Doble estafa telefónica en La Dehesa: Familia acusa "secuestro virtual"

En una misiva enviada a través de las redes sociales, Claudia Tarud, madre del universitario afectado, calificó de "delito grave y premeditado", lo ocurrido. En tanto, el fiscal Augusto Sobarzo explicó que desde un principio se ordenó a Carabineros que traten el caso como un "procedimiento de secuestro".

14 de Agosto de 2015 | 12:22 | Por Francisco Águila V., Emol
SANTIAGO.- Un "secuestro virtual". Eso es lo que la familia del joven José Pablo Avaria Tarud (19) aseguró que fue lo que ocurrió en la tarde de este jueves, luego de que el estudiante universitario del sector La Dehesa de Lo Barnechea sufriera una estafa telefónica.

El universitario fue engañado por delincuentes que le aseguraron que su padre había sufrido un accidente, mientras en paralelo la misma banda extorsionaba a su progenitor.
  
En una carta enviada por las redes sociales este viernes -cuya veracidad fue confirmada por Emol-, y que está firmada por la madre del joven afectado, Claudia Tarud aseguró que su hijo estuvo durante "siete horas sometido a la voluntad" de los  delincuentes.  

En la misiva, junto con agradecer a quienes estuvieron a su lado y a Carabineros –que finalmente aclararon que se trató de un cuento del tío-, Claudia Tarud deslizó una crítica al sistema, señalando que "tratar esto como un simple cuento del tío a través del cual robaron unos TV, no ayudará a nuestra sociedad a combatir este delito". 

"Esto sí fue un secuestro, operado de un modo virtual a través del cual tuvieron a nuestro hijo 7 horas sometido a su voluntad, por medio de una presión y amenazas extremas que él pudo tolerar (...). Al mismo tiempo tuvieron sometido a su papá por 5 horas, negociando un rescate, dando vueltas por Santiago, amenazado de muerte", añadió en el escrito.

A juicio de la madre del joven –por quien se movilizó un amplio contingente policial, luego de que el caso se masificara en las redes sociales- lo ocurrido "es un delito grave, premeditado y articulado por muchos delincuentes asociados para cometerlo".

Asimismo, pidió a las autoridades que "asuman la responsabilidad de combatir estos delitos graves de manera seria".

Procedimiento por secuestro  

El fiscal de la zona metropolitana Oriente Augusto Sobarzo explicó que en un principio y tras la denuncia hecha por el padre de la víctima, quien denunció llamados extorsivos en su declaración a Carabineros, se ordenó a la policía uniformada el trabajar el caso como un procedimiento por secuestro.
  
"La fiscalía se sitúa siempre en el peor escenario y esa fue la instrucción que se dio a Carabineros, para que trabajara con el OS-9 y Labocar", sostuvo el persecutor, que agregó que se trató finalmente de un doble "cuento del tío".

Junto a esas unidades, también trabajaron equipos de la Dirección de Investigación Policial de Carabineros (Dipolcar), los que acompañaron al padre de la víctima en su búsqueda por su hijo.
 
La estresante búsqueda entre Lo Barnechea y Puente Alto 

De acuerdo a los antecedentes oficiales, el caso se inició a eso de las 16:30 horas, cuando Carabineros llegó hasta la casa de las víctimas en la calle Manuel Guzmán Maturana, donde se entrevistaron con una hermana del joven, quien les señaló que sujetos ingresaron a su domicilio, sustrayendo tres televisores, parlantes y una consola de Play Station.

Además, aseguró que José Pablo debería estar en el lugar, así como también un automóvil marca Chevrolet. 

En ese momento se iniciaron las diligencias para ubicar al joven universitario, que momentos antes había recibido una llamada de los sujetos que se hicieron pasar por Carabineros, los que le aseguraron que su padre había tenido un accidente de tránsito y que él debería entregar dinero o especies para evitar una demanda.

Asimismo, le dijeron éste estaba inconsciente, que no podía hablar con él, y que debía dejar las especies y el vehículo en las cercanías de la estación de Metro Pedreros, en Macul.

Mientras iba hacia ese sector, los delincuentes le solicitaron el teléfono celular de su padre. Fue en ese momento en que otro miembro de la banda comenzó a llamar a extorsionar al progenitor, exigiendo un botín de $5 millones por el rescate.

Así, la segunda víctima reunió el dinero y en compañía de efectivos del OS-9 y Dipolcar se trasladan hasta la comuna de Puente Alto a solicitud de los antisociales.

Paralelamente, el universitario comenzó un periplo por varios recintos asistenciales en busca de su padre. Los delincuentes en ningún momento le permitieron interrumpir la llamada, manteniéndolo constantemente bajo presión.

La misma situación, en tanto, ocurrió con su papá, que una vez en Puente Alto, comenzó a caminar por diferentes calles junto al personal policial para hacer entrega del dinero.

Estaba en esa faena, cuando uno de los efectivos policiales que lo acompañaban recibió una llamada desde el hospital Sótero del Río. Era el carabinero de guardia en el recinto asistencial que se contactó con él para contarle que hasta el lugar había llegado un joven de Lo Barnechea, en busca de su padre y que correspondía a las características de José Pablo Avaria Tarud.

Ese fue el momento cuando –a través de los teléfonos policiales- padre e hijo lograron comunicarse, tras horas de engaños y frenética búsqueda, aclarándose el caso.

Diligencias 

En las últimas horas, los efectivos de Labocar realizaron peritajes dactilares al vehículo del joven, que fue encontrado en el mismo lugar en el que fue dejado por el universitario, pero las especies no estaban.

En definitiva, los antisociales sólo lograron hacerse con un televisor, parlantes y una consola de Play Station, pese a que iban por más de 5 millones de pesos.

También se realizaron diligencias en el domicilio del lugar, mientras que por su parte la fiscalía metropolitana Oriente ya ordenó peritajes a los números telefónicos utilizados por la banda delictual, cuyo paradero aún se desconoce.   

"Episodios como éste van a seguir pasando. No sólo porque las víctimas no tienen conocimiento de la forma cómo operan estas bandas criminales, sino porque juegan con la sensibilidad de las víctimas y en algunos casos están altamente preparadas, es decir hay medios de información abiertas a través de Internet que estos sujetos reúnen nombres y  teléfonos", dijo al final de su alocución, el fiscal Sobarzo, a modo de advertencia.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores