Construcción de piscinas aumenta en sectores emergentes de Santiago

Comunas como Colina, Ñuñoa, Peñalolén y La Florida son parte de esta tendencia que se estima comenzó hace cinco años, aproximadamente.

09 de Noviembre de 2013 | 08:51 | Emol
El Mercurio

SANTIAGO.- Gracias a la accesibilidad en los precios y las variadas formas de pago que existen, en la actualidad se observa una tendencia de aumento en las construcciones de piscinas en viviendas de clase media y en barrios emergentes de Santiago que, hasta unos cinco años atrás, estaba reservado a familias con poder adquisitivo alto en el sector oriente de la capital.


De acuerdo al gerente general de  Piscinería, Emilio Ulloa, si bien comunas como Vitacura, Las Condes y Lo Barnechea encabezan la lista de compra en la Región Metropolitana, se comienza a ver una concentración dentro de los últimos tres años en comunas como Colina (Chicureo), Ñuñoa, Peñalolén y La Florida.


Agrega que en estas zonas el valor UF es inferior al de comunas del sector oriente y que ven más necesario y al alcance en su estándar de vida el contar con una piscina en su patio. Por lo tanto,  "lo que hace casi una década era considerado un bien de lujo, hoy en día ya es un bien alcanzable por su presencia en comunas más emergentes de la Región Metropolitana", señala el profesional.


En cuanto a los precios, el experto comenta que una familia puede contar con una piscina en su patio por un valor desde los $3.500.000 más IVA. Su mantención dependerá del tipo de construcción, pero, por ejemplo, una piscina de fibra de vidrio – que está asociada directamente al uso del sistema de filtrado – funciona con energía eléctrica, por lo que su gasto se estima entre 60 mil y 150 mil pesos al año dependiendo de su tamaño y las tarifas de la residencia.


Perfil de compradores


El crecimiento de la construcción de piscinas en estas denominadas comunas emergentes – dentro de las cuales también están Puente Alto, Quilicura, Pudahuel, Huechuraba, San Bernardo, Lampa, Maipú y San José de Maipo – se debe principalmente a matrimonios con edades que fluctúan entre los 35 y 45 años, y que tienen hijos en etapa de crecimiento.


Por lo general, viven en condominios cerrados con un entorno que buscan aislar la vida de hogar de la zona más urbana, y cuyas viviendas están en sus primeros años de ser adquiridas y han sido complementadas con ampliaciones y remodelaciones, como la instalación de una piscina.


Por otro lado, las exigencias de los clientes son cada vez más rígidas y, aunque parezca obvio, el precio y la calidad impulsan a estar en la vanguardia en el ámbito de la entretención, relajación y seguridad.


"Un claro ejemplo se observa en lo poco invasivo y rápido que desean los clientes que se efectúen las faenas de construcción, como también, impulsar mediante la mejor tecnología y los más altos estándares de calidad que las piscinas se pueden usar sin problemas desde septiembre a mayo", concluye Ulloa.  

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores