¿Tienes dificultad para ir al baño? Conoce qué puedes estar haciendo mal

Un kinesióloga entrega las pistas para saber si eres uno de los tantos afectados por el tránsito lento y entrega tips para solucionarlo.

20 de Mayo de 2015 | 17:10 | Emol
Fotobanco
Hinchazón abdominal, sensación de pesadez… Quienes sufren de estreñimiento ya conocen estas molestias en el día a día, y más de alguno ya habrá tratado de aliviarlos con los clásicos yogurt para combatir el tránsito lento, mucha fibra y una que otra receta de la abuela. Pero si pasan las semanas, y los problemas persisten, tal vez, hay algo que están haciendo mal. Y aquí, una kinesióloga aclara esos posibles errores.

Carolina Silva, quien además es especialista en disfunciones del suelo pelviano del Centro Miintimidad, explica primero cuáles son las características del hábito de ir al baño, que pueden alertar que algo no anda bien, como lo es ir menos de tres veces a la semana, que esas idas sean dificultosas y/o dolorosas o que sean "de consistencia dura".

"Esta alteración provoca desagradables síntomas (…) los cuales afectan la calidad de vida", aseguró Silva, antes de describir los cinco malos hábitos que se pueden estar haciendo en el baño, empeorando la "constipación".

1.- No conocer tu piso pélvico: "El piso o suelo pelviano es un conjunto de músculos, ligamentos y fascias que rodean los genitales y cierran la parte inferior del abdomen e intervienen en importantes funciones como la continencia/evacuación de orina y heces, el soporte de los órganos de la pelvis como la vejiga, el útero y el recto, y también intervienen en la función sexual", aclara la kinesióloga.

Es por este fundamental papel que juega, que es importante conocer el piso pélvico, ejercitarlo -para evitar la incoordinación muscular-. Como explica, se podría estar realizando una contracción cuando lo que debe pasar es una relajación en el momento de acudir al wc.

2.- Adoptar una mala postura durante la deposición: "Aunque no lo creas, probablemente no sabes cómo ir al baño", asegura la kinesióloga. La correcta forma sería no poner resistencia, ayudándose con una posición óptima.

"Lo primero que debes hacer es ubicar un piso debajo de tus pies cada vez que te sientes en el sanitario. La altura del piso debe hacer que tus rodillas queden más altas que tu cadera y cercanas a tu pecho", comenta.

3.- Pujar realizando un gran esfuerzo acompañado de apnea: Y porque todo tiene su técnica, a continuación, Silva describe cómo se realiza el acto de pujar, "soplando como si estuvieras inflando un globo", para evitar el aumento excesivo de la presión en el interior del abdomen y el debilitamiento de las fibras musculares del suelo pelviano.

4.- Postergar la deposición hasta llegar a casa: Basta de pudores. No se necesita mucha explicación para decir que cuando la naturaleza llama, se debe responder, sin importar si estás en un baño ajeno.

5.- No "mover" tu intestino: "Si llevas algún tiempo presentando constipación o deposiciones dificultosas, probablemente tu intestino grueso se ha vuelto un poco 'perezoso'. Para ayudar a que realice sus movimientos de peristaltismo y el tránsito intestinal se regule, debes realizar actividad física frecuentemente y consumir alimentos ricos en fibra como la avena, los cereales integrales, las ciruelas y las semillas de chía o linaza en tus jugos o en agua", aconseja.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores