Detrás del pincel de Themo Lobos, dibujante de "Mampato" y precursor de la era dorada del cómic chileno

Rafael Valle publica una biografía ilustrada de una de las figuras más influyentes de la historieta chilena. Aborda desde sus primeras colaboraciones en "El Peneca" hasta el filme animado "Ogú y Mampato en Rapa Nui"

13 de Abril de 2018 | 09:28 | Por Constanza Troncoso M., Emol.
Ernesto Medina, El Mercurio (Archivo).
SANTIAGO.- "Año 2000. Juanita se seca los ojos con un pañuelo y (su esposo) Themo, aunque ya ha visto antes el corto animado está al borde de las lágrimas. La sala del Cine Arte Alameda, donde se presenta el adelanto de 'Ogú y Mampato', está casi repleta. (...) —¡No pues, hombre, estos cocoteros no tienen nada que ver!—reclama Lobos, enojado por los dibujos—. Estas palmas las llevaron desde las Islas Fiji a Isla de Pascua hace como treinta años. Lo que había en esa época en la isla eran otros árboles, más parecidos a la palma chilena, la de la miel".

La anécdota detrás de la icónica película "Ogú y Mampato en Rapa Nui" (2002) desvela algunos rasgos característicos de su creador: Themo Lobos era en extremo riguroso y se documentaba extensamente para crear sus historietas.

"En su casa en Concón, tenía un estudio donde estaba su mesa de dibujo y una gran biblioteca. Él se jactaba de que 'ese era su Internet' y tenía de todo: atlas, enciclopedias, libros de historia, de biología y de flora y fauna. Investigaba 2 o 3 semanas antes de dibujar. Si escribía de 'Los tres mosqueteros', por ejemplo, leía de historia de Francia, de la época para saber el vestuario, las costumbres y las tradiciones", cuenta Rafael Valle, periodista que acaba de publicar la biografía "La gran aventura de Themo Lobos" (Sudamericana, $16.000.)

A la izquierda la historieta "Mampato: Mata-ki-te-rangui" (1978), a la derecha su adaptación al cine "Ogú y Mampato en Rapa Nui" (2002).

En el ejemplar, cuenta de la primera vez que el historietista visitó Rapa Nui, en 2003 y los habitantes de la isla no podían creer que no la hubiese conocido antes, por la fidelidad con que pudo retratarla. Un episodio similar le habría ocurrido cuando recorrió Noruega, donde a modo de homenaje exhibieron su historieta "Mampato y los Vikingos".

Valle se declara un seguidor de la obra de Lobos desde los 6 años, cuando "Mampato" aún se publicaba semanalmente y se vendía cada miércoles en los kioskos. "Recuerdo con especial potencia la primera portada de la saga de 'Los Suterones', con garras de topo saliendo de las profundidades y las caricaturas de Ogú, Mampato y Rena. Una mezcla entre terrorífica y personajes cómicos, que me causó gran impresión", cuenta. Además, destaca el lado pedagógico de la revista, de la cual aprendió nuevas palabras, países y ciudades.

"¡Los Suterones!" libro número decimocuarto de la historieta Mampato.

Por trabajo, el autor tuvo que entrevistar a su ídolo en más de una ocasión, hasta que finalmente le propuso elaborar una biografía acabada para dar cuenta de su carrera, en la que se calcula, alcanzó a realizar más de 10 mil trabajos. "Nos reunimos a conversar los domingos de 2009 y 2010, y hablamos de lo humano y lo divino. A pesar de que yo trataba de seguir una cronología, eran conversaciones muy informales, en las que Themo se acordaba de anécdotas, hacía reflexiones y hablaba de la contingencia", afirma.

"La gran aventura de Themo Lobos" aborda desde las primeras colaboraciones que se publicaron en la revista "El Peneca", hasta la cinta animada de 2002 y los futuros proyectos en su honor, pasando por la publicación de su propia revista "Rocket", donde no solo fue dibujante sino también editor.

"Themo según Themo. Autorretrato a lápiz hecho a fines de los 50".

¿Qué es lo que más te llamó la atención de la vida de Themo Lobos?, Valle responde: "Que se encuentra fortuitamente con gente reconocida a lo largo de su vida, gente mediática. Por ejemplo, colaboró en 'El humanoide', revista donde el dueño era Sebastián Piñera. También trabajó con Isabel Allende, cuando fue editora de 'Mampato' antes de convertirse en escritora famosa. En la Escuela de Artes Aplicadas, fue compañero de la hija de Manuel Rojas. Ese tipo de cosas me llamaron la atención".

Por supuesto que Lobos también se codeó con dibujantes como Pepo, Lugoze, Coke y Guido Vallejos, todos representantes de "la era dorada del cómic chileno" con quienes tuvo encuentros y desencuentros, "juntándose a jugar cacho o ofreciéndose combos", dice Valle.

"Lobín, personaje de corta vida en la revista 'Pobre Diablo'".

La nueva serie "La aventuras de Mampato, Ogú y Rena", que está en etapa de producción y será financiada por el CNTV, se anuncia llegando al final del ejemplar. Ante las expectativas de su estreno, Valle comenta: "Una vez Themo me contó que le ofrecieron hacer una obra teatral, y le cargó la idea de que hubiesen actores disfrazados de sus personajes. También rechazó una versión de 'Ogú y Mampato superhéroes' que le ofrecieron. Él era muy purista de su propia obra, por lo que me resulta un misterio saber si le habría gustado o no la nueva serie. La encargada de defender su legado, ahora es su hija Ada Lobos".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores