EMOLTV

La ruta gastronómica alternativa desde Calama hasta San Pedro de Atacama

Conoce los mejores lugares que reúnen los sabores y tradiciones del norte.

20 de Mayo de 2016 | 10:11 | Por Catalina Wallace
Diversidad de productos, técnica y fusión es solo una parte de lo que los turistas encuentran en la gastronomía del norte grande, un área donde la estrella son los sabores locales y el rescate de antiguas tradiciones.
  • Alicanto, fusión boliviano-chilena

    Tímida pero con carácter o como dice ella, quitadita de bulla, así es Viviana Meneses la chef chileno-boliviana que está revolucionando la gastronomía en Calama desde los fogones de Alicanto el restaurante del nuevo hotel Doubletree By Hilton que comenzó a funcionar oficialmente desde marzo de este año.

    La chef aunque nació en Potosí, Bolivia, lleva viviendo en Chile 25 años y corre por su sangre los sabores de ambos países que intenta plasmar en sus platos, pero también hace un rescate de los productos norteños como el arrope de Chañar, el algarrobo o la rica-rica. Estos los mezcla con algunos del país vecino como el maní crudo, la papa chuño, papa oca, papa lisa, distintas variedades de ajíes y la quirquiña, similar al huacatay que se encuentra en Perú.

    En la carta de Alicanto, nombrado así en honor a una criatura mitológica que habitaba en el Desierto de Atacama, puede encontrar platos como el filete Alto Loa que es filete de res a la parrilla con salsa de chañar, acompañado de papas a la rica-rica, algunas veces, solo si tienen los ingredientes, preparan sopa de maní y también puede encontrar postres que es una de las especialidades de Viviana como la trilogía "recorriendo Chile", por un lado tiene helado de merlot, también papayas serenenses rellenas con mousse de mango de pica y una deconstrucción de mote con huesillo.

    Av. Balmaceda 2634, Calama. DoubleTree By Hilton Calama. 6003610001.

  • Baltinache, fusión indígena

    Baltinache es, quizás, uno de los mejores secretos escondidos de San Pedro de Atacama que se transmite de boca en boca. No está en la calle principal Caracoles, sino que un poco más alejado por Domingo Atienza en una pequeña pero acogedora casa, con la cocina a la vista y capacidad para atender a 22 personas que si quieren encontrar una mesa en este lugar, tienen que reservar. La pareja César Osandón y Marta Neculpan son quienes están a cargo de este restaurante.

    César le brinda el sabor atacameño a la comida y Marta aporta el toque indígena por su ascendencia mapuche. Ambos reúnen los mejores sabores de dos mundos, preparando platos con productos como chañar, algarrobo, papas moradas, quínoa, rica-rica, piñones, changles y murtilla. Usan desde carnes de caza como codornices y perdices hasta otras como guanaco o cordero. No tienen carta pero sí un menú de $11.000 donde se puede elegir una de las dos entradas, platos de fondo y postre.

    Puede encontrar platos como champiñones rellenos de centollón, maíz tostado y quínoa hasta brochetas de guanaco con salsa de carmenere salteado con romero. Toda una experiencia. Tienen un buen surtido de vinos.

    Domingo Atienza s/n con Palpana. 976582677/998710103. Miércoles cerrado.

  • Roots, al son de Bob Marley

    Roots se convirtió en un paso obligado para todo aquel que vaya a San Pedro de Atacama. Tiene una breve carta con ensaladas, crepes, sándwiches y las pizzas que son el principal atractivo del lugar.

    Lo que las caracteriza es que su masa tiene orégano, pero los ingredientes son más bien convencionales, por ejemplo la Jimmy Hendrix con queso, camarón, jamón serrano y ajo o la Led Zeppelin con camembert, cebolla caramelizada y rúcula. Más allá de la comida, lo que hace este lugar imperdible es su ambiente: relajado, buena música de fondo y una pared llena de imágenes de personajes ilustres como Nelson Mandela o Franz Kafka y otros no tantos como Pablo Escobar, marcan la pauta de los temas de conversación.

    La recomendación es poner un pie en San Pedro y pasar a disfrutar una de sus pizzas, para empezar a aclimatarse al relajo del norte.

    Toconao 459-B, San Pedro De Atacama. 959933679.

  • Ayllu, comer al aire libre

    Tienen un restaurante pero también una agencia de expediciones y a veces mezclan ambas cosas dando como resultado almuerzos rodeados de una naturaleza impresionante como lo es la Laguna Cejar.

    En Ayllu han puesto especial énfasis en la gastronomía y han querido innovar con los sabores del norte. Han creado una cerveza con rica-rica y también un menú que sorprende a los turistas que van en sus excursiones como a los visitantes de su restaurante. Acá se puede encontrar con platos como carpaccio de llama, pastas artesanales de algarrobo e incluso sushi de carne de llama y quínoa.

    Una buena alternativa es ir de noche a su local y sentarse al lado de la fogata que encienden junto a un pisco sour aromatizado con plantas del desierto.

    Toconao 479, San Pedro De Atacama. 552592781.

  • Lola, para cerrar la noche

    En Lola se puede encontrar desde una cafetería, un restaurante hasta un bar. La recomendación es ir en la noche cuando está en formato bar, es decir, cuando las luces están tenues, la música suena fuerte y ya casi no quedan mesas. Este es uno de los lugares de encuentro donde se juntan chilenos y extranjeros para compartir después de sus expediciones.

    Su menú es variado, tienen desde pastas, pizzas hasta tacos como el altiplánico relleno con frijoles negros, verduras salteadas, salsa de maíz y merquén. De altiplánico no tiene mucho, pero es sabroso. Y lo que sí hay que probar son sus pisco sour como el de rica-rica.

    Toconao 441, San Pedro De Atacama. 96112135.