Aplauden en Argentina decisión de pagar a FMI y evitar cese pagos

El Gobierno decidió ayer martes "in extremis" pagar el vencimiento una vez que la directora gerente interina del Fondo Monetario Internacional (FMI), Anne Krueger, le indicó que recomendará al directorio del organismo que apruebe la segunda revisión del acuerdo crediticio que el organismo suscribió con Argentina en septiembre último.

10 de Marzo de 2004 | 07:57 | EFE
BUENOS AIRES.- Economistas argentinos aplaudieron la decisión de Buenos Aires de pagar un vencimiento por 3.100 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional, con lo cual evitó caer en cese de pagos con el organismo multilateral de crédito.

El Gobierno decidió ayer martes "in extremis" pagar el vencimiento una vez que la directora gerente interina del Fondo Monetario Internacional (FMI), Anne Krueger, le indicó que recomendará al directorio del organismo que apruebe la segunda revisión del acuerdo crediticio que el organismo suscribió con Argentina en septiembre último.

Parte del dinero que el país pagará ahora será reembolsado por el FMI el 23 de marzo, un día después de la reunión del directorio del organismo en la que se analizará el caso argentino.

"Una vez que el país tomó la decisión de seguir viviendo dentro de la comunidad financiera internacional porque no se puede estar fuera de los organismos de crédito", dijo a EFE Ricardo Fuente, economista de Ecolatina.

"Argentina había cumplido todos los puntos acordados en septiembre pasado y lo único que cabía era su aprobación del Fondo, que ahora estaba pidiendo otras cosas, como lo vinculado a la deuda en mora, que no estaba escrito en el acuerdo original", agregó.

Uno de los puntos clave para que el FMI manifestara su intención de aprobar la revisión de los objetivo del pacto era su exigencia de que Buenos Aires mejorara la oferta en el proceso de renegociación de la deuda que el país mantiene con acreedores privados por 88.000 millones de dólares, en cese de pagos desde fines de 2001.

En dos extensas conversaciones telefónicas, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, y Kirchner, acordaron con Krueger un marco que definirá en líneas generales las negociaciones que tiene pendiente Argentina con los acreedores privados.

Buenos Aires ha propuesto pagar sólo 25 centavos por cada dólar adeudado, oferta que es rechazada por los tenedores de bonos de la deuda soberana, que aspiran a recuperar al menos 35 centavos por cada billete estadounidense invertido.

El FMI aceptó ayer que un Comité Global de Acreedores de Argentina no tenga un trato preferencial, como había pedido inicialmente, y que septiembre próximo no sea la fecha límite para llegar a un acuerdo con los acreedores privados.

"A Argentina le conviene hacer la oferta a los acreedores ya, no en septiembre como pide el FMI. Sería mejor llegar a junio, cuando es la tercera revisión del acuerdo con ese organismo, con una propuesta avanzada", dijo a EFE el economista Orlando Ferreres.

El principio de acuerdo con el FMI establece que Argentina tampoco estará obligada a retener hasta el final a todos los bancos que formarán el sindicato de entidades que llevará la negociación con los acreedores y que podrán llegar a retirarse si muestran desacuerdo.

Las negociaciones entre Buenos Aires y Washington fueron muy intensas en las últimas horas y se mantuvieron en un clima de tensión y hermetismo.

"Hubo una situación tensa, de modo que el FMI mostrara que está haciendo un gran esfuerzo a favor de los acreedores, que son los que reclaman al Fondo haber negociado en forma egoísta porque cobra el 100 por ciento de su deuda y deja (a Argentina) un margen pequeño para atender a los bonistas", dijo a EFE el economista Pablo Tigani.

El pago de los 3.100 millones de dólares al Fondo Monetario representa el 20 por ciento de las reservas del país sudamericano.

Los portavoces oficiales de Argentina no proporcionaron mayores detalles del pacto alcanzado con el FMI, aunque dijeron que hoy darán a conocer un comunicado oficial.

Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de Chile, Ricardo Lagos, llamaron anoche por teléfono a Kirchner para felicitarlo por el principio de acuerdo alcanzado con el FMI.

El Gobierno argentino deberá ahora continuar su complicado pulso negociador con los acreedores privados, que no tardaron en hacerse escuchar ayer por medio del vicepresidente del poderoso Banco Central alemán, Jurgen Stark.

El vicepresidente del instituto emisor dijo en Buenos Aires, tras reunirse con funcionarios argentinos, que Argentina debe mejorar la oferta que realizó a sus acreedores para reestructurar la deuda si quiere negociar "seriamente".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores