EMOLTV

CNE protesta ante Argentina por corte de suministro de gas

En una carta dirigida al secretario argentino de Energía, Daniel Cámeron, el organismo sostiene que la reducción "contradice" acuerdos bilaterales y "daña profundamente" el proceso de integración entre ambos países.

02 de Abril de 2004 | 11:31 | EFE
BUENOS AIRES.- La Comisión Nacional de Energía presentó hoy una protesta en duros términos ante Argentina por la decisión de reducir de las exportaciones de gas a Chile para hacer frente a la crisis energética.

La reducción del suministro de gas a Chile "contradice" acuerdos bilaterales y "daña profundamente" el proceso de integración entre ambos países, dice una carta entregada por el director de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Luis Sánchez Castellón, al secretario argentino de Energía, Daniel Cámeron.

Desde ayer, miércoles, Argentina redujo unos 2,3 millones de metros cúbicos diarios de sus exportaciones de gas a Chile, medida que afectó compañías petroleras y generadoras de electricidad que abastecen a zonas del centro y norte chileno.

La carta, a la que tuvo acceso EFE, reclama además que "de manera urgente" que se tomen "todas las medidas que sean necesarias" para "garantizar un pleno y normal suministro de gas al mercado chileno", en concordancia con los acuerdos bilaterales y los contratos firmados por empresas privadas.

Desde ayer, jueves, Argentina redujo unos 2,3 millones de metros cúbicos diarios de sus exportaciones de gas a Chile, medida que afectó compañías petroleras y generadoras de electricidad que abastecen a zonas del centro y norte chileno.

"Dicha situación daña profundamente el proceso de integración energética (entre Argentina y Chile) y puede tener serias consecuencias en la seguridad del suministro y en la credibilidad del sistema en su conjunto", subraya la carta de protesta.

Dice que las normas de racionamiento aplicadas por Argentina para paliar su crisis energética, que también ha afectado a Uruguay, "contradicen los supuestos fundamentales" de la integración y "no son coherentes" con los acuerdos argentino-chilenos en esta materia.

Sánchez Castellón presentó la carta protesta durante una reunión que mantuvo hoy en Buenos Aires con Cámeron para analizar la situación de los contratos de exportación de gas argentino, que en un 90 por ciento se destina a Chile.

La reducción del suministro de gas a Chile, cuya duración no se ha definido, responde a un plan destinado a garantizar la provisión del hidrocarburo a la población, la industria, los generadores de electricidad y las estaciones de gas natural comprimido argentinos.

En este sentido, la carta de protesta chilena destaca que el acuerdo vigente establece "el principio de no discriminación respecto de los consumidores afectados" ante situaciones de déficit de abastecimiento de gas natural.

"Para garantizar el cumplimiento de este principio", el acuerdo vigente establece que "el gas a distribuirse" entre Argentina y Chile "debe mantener la proporcionalidad que se hubiese dado en condiciones normales" de abastecimiento, puntualiza.

Por tanto, subraya que el racionamiento aplicado en los últimos días "que prohíbe y restringe el suministro de gas a ciertas empresas, claramente no es compatible con dicho principio".

El miércoles pasado, la Secretaría de Energía argentina dispuso que las restricciones a la exportación de gas se aplicarán primero a las petroleras que no hayan cumplido con los compromisos de abastecer al mercado interno.

La disposición oficial señala que luego se avanzará con restricciones a aquellas compañías que han respetado los cupos de exportación y cumplido los compromisos de abastecimiento interno, pero ahora registran caídas en la provisión del hidrocarburo al mercado local.

Establece además que finalmente se aplicarán restricciones a aquellas petroleras que, aún cuando esté contemplado en sus contratos de exportación, estén vendiendo más que durante 2003.

A juicio de la CNE de Chile, estas resoluciones "han socavado las bases y reconocimiento de los acuerdos bilaterales alcanzados y a los contratos libremente pactados" entre empresas energéticas privadas.

La carta de protesta remarca además que las medidas tomadas por Argentina "obstaculizan el comercio bilateral, perjudicando profundamente a Chile por una situación con la cual es solidario, pero que no le compete y respecto de la cual no tiene responsabilidad alguna".

Asimismo, advierte que el plan de racionamiento del gas "implica intervenir y modificar contratos legalmente establecidos y permisos de exportación otorgados válidamente por la autoridad".

La protesta presentada por Sánchez Castellón también expresa malestar porque las autoridades argentinas no informaron "debidamente" a las chilenas sobre sus planes para afrontar la crisis energética.