Crecimiento de España acentúa su caída en el cuarto trimestre y se contrae 1,3% en 2012

En su último boletín, el Banco de España explica que detrás de este descenso del PIB se encuentra un "debilitamiento notable" de la demanda en la última parte de 2012.

23 de Enero de 2013 | 09:12 | EP
Bloomberg

MADRID.- La economía española agudizó su contracción durante el cuarto trimestre de 2012, al registrar un descenso del 0,6% en tasa intertrimestral, tres décimas más que el dato del trimestre anterior, y una caída del 1,7% en tasa interanual, con lo que en el conjunto del año el PIB cayó un 1,3%, según las estimaciones del Banco de España.


En su último boletín económico, la autoridad monetaria indica que detrás de este descenso del PIB se encuentra un "debilitamiento notable" de la demanda en el cuarto trimestre.


Así, se intensificó el retroceso del consumo de los hogares, en un contexto en el que diversos factores de carácter transitorio, como el efecto del adelanto de las compras previo a la subida del IVA o la supresión de la paga extra de diciembre de los funcionarios, se sumaron a la debilidad del mercado de trabajo.


Como consecuencia de todo ello, la demanda nacional registró un retroceso en el conjunto de 2012 del 3,9%, superior a la del año precedente, y a la que contribuyeron todos sus componentes, tanto de consumo como de inversión.


Concretamente, el consumo privado cayó en torno al 2%, lastrado por el impacto que han tenido sobre las familias las medidas de ajuste fiscal y por el incremento de precios de los bienes que éstas consumen.


Por el contrario, la demanda exterior neta atenuó, un año más, el impacto de la contracción del gasto interno sobre la actividad, con una aportación positiva de 2,6 puntos porcentuales en el promedio del ejercicio, apoyada tanto en el avance de las exportaciones como en el descenso de las importaciones.


Por el lado de la oferta, el Banco de España afirma que todas las ramas productivas empeoraron sus registros respecto a 2011, con descensos del valor añadido en la industria, en los servicios de no mercado y, sobre todo, en la construcción, y un crecimiento prácticamente nulo en los servicios de mercado.


Se acelera la caída del empleo


Por su parte, el empleo disminuyó a un ritmo superior al del año previo, estimándose un descenso del número de ocupados del 4,3%, en parte como resultado del retroceso del empleo público, que cayó por primera vez desde que se iniciara la crisis, ya que al ajuste que realizó la Administración Central también se sumó el realizado por las comunidades autónomas tras los planes de reequilibrio financiero.


Como en años previos, el descenso del empleo se concentró, según explica el instituto emisor, en los trabajadores con contrato temporal y se mantuvo el mejor comportamiento relativo de los empleos a tiempo parcial.


El Banco de España resalta que tras el incremento del año anterior, los costos laborales retomaron la trayectoria de moderación iniciada en 2010, y el pasado año registraron un descenso del 0,6%, "muy influido" por la bajada de los salarios públicos.


En cuanto a la reducción del déficit público, señala que la información más actualizada, referida a la ejecución presupuestaria de octubre y noviembre, apunta a una reducción "muy significativa" de las desviación de la recaudación impositiva en estos meses, debido a la aceleración de los ingresos por IVA y Sociedades, y a una mejora adicional en el grado de aproximación del gasto al objetivo programado, tras recogerse el impacto de la eliminación de la paga de diciembre a los empleados públicos (ahorro de 5.000 millones de euros) y la decisión de no actualizar las pensiones con la desviación de la inflación (2.000 millones de euros menos).

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores