China planea reabrir la Ruta de la Seda para continuar su expansión

"Con el fin de reforzar los lazos económicos y ampliar el espacio de desarrollo de los países de Eurasia, podemos aplicar un nuevo modelo de cooperación" afirmó el Presidente Xi Jinping.

07 de Septiembre de 2013 | 11:51 | EFE

Xi Jinping, Presidente de China.

AFP/Archivo

MOSCÚ.- El presidente de China, Xi Jinping, propuso hoy reabrir la tradicional Ruta de la Seda por medio de un nuevo corredor económico-comercial que enlazaría el gigante asiático con Europa y permitiría consumar la expansión china en Asia Central.


"Con el fin de reforzar los lazos económicos y ampliar el espacio de desarrollo de los países de Eurasia, podemos aplicar un nuevo modelo de cooperación al crear el corredor económico de la Ruta de la Seda", afirmó Xi Jinping durante su visita a la centroasiática Kazajistán.


Durante una lección magistral en la Universidad de Astaná, Xi se mostró convencido de que esa iniciativa sería "muy beneficiosa para todos los países situados en la Ruta de la Seda", red que unió durante siglos a China con la cuenca del Mediterráneo.


"En el corredor económico de la Ruta de la Seda viven cerca de tres mil millones de personas, por lo que existe un enorme mercado", destacó, en relación a la vía que abarcaba en su tiempo a China, India, Asia Central, los países árabes y Turquía.


Ahora no serán las caravanas de caballos y camellos que transportaban especias, telas, minerales y piedras preciosas las que impulsen el comercio eurasiático, sino las modernas redes de carreteras, trenes, oleoductos y gasoductos.


"Asia Central es una de las prioridades de la política exterior de China", afirmó Xi, en su primera visita a este país que acoge ingentes recursos energéticos.


Y es que China ha ido tomando posiciones en esta región, antaño patio trasero de Rusia y que despierta un gran interés en EE.UU., hasta el punto de que han surgido voces sobre que el gigante asiático se propone engullir toda la región ex soviética con sus tentáculos económicos.


No es un secreto que Pekín quiere que Asia Central se convierta gradualmente en su principal fuente de energía, dada la inestabilidad de Oriente Medio y el alto coste de los hidrocarburos rusos.


Además, a diferencia de Rusia, que importa gas centroasiático para su exportación a Europa, debido a que le sale más barato que la extracción en Siberia, China invierte gran cantidad de dinero en esos proyectos energéticos, lo que incluye créditos bancarios para el desarrollo de las economías kazaja, turkmena o uzbeka.


De hecho, hoy mismo el grupo empresarial estatal kazajo Baiterek firmó un memorándum para la concesión de un crédito de 8.000 millones de dólares con el Banco de Desarrollo y el Banco de Exportación e Importación de China.


En el marco de la iniciativa de la nueva Ruta de la Seda, Xi destacó la importancia de trazar una red vial común que mejore las condiciones del transporte de mercancías desde las costas chinas hasta Europa, cruzando las inhóspitas montañas, desiertos y estepas de Asia Central.


"La cooperación comercial e inversora tiene un gran potencial. Es oportuno elaborar un nuevo esquema que facilite el comercio a través de la eliminación de barreras y la reducción de gastos", resaltó.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores