró", siente que sus seguidores crecieron con él.

Con respecto a sus colegas que también se encargarán del humor durante las noches del certamen, el comediante confiesa que es una "buena mezcla", que hay una tendencia clara hacia el stand up, porque "es lo que en este minuto está funcionando". Ruminot se refiere a Edo Caroe y a su ex compañera de "El club de la comedia", Natalia Valdebenito, quienes destacan en este género. Además de ellos, están confirmados Rodrigo González, Ricardo Meruane y la dupla Los locos del humor.

Pedro Ruminot estrenará su rutina el próximo 4 de febrero en el Instituto Nacional del Cáncer, justo el día de su cumpleaños. Tras sufrir la enfermedad hace algunos años, el intérprete indica que va siempre a un control anual a la institución. Sin pensarlo, se comprometió y presentará el show a los pacientes, familiares y trabajadores en el marco del Día Mundial del Cáncer.

El futuro de Ruminot



Tras su paso por el programa "Gala" de Canal 13, el humorista asegura que tiene un trato de palabra con un canal para un programa "franjeado". Además, está escribiendo un libro junto a Sandra Arriagada —guionista de "La Chúcara" (TVN)— sobre paternidad.

También tiene un proyecto para cine. Terminó el guión de una película, la cual aspira a dirigir y protagonizar, pero señala que "todo depende de Viña" para que comience a trabajar en ella.