Hijo de Ridley Scott sigue pasos de su padre: estrena película de ciencia ficción

Luke Scott lanza su primer largometraje, "Morgan", el cual explora la temática de la inteligencia artificial.

14 de Septiembre de 2016 | 13:17 | EFE

Luke Scott trabajó como asistente de su padre en "Éxodo: Dioses y reyes".

EFE.
MADRID.- No fue una decisión consciente. El hijo de Ridley Scott, Luke, seguirá los pasos de su padre y se lanzará hacia el terreno de la ciencia ficción con "Morgan", su primer largometraje.

La película es un "thriller" sobre inteligencia artificial que plantea "un salto adelante" en la evolución humana.

Scott tenía 13 años cuando Ridley rodaba "Blade Runner" (1982), un clásico de la ciencia ficción y de la vida "replicante", pero trata de restar importancia a la coincidencia temática con su ópera prima.

"Obviamente, él ha dejado huella en el cine de ciencia ficción, pero no creo que para mí haya sido una elección consciente relacionada con eso; hice 'Morgan' porque me gustaba y me divertía", señala el realizador, quien tiene una vasta carrera como director de publicidades.

Si algo aprendió Scott del director de "Alien" o "Thelma y Louise", que también ha producido el debut de su hijo, es precisamente a divertirse con el cine.

"Técnicamente, me enseñó a hacer 'storyboards', a tener cubierto cada fotograma. También a divertirme y a no perder los nervios en un rodaje, pero sobre todo a pasarlo bien", asegura.

Protagonizada por Kate Mara, Anya Taylor-Joy y Paul Giamatti, "Morgan" sigue los pasos de una empleada especializada en resolución de conflictos que es enviada a un laboratorio para investigar un accidente ocurrido con Morgan, un ser producto de la ingeniería genética y dotado de un ADN sintético.

El guion, de Seth W.Owen, formaba parte de la llamada "lista negra" -de los proyectos mejor escritos pero no producidos- de Hollywood de 2014, y algunas de sus ideas venían precisamente de un corto de Luke Scott, "Loom", que giraba en torno a un hombre que ocultaba a un ser artificial en un taller genético.

"Leí el guion y empecé a hacerme preguntas, sobre quien era Morgan, si era un robot o un clon o algo completamente diferente, un ser humano sintético, y empecé a pensar en ella como un paso más en la evolución humana", explica.

Pese a las cosas terribles que suceden en la trama, Scott afirma que la película no pretende advertir sobre los peligros de la investigación en inteligencia artificial, sino todo lo contrario, estimularla.

"Estamos en un estado de evolución en cuanto a la forma de comunicarnos, las redes sociales", subraya. "Morgan representa para mí un paso hacia un cambio físico, plantea la posibilidad de que en unos años, quizá cinco o seis mil, haya este tipo de humanos dando vueltas por ahí, más eficientes y mejores", asegura.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores