Consejos prácticos para enfrentar los desafíos laborales al llegar fin de año

A pocos meses que finalice este 2013 es momento de revisar los aspectos positivos y negativos del desempeño en el trabajo, con el fin de lograr una buena planificación del próximo periodo.

03 de Noviembre de 2013 | 09:46 | Por Marisel Muñoz Brand, Emol

Se debe generar un plan de trabajo que determine ciertas acciones ante eventuales contingencias, a modo de aminorar el nivel de estrés que implican esas responsabilidades.

Reuters

SANTIAGO.- Fin de año es el momento para analizar los aspectos positivos y negativos del desempeño en el trabajo con el objeto de lograr una buena planificación hacia el próximo periodo. Por esto es indispensable transformar este análisis en planes de acción que se apliquen en la oficina, con el objetivo de tener éxito en las metas laborales.


Según José Ignacio Oñate, gerente general de coaching Pro+Spirit, la actitud y disposición de quien fija sus objetivos es clave.


"Los buenos resultados son una realidad cuando sientes que depende única y exclusivamente de ti. Si yo soy arriesgado, el resto lo será; si yo soy valiente, los demás también lo serán; si yo soy responsable, los otros lo serán. Basta con una persona comprometida con crear los objetivos para que éstos sean una realidad. Y esa persona requiere ser 'yo'", explica.


En tanto, la consultora jefe de Randstad, Beatriz Fernández, cree que esta evaluación de los logros y fracasos laborales debe llevarse a cabo durante todo el desarrollo profesional del trabajador, pues "esta es la única forma de hacer seguimiento a la evolución del desarrollo de competencias de la persona, y de saber si es posible realizar una mejora en su carrera".


Agrega que "por el contrario, cuando una persona muestra ciertas debilidades para llevar a cabo sus tareas, la evaluación de desempeño permite a la empresa generar planes de acción para fortalecer estos puntos. Si luego este modelo no resulta, la compañía puede tomar decisiones que vayan en pos de un mayor rendimiento en el logro de sus objetivos de negocio".


Con esto mente, tres expertos –de Randstad, Pro+Spirit y una sicóloga laboral –  dan algunos consejos para que los trabajadores y las empresas superen los desafíos laborales que se presentan en el año, en especial para esta época, y así tener éxito para el siguiente ciclo.


Consejos para los empleados:


Organizar la agenda con tiempos y funciones factibles de alcanzar. "Es importante centrar los esfuerzos en las tareas prioritarias y no dejar todo para el último momento".


Generar un plan de trabajo que determine acciones ante eventuales contingencias, a modo de aminorar el nivel de estrés que implican estas responsabilidades, sobre todo en cargos que involucren cerrar procesos a fin de año.


Pedir ayuda a los compañeros de trabajo, en caso de requerir apoyo.


Para las áreas comerciales, si bien puede ser complejo concretar algún negocio, es provechoso ocupar ese tiempo para fidelizar a los clientes o establecer objetivos para el siguiente periodo.


Para empresas y jefaturas:


Planificar el término de proyectos y el cumplimiento de objetivos anuales de manera progresiva, es decir, no todo a fin de año, de manera de disminuir la ansiedad y el estrés en este periodo.


Actualizarse en forma constante. "La base de un profesional es estar al tanto en todo lo referente a su área para enfrentar nuevos desafíos", explica Daniela Hernández, sicóloga laboral y analista de desarrollo de recursos humanos.


Establecer un cronograma de actividades realistas y factibles durante el último trimestre, pues implementar tareas de manera ordenada y planificada disminuye la tensión y favorece el porcentaje de cumplimiento de las labores.


"El hecho de trabajar horas extra, no es sinónimo de productividad", precisa Beatriz Fernández. Monitorear el desempeño del equipo realizando reuniones de seguimiento de manera regular resultará positivo para los líderes.


De acuerdo a Fernández, "un líder que propicie el establecimiento de objetivos concretos y estimule el foco en las actividades más importantes, puede ser de gran apoyo en esta última fracción del año".


En resumen, la profesional de Randstad concluye que los beneficios para la empresa son "contar con una herramienta de identificación, desarrollo y retención de talento. Y para los empleados son tener una herramienta que le permite conocer y entender cuáles son las habilidades más valoradas por su organización, las expectativas sobre su aporte a la compañía y la brecha que existe entre sus competencias actuales y las deseadas".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores