Envidia y acuerdos no cumplidos: La vieja rivalidad entre Elizalde y Díaz que revivió tras la elección interna del PS

Desde los años ‘90, ambos han competido por destacarse al interior del partido desde distintos bandos. Y pese a que en distintos momentos han intentado acercarse, actualmente están enfrentados en medio de los polémicos comicios de la colectividad.

29 de Mayo de 2019 | 08:01 | Por Felipe Vargas Morales, Emol
Emol.
SANTIAGO.- Uno tiene 49 años, y el otro 48. El primero fue ministro Secretario General de Gobierno, y el segundo, también. Ambos fueron destacados dirigentes juveniles en los ‘90, apuntados como líderes de una nueva generación y luego compitieron palmo a palmo por un espacio en la dirección del Partido Socialista (PS).

Y si bien al comienzo fue una sana competencia y en el camino buscaron asociarse, desde hace una década mantienen serias diferencias. De acuerdo a sus cercanos, la relación entre el actual presidente del PS, Álvaro Elizalde, y el diputado Marcelo Díaz, es de franca rivalidad e incluso, de envidia mutua.

Ese sentimiento se ha visto agudizado en los últimos días, en que Díaz ha actuado como apoderado de la lista de oposición a Elizalde, liderada por Maya Fernández. Bajo ese cargo, ha apuntado a la ineficiencia y falta de transparencia de la directiva encabezada por el senador por la demora en los resultados de las elecciones internas.

Ante esos reproches, en el oficialismo no son pocos quienes aseguran que el tono duro utilizado por el ex embajador de Chile en Argentina durante estos días –en los cuales no ha descartado un posible fraude electoral- tiene que ver con la mala relación que mantiene con el timonel socialista, que data desde hace años.

Un dato que puede ser clave para entender el estado actual de la situación ocurrió en marzo del año pasado, cuando Díaz le pidió a Elizalde que respaldara su aspiración de convertirse en presidente de la Cámara de Diputados. En ese momento, el líder del PS decidió apoyar a Maya Fernández, lo cual reactivó el rechazo en el parlamentario.

Desde el entorno del senador, señalan que desde esa fecha Díaz se ha jugado por hacer una férrea oposición a su gestión, la cual incluyó una solicitud para revisar los estados financieros del partido, entre otras gestiones, pese a que Elizalde fue quien respaldó su candidatura a diputado por Valparaíso, aseguran.

“Nunca han tenido buena relación, pero él es diputado porque nuestro sector le dio el cupo. No tenía cómo ser diputado, anduvo recorriendo Chile y nadie lo quería porque es muy conflictivo. El envidia a Álvaro, siempre ha querido ser presidente del PS, pero nunca va a serlo, porque no tiene respaldo interno”, acusan.

Asimismo, señalan que no se entiende por qué Fernández lo nombró apoderado de su lista, considerando que estuvo todo el año peleado con ella por ganarle la presidencia de la Cámara. También dicen que ella le pidió a Díaz que fuera el candidato, "pero no se atrevió, porque en el PS no es muy querido porque es destructivo”.

La mano de Bachelet y los acuerdos no cumplidos


Otro dato que aportan desde el sector de Elizalde ocurrió en 2009. Después de la dolorosa derrota presidencial de la Concertación, la vieja guardia dio un paso atrás y fue el turno de la "nueva generación". En ese grupo apareció Fulvio Rossi, Elizalde y Díaz, quienes junto a Osvaldo Andrade compitieron por la presidencia PS.

Sin embargo, Rossi, del sector Renovados, pactó con Andrade de la Nueva Izquierda. Ante ello, Elizalde, por parte del Tercerismo, llegó a un acuerdo con Díaz, de "Nuestra Revolución". La idea era que el que sacara menos votos que el otro, tenía que apoyarlo para ingresar a la mesa directiva en 2010.

El actual líder obtuvo la segunda mayoría después de Andrade, pero de acuerdo a los cercanos del senador, Díaz no lo apoyó. "Llegamos a acuerdo, pero él no lo cumplió. Acordamos ir juntos en la interna y el que tuviera más votos iba a apoyar al otro para integrar la mesa, pero no lo apoyó en el comité central".

No obstante, desde el sector de Marcelo Díaz refutan esas versiones y aseguran que quien cometió "traición" fue Elizalde. "En la elección pasada de 2017, cuando Álvaro ganó, Marcelo fue parte de la lista y ahí hubo un quiebre. Elizalde no cumplió nada de lo que el prometió a Díaz, que iba a integrar la mesa", aseguran.

Un detalle que explicaría ese hecho, dicen, es el encono que el senador guardaba desde 2015, cuando la ex Presidenta Michelle Bachelet decidió sacarlo de la Segegob y reemplazarlo precisamente por Díaz. A juicio de los cercanos al diputado, ese hecho fue un golpe especialmente doloroso para el líder socialista.

"Álvaro consideró que esa decisión de la Presidenta fue una deslealtad, considerando el historial de diferencias que mantenía con Marcelo. No se soportan, ambos se tienen envidia, es mutuo", dicen, junto con destacar que Elizalde siempre reconoció y vio con recelo los atributos comunicacionales y el carisma del parlamentario.

Asimismo, aseguran que la reaparición de esta rivalidad es funcional al líder PS, a quien acusan de querer ganar tiempo con el retraso en la entrega de los resultados de las elecciones. "Esta es una batalla político-comunicacional. Mientras más pasan los días, instalan esta tensión y lo hacen una batalla personal", concluyeron.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores