EMOLTV

Se entrega ex contador de la Enron

Richard A. Causey, de 44 años, entró poco antes del amanecer en la oficina de Houston del FBI, en compañía de un par de abogados para entregarse a las autoridades federales.

22 de Enero de 2004 | 12:32 | AP
HOUSTON.- Un ex contador de la Enron Corporation se entregó hoy a las autoridades federales por acusaciones vinculadas con la estrepitosa caída de la empresa energética en el 2001.

Richard A. Causey, de 44 años, entró poco antes del amanecer en la oficina de Houston del FBI, en compañía de un par de abogados. El grupo no formuló comentario alguno al entrar al edificio.

Causey debía haberse entregado hace dos semanas por acusaciones vinculadas con la investigación del Departamento de Justicia en torno a las actividades de Enron, iniciada hace dos años.

Pero su caso se pospuso debido a los problemas surgidos en la negociación de un acuerdo entre los fiscales y los abogados del ex ejecutivo financiero de Enron Andrew Fastow y de su esposa Lea, que era contadora de algunas unidades del conglomerado.

La semana pasada, los Fastow se declararon culpables en sus casos respectivos, y ello permitió a los fiscales pasar a ocuparse de las acusaciones contra Causey, dijeron fuentes allegadas a la investigación que declinaron ser identificadas.

Al igual que Andrew Fastow, Causey informaba directamente a los principales directivos de la empresa, Kenneth Lay y su sucesor Jeffrey Skilling. Causey y Fastow compartían la administración de las finanzas de Enron y se hallaban al mismo nivel ejecutivo.

No se pudo determinar de inmediato las acusaciones que enfrentará Causey.

"Rick Causey no ha hecho absolutamente nada ilícito y vamos a rechazar vigorosamente cualquier cargo que la fiscalía pueda presentar" en su contra, dijo el miércoles Mark Hulkower, uno de los abogados de Causey.

Andrew Fastow admitió que él y otros altos ejecutivos de Enron mintieron a los inversionistas acerca de las finanzas de la empresa para aumentar el valor de sus acciones, y que organizaron un plan para enriquecerse a expensas de los accionistas.

Causey fue uno de los muchos ejecutivos de Enron que se incorporaron al gigante energético después de ser empleado de Arthur Andersen LLP, la empresa encargada de las auditorías de Enron.

Causey comenzó su trabajo en Enron en 1991 como asistente de contraloría y fue nombrado jefe de contadores en 1999.

La empresa se desplomó a fines del 2001 en un mar de deudas ocultas, ganancias exageradas y trucos de contabilidad.