Co-autor de libro sobre Canal 2 Rock & Pop: "Nunca se recuperó el estereotipo de medio desordenado"

El periodista Javier Correa conversó con Emol sobre "Nunca Cumplimos 30", relato escrito en colaboración con María Ignacia Pentz, que aborda la fugaz existencia de la señal que se convirtió en semillero de la actual TV chilena en voz de sus protagonistas.

25 de Noviembre de 2018 | 23:25 | Por Alondra Barrios P., Emol

Rafael Gumucio, Pedro Peirano, Carolina Delpiano, Álvaro Díaz y Ángel Carcavilla, periodistas y animadores del programa "Plan Z".

El Mercurio (archivo)
SANTIAGO.- El sueño de revolucionar la industria televisiva chilena no parecía tan inalcanzable para un grupo de entusiastas, que hacia mediados de los '90 volcó su fe y energía en apostar por una señal de TV que prometía remecer la programación con contenidos originales, honestos y dirigidos a una audiencia joven que buscaba sacudirse de las limitaciones de la libre expresión que había dejado el golpe militar.

Ese proyecto tuvo su primera emisión en la pantalla abierta el miércoles 16 de agosto de 1995 y llevó por nombre Canal 2 Rock & Pop. Pero las penurias económicas y la mala administración, sumado a la poca claridad de su línea editorial, decantaron en la muerte prematura del medio el 1 de diciembre de 1999.

Es precisamente el auge y caída del canal que se transformó en el semillero actual de la TV chilena, el tópico que aborda "Nunca Cumplimos 30. Una historia oral del Canal 2 Rock & Pop", de los periodistas Javier Correa y María Ignacia Pentz, que recientemente fue editado por Libros de Mentira. En él, una treintena de voces conforman una "historia oral" que narra la breve existencia de la estación de TV que vio surgir a figuras como Consuelo Saavedra, Iván Valenzuela, Alberto Fuguet, Pedro Peirano, Álvaro Díaz, Monserrat Álvarez, Sergio Lagos, entre otros tantos.

"Su nave madre -dice el prólogo de esta entrega-, la radio Rock & Pop, había roto esquemas y marcado a toda una generación. Había dejado la vara tan alta que solo podían esperar ser un éxito". Por ello es que la Compañía Chilena de Comunicaciones, empresa gestora del proyecto, reclutó a varios jóvenes que "intentaron dejar atrás el apagón cultural de la dictadura y establecieron una nueva forma de hacer periodismo desde distintos frentes, con distintos temas y lenguajes".

Javier Correa explica a Emol que la intención de este trabajo fue retratar "esa efervescencia medial que se dio a principios de los '90 con el regreso de la democracia, específicamente con medios como la Zona de Contacto, la radio Rock & Pop o la misma revista, y como que barajamos esos proyectos, pero llegamos a la conclusión de que el Canal 2 Rock & Pop era la culminación de toda esa efervescencia; era la síntesis de todos esos proyectos anteriores y también porque, en el fondo, los mismos personajes que fueron parte de esos medios terminaron siendo parte del canal".

Antes de que se pensara en la existencia de programas como "Plaza Italia", "Maldita Sea" y el hilarante "Plan Z", Correa revela que el Canal 2 se había pensado como un canal de noticias, porque "era lo mejor que sabía hacer la Compañía Chilena de Comunicaciones a través de la radio Cooperativa".



Sin embargo, radio Rock & Pop representaba "un nicho de negocios" y los ejecutivos de la empresa estaban convencidos de que el éxito de repetiría en la TV. "Surge con esa épica, pero también con la premisa de que era un canal de los jóvenes para los jóvenes, pero a la vez no estaba tan claro en sí qué era el canal y a qué referente respondía", agrega.

El co-autor del libro sostiene que la productora Estudio Visión tenía un punto de vista, mientras que el comité representante de la Compañía Chilena de Televisión -compuesto por Luis Ajenjo, Alberto Fuguet, Iván Valenzuela y María Elena Wood-, tenía otra. "Algunos decían que tenía que ser MTV; otros decían que debía ser más periodístico", añade el escritor, quien recalca que "esas facciones estuvieron siempre en pugna", llevando a la señal al declive luego de cuatro años de existencia.

Factor desorden


El desacuerdo entre ambas empresas que llevaron a cabo el proyecto Canal 2 Rock & Pop, no tomó mucho tiempo en afectar a la señal apenas unos meses después de haber salido al aire.

Las grandes expectativas de lo que podía generar el canal juvenil no solo eran de sus gestores, pues la competencia aguardaba atenta al vuelo que podía tomar la prometedora estación televisiva, arranque que, según el testimonio de Iván Valenzuela plasmado en este libro, "se derrumbó a la media hora de la salida al aire".

"Ese desorden, y ausencia de contenido y visión sobre lo que tenía que ser canal, generó que los auspiciadores -que al principio hacían cola para entrar al Canal 2- rápidamente se fueran. Al mes de estar al aire, había muy poco avisaje y se generó un estereotipo sobre el canal, que era desordenado, al lote, que se veía mal, que sus conductores no estaban preparados", sostiene Javier Correa.

"Yo creo que el canal nunca se recuperó de ese estereotipo y de los problemas económicos que hubieron al principio. Fue demoledor para el canal. Después sí se llegó a una especie de estabilidad, casi al final. Eran pocos programas, como 'El factor humano', 'Dínamo', 'Plaza Italia' y 'El Pulso', que se podían hacer con pocas lucas, tenían rostros conocidos y un promedio de rating de 4 a 5 puntos. Para ese entonces no había mucho que hacer. El canal se convirtió en una especie de saco roto y la Compañía Chilena tenía que sacar lucas de la Cooperativa o de la radio, y en algún momento eso no dio para más", concluye el investigador.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores