EMOLTV

Empresarios mineros se quejan ante el Presidente Lagos

Durante la Expomin, que se desarrolla en el Espacio Riesco, los dirigentes del sector criticaron duramente al Gobierno por el proyecto de ley que establece un cobro adicional a la minería.

20 de Abril de 2004 | 12:10 | El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- Ante la presencia del propio Presidente Ricardo Lagos, los máximos dirigentes mineros del país lanzaron una dura crítica al Gobierno por el proyecto de ley que establece un cobro adicional a la minería.

Durante su discurso en la VIII Versión Expomin, que se desarrolla en el centro de eventos Espacio Riesco, el presidente del Consejo Minero, William Hayes, quien se encontraba de frente al Primer Mandatario, acusó al Ejecutivo de cambiar las reglas del juego.

"¿Por qué los que hasta hace muy poco nos aseguraban que las reglas con las que fuimos invitados a invertir se mantendrían sin cambio, hoy nos señalan que habrá cambios?. Sinceramente es difícil entenderlo aquí en Chile", dijo Hayes ante unos 500 ejecutivos y empresarios del sector.

En tanto, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Hernán Hochschild, dijo que el anuncio del Gobierno es "un profundo golpe a la confianza y a la estabilidad del sistema, quizás el más grande que haya dado el Presidente Lagos durante su período".

"Pensábamos que estas prácticas no cabían en este modelo", agregó el dirigente.

Al responder a los cuestionamientos del sector, el Presidente Ricardo Lagos fue enfático en aclarar que el cobro que se pretende establecer no pone en riesgo el modelo de desarrollo, y que por el contrario, lo está profundizando.

"Aquí no estamos buscando postergar la explotación de nuestras riquezas para guardarlas en el subsuelo, (sino) solamente cómo hacemos que esas riquezas que están en el subsuelo, cuando ya no estén, dejen algo en Chile y no repetir experiencias históricas del pasado", agregó.

Respecto a la pérdida de confianza que le reclamaron los empresarios, el Mandatario afirmó que éstas habían comenzado a dañarse hace un tiempo cuando se vendió la mina Disputada Las Condes.

"Las confianzas, cuando hay una transacción de una importante empresa minera - tengo que decirlo, si aquí se quiere hablar con franqueza- que durante 25 años tiene pérdidas tributarias, el último año hizo un ajuste, porque ya se sabía que estaba en venta y se vende en 1300 millones de dólares, ¿qué explicación le doy a Chile?, que había tanto interés en el mundo de comprar una empresa que ha perdido dinero durante 25 años y que está dispuesto a seguir perdiendo y le paga 1300 millones?. (…) Luego hay un debate sobre si debe pagar o no un impuesto a las ganancias de capital porque la operación tenía lugar en el extranjero. Eso hizo mucho daño", sentenció.