El número de jefes jóvenes aumenta tanto en Chile como en Latinoamérica

Flexibilidad, mayor cercanía con sus trabajadores, innovación y creatividad son algunas características positivas que se les atribuye a las personas menores de 40 años que están a cargo de una jefatura.

29 de Septiembre de 2013 | 11:50 | Por Marisel Muñoz Brand, Emol
El Mercurio

SANTIAGO.- Desde hace unos cinco años que la globalización, la alta competitividad y el dinamismo del mercado han forzado a incrementar el número de jóvenes talentos en posiciones de liderazgo. Esto se traduce en un menor costo para la empresa y rápidas acciones para llevar la delantera en los negocios, pues los jefes jóvenes no sólo buscan desafíos con resultados inmediatos (quick wins), sino que son innovadores y tienen un espíritu emprendedor.


La cuarta "Encuesta de Empleo" realizada por Universia y Trabajando.com reveló que un 48% de los entrevistados tiene un jefe entre 28 y 42 años, mientras que un mismo porcentaje dice tener superiores sobre los 42 años. El 4% restante correspondía a jefes de entre 18 y 27 años.


El análisis se hizo en ocho países latinoamericanos –Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, Puerto Rico y Uruguay– con un total de 5.575 participantes. De los encuestados, el 70% tenía más de 27 años, seguido por un 25% de entre 21 y 26. En cuanto al perfil, la mayoría de los encuestados (44%) es universitario, seguido por un 17% que indicó ser universitario en curso.


Si hablamos específicamente de Chile, los resultados afirman la tendencia de crecimiento de jefes jóvenes. Según un estudio de Mandomedio sobre el mercado laboral en 2012, la edad promedio de las jefaturas en el país es de 33 años y la de las subgerencias es de 35 años. Además, quienes alcanzan una gerencia en nuestro país, actualmente bordean los 40 años.

"Las carreras de los profesionales son cada más precoces, los ejecutivos logran cargos de responsabilidad en menor tiempo. Hoy vemos cómo los ejecutivos consiguen ocupar cargos gerenciales en un plazo de 10 o 15 años después de titulados", señala Ignacio González Lacoste, gerente general de la consultora.


Agrega que "este año la tendencia que observamos es un crecimiento del cerca del 10% de jefaturas de menos de 40 años, respecto de 2012".


En tanto, la directora de la red de egresados de la Universidad San Sebastián, Patricia Pinto, opina que aquellas personas que antes de los 40 años tienen un cargo de jefatura, pertenecen a una generación que se vio afectada por los grandes cambios políticos y tecnológicos en el mundo, que cambiaron la forma de concebir y hacer el trabajo, por lo que crecieron en un entorno altamente incierto que exige rápida adaptación.


Mirada diversa


"Su rápido ascenso laboral se puede explicar porque cuentan con la mayor preparación académica de la historia, incluso con estudios en el extranjero. Esta mirada les permite ver la diversidad como un activo dentro de una organización y creen en la necesidad de interacción y coordinación con otros para alcanzar sus metas", explica.


Nicole Papazian, jefe de marketing y comunicaciones de Adecco, complementa: "Esta tendencia que se ha dado en Chile se debe a que las personas que conforman la generación 'Y' (nacidos entre 1980 y el año 2000) buscan lograr metas rápidas, debido a que son cortoplacistas, y por lo tanto quieren ascender rápidamente para llegar a asumir una jefatura. Es una tendencia global, en Europa existen muchas jefaturas que son CEO o CFO que son menores de 40 años en grandes empresas", comenta.


¿Quiénes buscan jefes jóvenes?


De acuerdo a Cristóbal Winter, gerente de ventas y marketing de Randstad Chile, donde más se  requiere a jefes jóvenes es en empresas donde la experiencia técnica tiene menor peso; las orientadas a la venta, distribución y servicio; las que requieren ambientes dinámicos, agresivos, adaptabilidad, cercanía entre generaciones y los que necesitan a emprendedores y líderes que buscan desafíos con resultados inmediatos.


"El dinamismo del mercado ha obligado a las empresas comercializadoras, de distribución y de servicios a redefinir sus perfiles. En estas industrias, los jóvenes profesionales no requieren de conocimientos técnicos elevados ni de niveles de relacionamiento estratégico, sino que es suficiente con que enfoquen bien el trabajo, tengan dedicación, trabajen intensamente durante la jornada laboral y posean adaptabilidad. En esta línea, se genera una figura de liderazgo que se centra en la medición y en el cumplimiento de objetivos específicos y, por otro lado, se genera un liderazgo cercano", comenta Winter.

Perfil del jefe joven

Desde Randstad cuenta que "cuando escuchas a los líderes de más de 40, las quejas sobre las nuevas generaciones vienen rápido: Dicen que no trabajan lo suficiente, que quieren todo de inmediato y que tienen dificultad para distinguir entre trabajo y juego". Sin embargo, hoy la mayoría de las empresas  tiene una buena cantidad de trabajadores de líderes de la nueva generación, lo que es esencial por:

Hacen su trabajo con entusiasmo y optimismo. Simplemente no tienen el peso del mundo sobre sus hombros, ya que a menudo no tienen los problemas de los que tienen más de 35. Son personas que aún no tienen hijos y que, la mayoría de las veces, viven con sus padres. 
 
Entienden las tendencias de última generación. Los líderes más jóvenes ven las cosas de manera diferente, porque crecieron en una cultura diferente.
 
Desafían. Están siempre tratando de averiguar cómo funciona el mundo, hacen grandes interrogantes y desafían a los más “viejos”. Definitivamente, no han hecho las paces con el status quo, por lo que algunas de las mejores ideas y soluciones para los problemas vendrán de líderes de la próxima generación.

Aprenden rápido y s
on tecnológicamente inteligentes. Ellos se criaron en un mundo que avanza rápidamente, y se nota.

Son apasionados e innovadores

José Pedro Fuenzalida, director general de Universia Chile, dice que "a diferencia de lo que ocurría en décadas pasadas, donde la relación con el supervisor era generalmente distante, hoy se constata que las jefaturas están estableciendo relaciones cercanas con sus subordinados. Esto es relevante porque va de la mano con el desafío de armar equipos de trabajo, más flexibles, más productivos y proactivos".


 


"Además, se ve una mayor confianza y disponibilidad para el trabajo a la distancia (teletrabajo), que implica también flexibilidad y autonomía, en especial para los jóvenes que cada vez valoran más esta modalidad, que es más compatible con sus actividades extralaborales y su visión de la vida", añade.


 


¿Qué les juega en contra a estos jefes? "La inmediatez, la constante validación, la imperiosa necesidad de acumular logros –profesionales y personales- les lleva a sobre exigirse a sí mismos y a sus colaboradores. Quienes logren equilibrar la incertidumbre del entorno y tengan capacidad para escuchar más a sus equipos, especialmente, a quienes son mayores que ellos, lograrán ser valorados como líderes y sus jefaturas serán respetadas, más allá de cumplir los 40", señala Pinto.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores