Los destituidos, los respaldados y los cuestionados: La situación de los ministros de Salud de Sudamérica ante crisis por covid-19

Mientras aún se espera que el coronavirus se expanda todavía más en la región, son varias las autoridades sanitarias que han pasado por complejos momentos e, incluso, han debido enfrentarse con sus propios gobiernos.

06 de Abril de 2020 | 08:03 | Redactado por Ramón Jara A., Emol

De izquierda a derecha: Elizabeth Hinostroza (Perú), Catalina Andramuño (Ecuador), Ginés González (Argentina) y Luiz Henrique Mandetta (Brasil).

Emol
No hay dudas de que, en una crisis como la ocasionada por el brote de covid-19 en todo el mundo, las autoridades sanitarias de cada país han tomado un rol preponderante y decisivo en la toma de acciones para hacer frente a la pandemia y así evitar que el número de decesos avance de forma estrepitosa y la emergencia termine en catástrofe.

En Chile, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, ha sido el rostro principal del Gobierno desde que se registró el primer caso de coronavirus en el país, hace ya un mes. Desde entonces, ha aparecido todos los días en los medios de comunicación dando a conocer el avance de la enfermedad en el país y las acciones que está tomando el Ejecutivo para prevenir daños mayores.

En esa línea, también ha protagonizado diversos enfrentamientos públicos con otras autoridades públicas, como la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, a quien trató de "mentirosa" luego de informar sobre una supuesta muerte por coronavirus en su comuna. Asimismo, el ministro ha sido objeto de críticas de distintas entidades que acusan una pasividad del Gobierno ante el avance del covid-19 en el país.

No obstante, ha contado con el apoyo de su jefe, el Presidente Sebastián Piñera, quien ha destacado el accionar de las autoridades sanitarias en el país. "Creo que Chile es el país que ha hecho más test por habitante en América Latina y eso está significando una tasa de positividad del orden del 4,1%", remarcó.

Y así como Mañalich, varios de sus colegas de Sudamérica también han estado expuestos al ojo crítico. Algunos, han sorteado con cierto éxito, mientras que otros han sido destituidos y uno incluso ha debido enfrentarse a su propio Presidente para poder impulsar una estrategia efectiva.

Perú y Ecuador: Las que se fueron

Catorce días después de que se registrara el primer caso de coronavirus en su país, el pasado 20 de marzo el Presidente de Perú, Martín Vizcarra, dio un golpe de timón y ordenó la destitución de su hasta entonces ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza, en medio de la serie de medidas que estaba tomando para enfrentar al covid-19, incluyendo un toque de queda y una cuarentena que aún perduran.

"Hoy haremos un cambio importante en el Consejo de Ministros, la ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza. Queremos agradecerle su trabajo y entrega, pero una evaluación rigurosa de los acontecimientos nos obliga a tomar la decisión de que la reemplace otro profesional, médico también pero experto en Salud Pública", enfatizó el Mandatario, quien puso al mando de la cartera al reconocido médico Víctor Zamora, "un profesional con experiencia".

Las categóricas palabras de Vizcarra evidenciaron el problema que tuvo Hinostroza en los escasos cuatro meses que estuvo liderando el ministerio. Desde que llegó el coronavirus a Perú, la entonces funcionaria fue objeto de críticas de los gremios de la salud por la escasa preparación del sistema sanitario en los meses anteriores a la pandemia.

No obstante, el mayor escándalo ocurrió un día antes de la salida de la ministra, con la muerte de una persona que pasó varios días en su casa esperando que se le entregara el resultado de un examen de coronavirus. Esa fue la gota que rebasó el vaso y que aceleró la salida de la doctora.

Dos días después, Ecuador también se quedó sin autoridad sanitaria, luego de que el Gobierno de Lenín Moreno aceptara la renuncia de la ministra de Salud, Catalina Andramuño, quien reclamó poco apoyo de parte de muchos funcionarios del Ejecutivo.

En su carta de renuncia, reproducida por el diario ecuatoriano El Comercio, la ex ministra explicó que "durante la crisis del covid-19, los postulados técnicos y médicos para enfrentarlo no encontraron eco en muchas instancias del Gobierno. Con este antecedente, también me resulta inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de salud pública y de la realidad frente a esta situación".

La profesional aseguró que su ministerio venía preparándose para la llegada del covid-19 "desde diciembre de 2019", sin embargo, "enfrentar una emergencia sanitaria sin recursos es complicado". "Hasta el momento no se ha recibido ninguna asignación presupuestaria por parte de la autoridad competente, para el manejo de la emergencia", agregó.

Arandramuño fue reemplazada por Juan Carlos Zevallos, que actualmente se encuentra en un escenario bastante complicado, con más de 150 muertos, la mayoría de Guayaquil, donde los últimos días se desató una crisis de gigantescas proporciones, con cuerpos hacinados en las calles y otros descomponiéndose en sus hogares, mientras las morgues, funerarias y cementerios no dan abasto.

Argentina: Criticado, pero respaldado

La situación de Ginés González García es bastante particular. Con la llegada de Alberto Fernández a la Presidencia argentina, este médico de profesión tomó el liderato del Ministerio de Salud por expresa petición del Mandatario, tal como lo hiciera durante el gobierno de Néstor Kirchner. "No conozco a nadie que sepa más que Ginés de eso", dijo el gobernante en diciembre del año pasado.

Pero a pesar de su vasto currículum, González García partió la crisis del coronavirus con el pie izquierdo, principalmente por una desafortunada frase que lo marcó: "Hay una situación de mucho miedo, que nos preocupa a todos, pero a mi modo de ver es innecesario tanto temor".

De hecho, para muchos analistas, Argentina comenzó la emergencia con bastante tibieza, pero poco a poco el Gobierno ha ido endureciendo su política, con medidas como el cierre de fronteras y la cuarentena total. Junto con eso, el ministro de Salud fue perdiendo notoriedad.

No obstante, Fernández decidió blindar completamente a su ministro: "Cometió el pecado de la honestidad. Los expertos a los que consultamos nos habían dicho en enero que el virus moría a los 24 grados y que las posibilidades de que llegara al país eran casi nulas. Lo que dijo Ginés fue lo que dijo la comunidad científica", dijo.

"No lo cambio ni loco. Ginés es el mejor ministro que puede tener Argentina. Es el que más sabe de salud pública".

De todos modos, la mayor exposición mediática la ha tenido el propio Presidente trasandino, quien decidió darle mayor visibilidad a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, según reporta la prensa trasandina. Ginés González, entonces, ha seguido apareciendo en los medios, pero con menos frecuencia.

Brasil: Desencuentros con Bolsonaro, pero con apoyo popular

El caso del ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, es todo lo contrario a lo que pasa con su par argentino, ya que cuenta con un amplio respaldo popular, mas no con el apoyo de su jefe, el Presidente Jair Bolsonaro.

Desde que comenzó la crisis, el Mandatario brasileño ha minimizado los efectos del coronavirus, tratándolo de "gripecita" y haciendo un llamado a no detener la actividad comercial e industrial en el país, trenzándose en enfrentamientos públicos con gobernadores y la máxima autoridad sanitaria.

Y es en esa situación donde Mandetta ha estado en una posición bastante incómoda. A diferencia del gobernante, el ministro ha promovido las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, por lo que se ha manifestado a favor del "máximo distanciamiento social".

"Yo solo trabajo con lo que es ciencia", ha afirmado el titular de Salud, cuya postura le ha valido un amplio respaldo ciudadano en las encuestas, a diferencia de Bolsonaro.

Pero el Presidente mantiene su postura e incluso mandó un mensaje a Mandetta: "No pretendo destituirlo en medio de la guerra (...) Ninguno de mis ministros es insustituible. En algún momento, Mandetta se extralimitó. Tendría que escuchar más al Presidente de la República, le está faltando un poco más de humildad".

Momentos complejos para varios ministros sudamericanos, mientras aún se espera un escenario peor. Sólo el tiempo dirá si su gestión dio buenos resultados.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores