"Plan B" y enmiendas clave: Reino Unido vive nueva jornada de votación en el Parlamento a dos meses del Brexit

En medio del temor por un eventual divorcio sin acuerdo, los congresistas decidirán sobre los cambios planteados por el Gobierno de Theresa May al pacto con la UE. Pero también votarán propuestas legislativas que buscan, entre otras cosas, retrasar la fecha de salida o convocar a un nuevo referéndum.

29 de Enero de 2019 | 08:05 | Redactado por Valentina Salvo U., Emol/EFE
AFP
SANTIAGO.- La Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May, encarará este martes una nueva votación sobre el Brexit en el Parlamento británico, aunque en este caso no será sobre el polémico acuerdo que consensuó con la Unión Europea.

Por un lado, durante esta jornada decisiva la Cámara de los Comunes deberá votar sobre el denominado "plan B" presentado por el Gobierno, luego de que el 15 de enero los legisladores rechazaran el pacto alcanzado con el grupo de los Veintisiete.

Pero además, se plantearán numerosas enmiendas impulsadas por diputados, que aunque no son vinculantes, servirán para evidenciar dónde reside la mayoría parlamentaria y definir los próximos pasos en el proceso. Todo a exactamente dos meses de que se concrete la salida del país de la comunidad europea y con el temor de un divorcio sin acuerdo siempre latente.

El Plan B de May

La sesión de este martes podría comenzar a disipar, al fin, la niebla de incertidumbre que rodea al Brexit. Se presume que la primera evaluación aludirá a la moción presentada por el Ejecutivo. Aunque la propuesta de May no plantea grandes cambios respecto del pacto inicial, sí pretende solucionar la principal piedra de tope que hasta ahora ha impedido la aprobación del documento.

Su apuesta consiste en volver a conversar con Bruselas para pedir cambios respecto del denominado "backstop" o "salvaguarda", que intenta evitar una frontera dura entre Irlanda del Norte (territorio británico) y la República de Irlanda (país de la UE). Este mecanismo establece que la primera (y por ende todo el Reino Unido) se mantenga en la unión aduanera de forma indefinida, si es que Londres y Bruselas no logran un acuerdo comercial tras el periodo de transición que termina en 2020.

La moción formulada por Downing Street no incluye detalles sobre los retoques que quiere pedir, aunque lo más probable es que intente fijar un límite al periodo durante el que el país seguiría dentro del mercado europeo, consigna hoy el diario español Expansión. Con ello, May intenta obtener el respaldo de los diputados euroescépticos conservadores que se habían rebelado y de los unionistas norirlandeses del DUP, aliado clave del gobierno de minoría de May. Superando el conflicto del "backstop", ambos podrían facilitar la mayoría necesaria para aprobar el acuerdo.

Si la Primera Ministra logra que la mayoría parlamentaria apruebe la versión modificada del pacto, obtendría un argumento para convencer a los líderes europeos, que rechazan reabrir las negociaciones, de que ésta es la única forma de salvar el texto. "El tratado que se ha acordado fue rechazado por el Parlamento. Por lo tanto, si tenemos que salir con un acuerdo, claramente vamos a tener que hacer algunos cambios para poder aprobarlo", adelantó May este lunes.

Las enmiendas

Sin embargo, la insistencia de la UE en su negativa a retomar las conversaciones sobre la salvaguarda han incrementado el temor de que el 29 de marzo el país se vea abocado a salir del bloque de golpe. "Este acuerdo de retirada ha sido pactado con el Gobierno británico, respaldado por los líderes y no está abierto para la renegociación", aseveró el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, ayer.

El Brexit sin acuerdo es la opción por defecto si el Parlamento no aprueba otra solución y, pese a que la mayoría de los británicos se opone a este escenario, May ha afirmado que es "imposible" para el Gobierno descartarlo. El Banco de Inglaterra advirtió que esta instancia sumiría al país en una grave crisis económica, reduciendo el PIB en casi un 10%, además de provocar una falta de medicamentos, atascamientos en los puertos e impedir volar a las aerolíneas británicas.

Este riesgo generó que parlamentarios de distintas bancadas presentaran sus enmiendas, buscando influir en las decisiones respecto al proceso que hasta ahora ha llevado exclusivamente el Ejecutivo. Una iniciativa es la presentada por la conservadora Caroline Spelman y que propone que se impida la salida del bloque sin un tratado bilateral. Ya cuenta con apoyo de 200 diputados, por lo que es factible que sea aprobada.

En la misma línea va la enmienda de Yvette Cooper. La laborista busca establecer que si el Gobierno no logra que el Parlamento apruebe un acuerdo para el Brexit de aquí al 26 de febrero próximo, la fecha fijada para el divorcio con el bloque – 29 de marzo – sea postergada hasta el 31 de diciembre. También cuenta con amplio respaldo entre los comunes.

La de Cooper es paralela a la enmienda oficial que impulsará el Partido Laborista y que pretende que los diputados voten sobre todas las opciones posibles para la salida de la UE: un Brexit sin acuerdo, el pacto de May, la mantención de la unión aduanera, la convocatoria a elecciones anticipadas o incluso a un nuevo referéndum. Así, aseguran, identificarían cuál es el camino que tiene mayor respaldo y que debería seguir el Gobierno.

Los liberaldemócratas también plantean que se descarte de plano el Brexit sin pacto e instan a que se prepare una nueva consulta popular que incluya la posibilidad de permanecer en la UE.

En tanto, abocado exclusivamente al tema de Irlanda, el "tory" Graham Grady pide que se elimine la cláusula irlandesa y se sustituya por "una alternativa", mientras que su colega Andrew Murrison reclama que la "salvaguarda", dirigida a proteger el proceso de paz norirlandés, caduque en diciembre de 2021.

Se desconoce cuáles enmiendas serán sometidas o no a votación. El presidente de los Comunes, John Bercow, es el encargado de seleccionarlas y de someterlas a la evaluación de los legisladores.

Por ahora, la expectación es la que marca el clima en Europa. Mientras en Reino Unido se preparan para una intensa sesión parlamentaria, en la UE esperan atentos. "La única cosa que tengo que decir es que esperaremos al resultado del voto en la Cámara de los Comunes (…) después esperaremos a que el Gobierno nos diga cuáles son los próximos pasos", sentenció Schinas.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores