Francia debate estándares de peso para las modelos

El país galo es considerado el promotor de la "delgadez de París" en las pasarelas, o sea, modelos que deben cumplir estándares distintos al resto de otras naciones.

23 de Marzo de 2015 | 09:44 | NYTimes
Agencia
Francia, que a menudo parece tener estilo y elegancia grabados en su código genético, está enfrentando de nuevo uno de los lados oscuros de la moda: la glamurización de mujeres demasiado delgadas.

El Parlamento francés debate una legislación que efectivamente fijaría pesos mínimos para mujeres y niñas para trabajar como modelos, medida que partidarios de la iniciativa dicen que es necesaria para combatir la persistencia de la anorexia.

Si se vuelve ley - cuenta con el apoyo del gobierno socialista del Presidente François Hollande -, las agencias de modelaje y casas de moda que dan empleo a modelos cuyos índices de masa corporal no cumplan con las normas mínimas enfrentarían castigos penales.

Israel ya prohíbe el uso de modelos con bajo peso y menores de edad, en tanto otros países, incluyendo Italia y España, han considerado legislación similar a la que se considera en Francia pero, por ahora, siguen apoyándose en pactos voluntarios con la industria de la moda.

Si Francia aprueba la legislación, eso casi seguramente elevaría el debate a un nuevo nivel, particularmente en París, la capital espiritual del mundo de la moda.

Un esfuerzo por transmitir estipulaciones similares en 2008 se vino abajo luego de duras críticas por parte de la industria de la moda. "No podemos resolverlo con una ley, pero podemos dar comienzo a una política de salud pública para prevenir y proteger, así como limitar, el número de quienes sufren de anorexia", dijo Olivier Véran, neurólogo e integrante de la Asamblea Nacional, la cámara baja del parlamento.

Él es el autor de la cláusula en contra de la anorexia, que forma parte de una extensa ley de salud que se debate en la Asamblea Nacional. Estimó que entre 30,000 y 40,000 personas sufren de anorexia en Francia.

La legislación propuesta usaría como su base estándares de índice de masa corporal para determinar si una modelo era demasiado delgada y fijaría castigos penales por contratar modelos que cayeran debajo de las normas determinadas por la ley.

El índice sugiere que una mujer de 1.70 metros de altura debería pesar al menos 54 kilogramos. Sin embargo, los estándares finales que serían legales tendrían que ser determinados por las autoridades de salud francesas, las mismas que pudieran ajustarlas para factores como el tamaño del hueso.

Los trasgresores tendrían que pagar una multa de alrededor de 83,000 dólares y servir hasta seis meses en prisión.

La lucha en torno a la apariencia y salud de modelos de moda difícilmente es nueva. Se volvió más pública en 2006 tras las muertes de dos modelos, una brasileña y una uruguaya, lo cual desató una ola de normas voluntarias en la industria y el esfuerzo en algunos lugares, incluida Nueva York, por usar modelos de apariencia más saludable.

La muerte en 2010 de una modelo y actriz francesa, Isabelle Caro, quien en un punto dado peso apenas 25 Kg, alimentó más llamados por medidas para encontrarle solución a la anorexia. Hasta ahora, la industria de la moda se ha opuesto a legislación para buscarle solución al tema, aunque diversos diseñadores han hablado a favor de usar "modelos saludables" y promover estilos de vida saludables.

No hay base de datos oficial de la altura y peso de las modelos, y con normatividad en aumento en contra del uso de modelos bajas de peso, la mayoría de las modelos y agencias son reservadas con respecto al tema.

Muchos en la industria, sin embargo, dicen que varias de las supermodelos principales probablemente pesarían menos del umbral saludable fijado por el índice de masa corporal de alrededor de 18 o 18.5

Figuras ampliamente publicitadas de modelos, como Kate Moss en la cúspide de su carrera en la moda, indican que ella habría tenido un índice de masa corporal de 15 a 16, lo cual era similar al de Twiggy, supermodelo de los años 60. Se h dicho que modelos más recientes, como Naomi Campbell y Gisele Bündchen, tienen un índice de masa corporal de entre 16 y 17.

Un índice de masa corporal menor de 18 puntos no necesariamente significa que esa persona tiene un desorden alimenticio.

La Unión Nacional de Agencias de Modelaje en Francia emitió una declaración informando que estaba cumpliendo con una carta voluntaria que desalienta el uso de modelos anoréxicas y que fue aprobada por el gobierno en 2008.

La declaración también leía que aún se tenía que determinar un peso mínimo que fuera apropiado para las modelos. "La anorexia es una enfermedad mental que no puede combatirse mediante una 'aritmomanía'", decía la declaración de la unión.

Se pronunciaba por que el mundo de la moda asumiera un enfoque uniforme en el ámbito internacional y deploró el uso de medidas "selectivamente represivas", refiriéndose a las que están siendo consideradas actualmente.

Telefonemas a 10 agencias de modelos con oficinas en París no encontraron a nadie dispuesto a responder a preguntas sobre el tema. Elite, prominente agencia internacional, dijo a través del secretario de su portavoz en París, Celine Rousseau: "No deseamos comentar sobre esta noticia".

Cuando algunos diseñadores internacionales han sido cuestionados con respecto al problema, como Karl Lagerfeld en una entrevista de 2012, han negado que hubieran trabajado alguna vez con modelos anoréxicas. Incluso una ojeada a fotos de la reciente Semana de la Moda en París (Fashion Week) revela a muchas mujeres cuyos cuerpos casi carecen de curvas y cuyos rostros tienen huecos donde debería haber mejillas.

Sin embargo, sea o no que existe una conexión entre imágenes de la moda de mujeres y el persistente fenómeno de decena de miles de mujeres jóvenes principalmente, pero no exclusivamente, en países industrializados de Occidente que padecen de anorexia es difícil precisar e improbable que sea detenido solo mediante un aumento en el peso de las modelos, dijeron psiquiatras galos.

Ellos recomendaron una diversidad de medidas para atacar el problema. "Tener una modelo con tres kilos más no es lo que resolverá el problema", dijo Marie Rose Moro, psiquiatra infantil y la directora de la Maison de Solenn, instalaciones residenciales que atienden desórdenes y otros problemas de salud mental en personas jóvenes.

Hay "algo similar a una tiranía trasnacional de delgadez", dijo Moro, agregando que a diferencia de eras anteriores, tener una figura "redondeada" actualmente es equiparado con una falta de autocontrol y con "exceso, obesidad y mala salud".

Marcel Rufo, psiquiatra con una clínica en Marsella para adolescentes con anorexia u otros problemas, dijo creer que la población estaba buscando una explicación para la búsqueda infantil de la delgadez.

Notó la proliferación de publicaciones en blogs y en Twitter promoviendo la idea de que las niñas deberían tener un espacio entre sus muslos cuando se paren con las piernas juntas y que sus estómagos deberían ser cóncavos.

"Padres de familia, las autoridades públicas y funcionarios en la Asamblea Nacional quieren encontrar una causa, algo a lo que puedan culpar", dijo Rufo. "Así que, uno designa la moda como la culpable, pero yo creo que es mucho más complicado que eso", concluyó.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores