Pymes piden al gobierno participación más activa en reactivación

El presidente de la Confederación Nacional de las Pequeñas y Medianas Empresas (CONAPYME), Héctor Moya, resaltó que si el Ejecutivo no emprende una acción más decidida en favor del sector, éstas aumentarán su actual grado de fragilidad y, por tanto, la cesantía seguirá aumentando.

18 de Mayo de 2000 | 16:50 | ORBE
VALPARAISO.- Una participación más activa del Gobierno en pos de fomentar la recuperación económica del país, plantearon los representantes de organizaciones de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) que participan en un encuentro organizado por la Cámara de Diputados.

El presidente de la Confederación Nacional de las Pequeñas y Medianas Empresas (CONAPYME), Héctor Moya, resaltó que si el Ejecutivo no emprende una acción más decidida en favor del sector, éstas aumentarán su actual grado de fragilidad y, por tanto, la cesantía seguirá aumentando, pues no tienen capital de trabajo que posibilite la contratación de personal.

Resaltó que la información más reciente entregada por la Superintendencia de Bancos respecto de la deuda vencida de las PYMES, es de julio del año pasado, ascendiendo a 400 millones de dólares, sin embargo, sostuvo que como la parte más dura de la crisis fue justamente en el segundo semestre, calculamos que debe superar los 800 millones de dólares.

Dijo que una de las soluciones que esperan del Gobierno es que el próximo 21 de mayo anuncie ante el Congreso Pleno el envío de un proyecto de ley destinado a crear un estatuto para las pequeñas y medianas empresas que represente "el inicio de la recuperación de la validez que este sector tiene en la economía nacional".

Indicó que también esperan el reconocimiento jurídico de las PYMES, medidas como la creación de un banco estatal de fomento como se da en Francia y el establecimiento de una ley de bonificación estatal de un 20 por ciento para la contratación de unos 150 mil trabajadores con un tope de 150 mil pesos como rango imponible y máximo de bonificación de 30 mil pesos.

Criticó que se está favoreciendo sólo a las grandes empresas, tanto a nivel de normativas como de préstamos, aún cuando los recursos hayan sido destinados a las PYMES, como el monto de 250 millones de dólares prestado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que es administrado por CORFO. Añadió que esta situación ha incidido en que el sector pierda en ventas nacionales medio punto por año, con lo cual las más de 500 mil pequeñas empresas facturan alrededor del 25 por ciento de las ventas en Chile y sólo 8 mil, el 75 por ciento restante.

En tanto, el presidente del Comercio Detallista, Rafael Cumsille, recalcó que este sector no ha logrado reactivarse para hacer frente a las deudas con los bancos. Dijo que este es un tema "urgente" e hizo un llamado a la banca privada a flexibilizar sus normas a la hora de considerar postulaciones a reprogramación de deuda o solicitud de préstamos.

"Se pide los antecedentes de declaración de IVA para saber cuáles son las ventas del negocio y en una situación crítica no se puede pretender que el comercio haya aumentado sus ventas", acotó.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores