EMOLTV

Banco Mundial: En la crisis se privilegiará la ayuda a los pobres

La institución financiera se comprometió a buscar políticas adeciadas y flexibles a la realidad de cada país afectado en el mundo. "Esta es una catástrofe generada por el hombre", asegura el presidente del BM.

12 de Octubre de 2008 | 18:47 | AP
WASHINGTON.- El Banco Mundial acordó "proteger a los países pobres y vulnerables" durante la actual tormenta financiera, anunció el domingo el secretario mexicano de Hacienda luego de presidir una reunión del panel que fija las políticas de la institución.

Agustín Carstens dijo que la crisis, precedida por la de alimentos y energía, estaba llevando al Banco a adoptar políticas "flexibles y adecuadas" a la realidad de cada país afectado en el mundo.

Indicó que la ayuda se efectuará en estrecha cooperación y coordinación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y abarcará una serie de recursos, incluyendo un paquete de 1.200 millones de dólares, de los cuales ya han sido aprobados 850 millones.

El Banco creó un fondo similar en la década pasada durante la crisis en Asia para ayudar a sus economías a satisfacer necesidades urgentes y extraordinarias, recordó a su vez el presidente del BM, Robert B. Zoellick.

Zoellick dijo que consideraba natural que la población en Estados Unidos haya reaccionado ante la crisis con confusión, frustración, disgusto y temor.

"Esa reacción natural se extendió al mundo en la medida en que el impacto también se extendía", afirmó.

"Requerimos tomarlos con seriedad: los acontecimientos nos indican que tenemos que modernizar el multilateralismo y los mercados globales para la nueva economía del siglo XXI".

Carstens dijo que el comité del Banco dio su apoyo también a las acciones que en la víspera aprobó el Comité Monetario y Financiero Internacional del FMI sobre la necesidad de una amplia coordinación internacional para enfrentar la crisis.

Esa coordinación fue aprobada el viernes por el G-7, conformado por las naciones más ricas del mundo, comprometiéndose a usar todos los recursos disponibles para apoyar a "instituciones financieras sistemáticamente importantes y evitar su quiebra".

"El Banco Mundial y el FMI deben ayudar a enfrentar los retos críticos actuales, en particular el impacto en los países en desarrollo", dijo el comité en su comunicado final.

Las reuniones de los comités del Banco y el FMI se realizaron en el contexto de la asamblea de gobernadores de ambas instituciones que concluirán el lunes con una veintena de discursos, en un museo de Washington.

El Banco Mundial expresó su reconocimiento al papel importante de los mercados emergentes en la economía global y pidió a la comunidad internacional trabajar coordinadamente para ayudarlos, especialmente en las regiones más vulnerables.Ç

Las sesiones de los gobernadores, tanto como las del G-7 de las naciones más ricas del mundo como la del G-24, de los países pobres, estuvieron dominadas por el tema de la crisis.

En en una rueda de prensa al lado de Carstens, el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo que los gobernadores "no deben olvidar las otras crisis, incluso cuando en estas reuniones se ha dedicado hasta un 95% de la atención a la crisis financiera".

Zoellick dijo que si la crisis se prolongaba, los países en desarrollo se enfrentarán a graves retrocesos en los avances logrados para mejorar la vida de sus poblaciones.

"Los daños en algunos casos pueden ser irreversibles. Alrededor de 100 millones de personas ya han caído en la pobreza este año y el número crece", afirmó.

El Banco y el FMI, dijo, trabajarán en una amplia variedad de recursos: financieros, analíticos y asesoría para ayudar a las naciones en desarrollo a reforzar sus economías, impulsar su sistema financiero, promover el crecimiento y proteger a los más vulnerables.

"Esta es una catástrofe generada por el hombre, dijo Zoellick. "Las respuestas y acciones para enfrentarlas están en nuestras manos".