Crisis laborista: Las críticas a Corbyn que gatillaron la salida de siete miembros del partido opositor a May

El grupo escindido apunta directamente a la cabeza de su líder por anteponer la convocatoria a elecciones generales por sobre un segundo referéndum y por no hacer frente a las denuncias antisemitas contra la colectividad.

19 de Febrero de 2019 | 12:07 | Agencias/ Redactado por Diego Gaete, Emol.

Este lunes, los ex miembros del Partido Laboristas afirmaron que formarán un grupo independiente en el Parlamento.

EFE
SANTIAGO.- Inquietud se vive dentro del Partido Laborista, el movimiento opositor al Gobierno de Theresa May, por el anuncio de siete de sus -ahora ex - miembros de abandonar el grupo, motivados por el desacuerdo en la gestión del presidente Jeremy Corbyn y por la formación "antisemita" de la agrupación.

Los diputados implicados Chuka Umunna, Luciana Berger, Chris Leslie, Angela Smith, Mike Gapes, Gavin Shuker y Ann Coffey, informaron esto en una rueda de prensa y afirmaron que desde el lunes se sentarán "en el Parlamento como nuevo Grupo Independiente de Parlamentarios".

Los puntos claves que afectan directamente a los escindidos diputados radica en las convicciones judías de varios de ellos y por hacer caso omiso a la búsqueda de un segundo referéndum para intentar evitar una salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Desacuerdo por gestión del Brexit


El Partido Laborista siempre se ha caracterizado por su posición proeuropea, lo que implica que les agrada formar parte de la Unión Europea. Eso sí, la aparición de Jeremy Corbyn como su presidente en 2015 generó la controversia, por sus concepciones euroescépticas - criticando en más de una ocasión a la UE- aunque desde hace un tiempo dejó atrás esos ideales.

Uno de los dolores de cabeza más importante del conflicto radica en que muchos electores del Partido Laborista votaron a favor del Brexit, siendo que sus líderes, por convicción, no compartían los resultados del escrutinio.

Ahora bien, lo buscado por los políticos escindidos era la realización de un nuevo referéndum para buscar una salida a la compleja situación que vive el Gobierno británico, luego de que la Cámara de los Comunes rechazara la propuesta de May por 432 votos contra 202.

Pero Corbyn se ha mostrado más favorable a que se haga una nueva elección general -lo que podría provocar la salida de May y de la pérdida de fuerza política de su partido, el Conservador- o que se siga el plan para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, diferencias que son el foco del conflicto.

Según se mencionó en el último congreso del partido, se decidió que primero apoyarían la idea de nuevas elecciones mientras que ponían en segundo lugar la posibilidad de que se realizará una segunda consulta.

Esta decisión provocó la salida del grupo disidente, a lo que Corbyn reaccionó asegurando estar "decepcionado porque estos parlamentarios se haya sentido incapaces de seguir trabajando juntos por las políticas laboristas que han inspirado a millones". Por su parte, el segundo al mando del movimiento, John McDonnell, les pidió que abandonaran sus escaños, ya que los obtuvieron por estar aliados a la colectividad.

"He sido miembro del Partido Laborista por más de tres décadas, pero el partido al que me uní ya no es el Partido Laborista. Hice lo posible por salvarlo y ha sido secuestrado por la maquinaria política de la izquierda dura"

Chris Leslie, ex diputado del Partido Laborista

"He sido miembro del Partido Laborista por más de tres décadas, pero el partido al que me uní ya no es el Partido Laborista. Hice lo posible por salvarlo y ha sido secuestrado por la maquinaria política de la izquierda dura", confesó Chris Leslie, uno de los escindidos. Mientras, Gapes afirmó estar "furioso con que la dirección laborista sea cómplice facilitando el Brexit".

Escasa lucha antisemita


El segundo punto en disputa recae en una denuncia al movimiento por ser "institucionalmente antisemita", con críticas que se refieren al poco manejo de Corbyn en estos asuntos a nivel interno.

El Partido Laborista se enfrentaba hace meses a una investigación en su contra por "delitos de odio antisemita", a raíz de diversos mensajes antipáticos en internet publicados por miembros de su formación. Esto llevó a que se realizarán indagaciones internas desde noviembre pasado.

Varios de los que abandonaron el grupo son judíos, por lo rechazan expresamente la animadversión hacia esta comunidad religiosa por parte de personas de las filas del grupo.

"Esta ha sido una decisión muy difícil, dolorosa pero necesaria", sostuvo Berger quien agregó que estaba "avergonzada de representar" al partido y que dejaba atrás "una cultura de acoso, intolerancia e intimidación".

A Corbyn también se le ataca por no actuar con suficiente dureza ante los comentarios antisemitas, lo que ya había provocado la dimisión del diputado laborista Frank Fiel por "no hacer nada ante el deterioro de nuestros valores fundamentales".

Ante estos cuestionamientos, el líder laborista, que ya había sido criticado por ser defensor de la causa palestina, intentó sofocar la crisis
expulsando a miembros del partido que habían emitido opiniones en contra del judaísmo.

Habrá que esperar para ver la resolución del conflicto, que podría ahondarse ya que el escindido grupo buscaría que se uniera a ellos otro contingente de opositores a Corbyn, ocasionando una crisis mayor a la que ya se enfrenta el Partido Laborista.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores