EMOLTV

Lenta liquidación de créditos impagos deprime el mercado de Tokio

Al finalizar el día el índice selectivo Nikkei bajó 216,08 puntos (2,1 por ciento) para cerrar en 10.215,71 puntos, mientras que el otro indicador general Topix, que agrupa los valores de la segunda sección, cedió 15,67 puntos y se situó en 1.030,78 puntos.

09 de Noviembre de 2001 | 07:34 | EFE
TOKIO.- La bolsa de Tokio padeció hoy fuertes pérdidas debido a la lentitud con que la banca liquida sus multimillonarios impagados, que entorpecen y debilitan la marcha económica del país.

Al finalizar el día el índice selectivo Nikkei bajó 216,08 puntos (2,1 por ciento) para cerrar en 10.215,71 puntos, mientras que el otro indicador general Topix, que agrupa los valores de la segunda sección, cedió 15,67 puntos y se situó en 1.030,78 puntos.

El volumen de negociación subió a 729 millones de acciones, frente a los 720 millones de ayer.

Bajaron de precio 1.176 títulos, mientras que 215 subieron y 77 repitieron cotización.

Según fuentes del mercado la fuerte caída que hoy padeció el grupo de banca, del 4,3 por ciento, representa el deseo generalizado de los inversores al gobierno de que saque adelante medidas que aceleren la liquidación de los impagados crediticios, arrastrados por todos los bancos comerciales japoneses desde finales de los 80.

Los analistas indicaron que el mercado cree cada vez menos al gobierno del primer ministro Junichiro Koizumi, pues todas las medidas que había prometido para combatir la crisis económico financiera nipona se están viendo o minimizadas o retrasadas.

Las ventas de los títulos de banca se aceleró al conocerse la revisión gubernamental del crecimiento económico para este año, que ha pasado de un crecimiento del 1,7 por ciento a una contracción del 0,9 por ciento.

La acción del Banco Asahi perdió 10 yenes hasta los 92 yenes en medio de cada vez mayores rumores de fuerte crisis en esa entidad, que podría ser absorbida por el banco Daiwa para evitar caer en una peligrosa quiebra.

Entre las ganadoras destacó Toyota Motor, tras haber anunciado ayer que sus beneficios aumentaron un 82 por ciento.