Se complica panorama para la creación del ALCA

John Sweeney, presidente de la confederación sindical AFL/CIO, le declaró la guerra al ALCA y, en una conferencia de empresarios que invierten en América Latina, anunció una campaña para negarle al Presidente George W. Bush el mandato político para negociar el tratado.

08 de Mayo de 2001 | 19:54 | Reuters
WASHINGTON.- A tres semanas de la cumbre presidencial de Quebec, el panorama político para el Area de Libre Comercio de las Américas se oscureció de repente en Washington este martes con un ataque feroz de la principal central obrera y la resistencia de la mayoría del senado.

John Sweeney, presidente de la confederación sindical AFL/CIO, le declaró la guerra al ALCA y, en una conferencia de empresarios que invierten en América Latina, anunció una campaña para negarle al Presidente George W. Bush el mandato político para negociar el tratado.

Sin la llamada autorización del Congreso para negociar por la "vía rápida" será imposible concluir el ALCA en el 2005, como decidieron los 34 presidentes del continente en Quebec. "Tenemos el apoyo de nuestros trabajadores y de los trabajadores del mundo", afirmó Sweeney, quien sostuvo que el libre comercio con México había servido para explotar a mano de obra más barata y contaminar el medio ambiente mexicano.

"Vamos a seguir oponiéndonos a todos los acuerdos de comercio. Vamos a movilizar una campaña. Estamos ampliando nuestra alianza y estamos dispuestos a librar esta batalla", dijo, insistiendo en que el comercio libre no respeta a los derechos laborales ni la defensa del medio ambiente.

"Solamente los gobiernos y la gente en restaurantes caros están apoyando al ALCA", sostuvo. Sweeney dijo que en la actualidad no existe suficiente apoyo en el Congreso para otorgarle a Bush la "vía rápida", que fue negado al anterior Presidente Bill Clinton en 1997. Se espera que Bush lo pida al Congreso en los próximos días.

Senadores a la carga

En tanto, 61 senadores publicaron una carta que enviaron a Bush declarando su oposición a cualquier acuerdo comercial que debilite las leyes comerciales de Estados Unidos, entre ellos la controvertida ley contra el dumping (competencia desleal de precios).

Los senadores, casi las dos terceras partes de la cámara alta, afirmaron que las leyes, que son cuestionadas por países latinoamericanos, sobre todo Brasil, son piezas fundamentales de la política comercial de Estados Unidos.

Brasil, la mayor economía de América Latina sin cuya participación no existirá un ALCA, insiste en que Estados Unidos ponga en la mesa de negociaciones a estas leyes, que ha sido usados contra las importaciones de acero, jugo de naranja y calzados brasileños.

"Desafortunadamente, algunos de nuestros socios comerciales, muchos de los cuales tienen prácticas comerciales muy injustas, siguen queriendo debilitar estas leyes", dijeron los senadores. "Aunque son criticados a veces por nuestros socios comerciales, estas leyes en realidad promueven el comercio libre", dijo el senador demócrata Max Baucus, miembro de la Comisión de Finanzas.

Las autoridades estadounidenses decidieron el lunes aplicar aranceles compensatorias contra la miel argentina. El miércoles se espera otra decisión sobre la acusación de dumping entablada contra la uva chilena por productores de California.

Brasil, Argentina y Chile ven la legislación anti-dumping como una mera herramienta proteccionista aplicada de manera arbitraria para proteger sector que no pueden competir.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Don Evans, dijo que está abierto a examinar las leyes antidumping para segurar que son aplicadas justamente, Pero insistió en que son necesarios porque otros países subsidian a sus productores.

Difícil conseguir el Fast Track

El senador republicano George Allen, de Virginia, dijo que las perspectivas de obtener la "vía rápida" son malas. "No veo que salga este año, por que hay mucha oposición, sobre todo de los demócratas", dijo a Reuters.

La desaceleración de la economía de Estados Unidos también contribuirá a fomentar un renovado proteccionismo en la mayor economía del continente y otros países de la región, dijo el secretario de Economía de México, Luis Ernesto Derbez.

Hablando a los hombres de negocios del Consejo de las Américas, Derbez dijo que el proceso del ALCA, que los mandatarios quisieron impulsar en Quebec, enfrentará "factores negativos temporales" en los próximos meses.

El proteccionismo levantará su cabeza en Estados Unidos una vez que la desaceleración se haga sentir en un mayor desempleo, empresas débiles y acciones bursátiles en baja, dijo.

La oposición política también surgirá en otros países de la región, donde el menor crecimiento en el comercio dará fuerza a los políticos que "están convencidos de que una apertura más lenta de sus economías es una mejor opción de desarrollo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores