EMOLTV

"Con mi plata No" y reforma de pensiones: "El Gobierno no está escuchando a los trabajadores, muy similar a la Convención"

Si bien el vocero del movimiento Francisco Orrego, valoró el aumento de la PGU, insistió en que el 6% adicional debe ir a la cuenta de cada trabajador y defendió la libertad de elección. "En los titulares ya estamos preocupados", dijo sobre el proyecto, añadiendo que "tenemos que esperar la letra chica".

03 de Noviembre de 2022 | 14:38 | Por María Cristina Romero, Emol
imagen

Francisco Orrego, vocero de "Con mi plata No".

Las Últimas Noticias/ Archivo.
Pese a que fue rechazada por la Convención, "Con mi plata No" se convirtió en la Iniciativa Popular de Norma con más adhesión, al reunir 60.852 firmas, bajo la premisa de asegurar la propiedad de los ahorros previsionales de los chilenos. Mismo eje que el movimiento rebate de la reforma previsional presentada anoche por Gobierno.

"Hasta el momento tenemos los titulares y tenemos que esperar la letra chica", manifestó a Emol el vocero del movimiento "Con mi plata No", Francisco Orrego, sobre el proyecto de La Moneda, aunque acotó que "en los titulares ya estamos preocupados".

En ese contexto, recalcó que "yo creo que el Gobierno no está escuchando a los trabajadores y es muy similar a lo que pasó con la Convención, que tampoco quiso escuchar".

Sin embargo, Orrego también reconoció que en el anuncio hecho por el Presidente Gabriel Boric, "hay noticias que sin duda van en el camino correcto", como el aumento gradual a $250 mil de la Pensión Garantizada Universal (PGU).

"Es una noticia excelente para el país, sobre todo pensando en que se está financiando, en lo que nosotros hemos insistido de forma sistemática, a través de impuestos generales. Cuál es la gracia, bueno es que es una solidaridad real, de verdad efectiva y que se paga a través de todos los chilenos. Esa es una buena noticia y creemos que la solidaridad tiene que estar encaminada en ese sentido y esperamos que se apruebe lo antes posible, porque va a subir las pensiones ahora", sostuvo Orrego.

El vocero es partidario de que en el Congreso se separen las mejoras a la PGU, de la reforma previsional para darle una tramitación mucho "más expedita" a la primera, tal y como pide la oposición.

Los reparos a la propuesta

Respecto a la reforma estructural al sistema de pensiones que se propone, Orrego comentó que "estamos preocupados por el destino del 6% de cotización adicional. Hemos sostenido como agrupación que es más justo y solidario que esta plata vaya destinada a las cuentas de capitalización individual de cada trabajador por cuanto la rentabilidad que se otorga es mayor".

"Depositando en las cuentas individuales podríamos aumentar las pensiones de los trabajadores lógicamente en un largo plazo, pero tiene la ventaja de que es de propiedad de cada trabajador, de qué es heredable y que tendríamos la posibilidad de libertad de elección", explicó el vocero.

Sobre la propuesta del Gobierno, dijo que les "preocupa que el 6% vaya a un fondo común, en modalidad de cuentas nacionales, que quiere decir que no va a ser de propiedad de los trabajadores, no va a ser heredable. Y aparte el Gobierno está sosteniendo que su administración va a ser por un ente estatal, entonces no va a haber libertad de elección por parte de los trabajadores".

Teniendo como referencia su experiencia con la Convención, Orrego planteó que "para que una reforma al sistema de previsión y de seguridad social funcione y sea sostenible en el tiempo, requiere sin duda legitimidad social, vale decir, hacer eco de lo que son las demandas de los trabajadores. Las encuestas te muestran que 9 de cada 10 trabajadores considera que la cotización tiene que ir íntegramente destinada a sus cuentas de capitalización individual, porque sienten que es fruto de su esfuerzo".

Además, el vocero de "Con mi plata No", cree que deben haber una mayor cantidad gestores privados que administren los fondos de los trabajadores para asegurar competencia y que las personas puedan elegir libremente: "Dan lo mismo las AFP, me interesa que haya libertad de elección".

Incluso, apuntó, que están de acuerdo con que el Estado, "tenga una administradora que se encargue de competir en igualdad de condiciones con el resto de los actores es fundamental, porque así podemos ir comparando las rentabilidades".