Polaco que de niño vendía velas se convierte en un multimillonario que ya no quiere deudas

Zygmunt Solorz-Zak, el segundo hombre más rico de Polonia, dice que su objetivo es perder el título de mayor prestatario de ese país y volver a sus raíces de sólo gastar lo que tiene.

26 de Julio de 2013 | 12:53 | Bloomberg

En cuarenta años, Zygmunt Solorz-Zak convirtió su primer zloty en una fortuna que supera los US$ 3.000 millones y un imperio que abarca televisión, telefonía móvil, un banco y una compañía eléctrica.

Reuters

VARSOVIA.- En Radom, una ciudad obrera de Polonia más conocida por producir armas que empresarios, Feliksa Pietruszka recuerda al niño del apartamento vecino que vendía velas en el cementerio que había enfrente.


"Eran buenos chicos", dijo Pietruszka, de 85 años, que todavía vive en el mismo edificio con baños exteriores y estufas a carbón como calefacción, sentada en una cocina donde apenas caben dos sillas y una mesa. "Era una familia normal".


Cuatro décadas y tres cambios de nombre después, ese chico, Zygmunt Solorz-Zak, convirtió su primer zloty en una fortuna que supera los US$ 3.000 millones y un imperio que abarca televisión, telefonía móvil, un banco y una compañía eléctrica. Al mismo tiempo, también lo llevó a ser el mayor hombre que ha tomado más préstamos en Polonia, mientras se expandía para competir con rivales financiados por inversores extranjeros y crear el servicio de Internet móvil más veloz del país.


Solorz-Zak ahora dice que su objetivo es perder ese título y volver a sus raíces de sólo gastar lo que tiene. Después de vender un fondo de pensiones y una compañía de seguros el año pasado, está eliminando puestos de trabajo en su compañía de telefonía móvil Polkomtel para liberar efectivo y sumarlo a los 1.000 millones de zloty (US$ 309 millones) que les devolvió a sus acreedores el año pasado en momentos en que la economía polaca crece al ritmo más lento en una década.


"Sin ninguna deuda, eso es seguro", respondió este mes Solorz-Zak, de 56 años, en un correo electrónico cuando se le preguntó cómo ve a su grupo de empresas dentro de una década. "Invierto la mayor parte de mi dinero. Es la única forma que conozco".


Prestatario récord


Nacido en Radom, 100 kilómetros al sur de Varsovia, Solorz-Zak ganó sus primeros billetes vendiendo "diversas cosas", señaló cuando le preguntaron por las velas del cementerio. Su patrimonio asciende a US$ 3.500 millones, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg. Es la segunda persona más rica de Polonia detrás de Jan Kulczyk, que posee participaciones en empresas de energía.


Solorz-Zak asumió una cantidad récord de deuda para un hombre de negocios polaco hace dos años, cuando compró Polkomtel, el segundo mayor operador de telefonía móvil del país, a Vodafone Group Plc y un grupo de empresas estatales polacas.


A un precio de 18.100 millones de zloty (unos US$ 5.670 millones), sigue siendo la mayor compra apalancada de la historia de Polonia.


La operación satisfizo una antigua aspiración de Solorz-Zak, que había tratado de fusionar sus empresas de medios con la telefonía móvil desde 2002, cuando comenzó su ofensiva para adquirir Polska Telefonia Cyfrowa, en ese momento el mayor operador de Polonia.


Antes de Polkomtel, Solorz-Zak creó la primera cadena de televisión privada del país, Telewizja Polsat SA. También es dueño de la institución de préstamo Invest Bank SA y de la empresa eléctrica ZE PAK SA.


El multimillonario financió al equipo de fútbol Slask Wroclaw en la ciudad donde inició sus negocios polacos. El cuadro ganó su segundo campeonato el año pasado, aunque Solorz-Zak ahora está en una disputa con la municipalidad por el financiamiento del club.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores