Aninat aconseja al próximo ministro de Hacienda: "Debe exigir prudencia y cuidar los equilibrios"

El titular de la cartera durante el gobierno de Eduardo Frei regresó a Chile, luego de estar radicado tres años en Francia, y se dio tiempo para analizar la coyuntura política y económica que enfrentará el país en los próximos años.

21 de Diciembre de 2013 | 09:24 | Por Carlos Agurto López, Emol.

Eduardo Aninat regresó al país tras ejercer como gerente general de la Fundación Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresas en Francia.

El Mercurio (Archivo)

SANTIAGO.- Eduardo Aninat dice estar feliz. Hace tres meses regresó a Chile luego de ejercer desde el 2010 como gerente general de la Fundación Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresas (Uniapac) en París, y de a poco comienza a retomar las actividades públicas en nuestro país.


En este contexto, el ministro de Hacienda durante la administración del ex Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle indicó a Emol que, tras su vuelta a Chile, se ha encontrado con un país distinto. "El tema de las movilizaciones en las calles, particularmente los pingüinos, ha sido un cambio social que no me había tocado. Me habían tocado muchas huelgas y manifestaciones en los periodos de Aylwin, Frei y Lagos, pero no con esta efervescencia y esta ansiedad"


-¿Cómo puede enfrentar Chile estas nuevas demandas?


-Con una sola orientación, que es la del manejo de la participación en democracia, pero exigiendo también compromisos. El riesgo estaría en que los actores sociales, por legítimas causas, pero muy coyunturales, muy sectoriales, presionen de tal manera al nuevo gobierno o a las autoridades públicas o privadas para lograr cambios que los favorece sólo a ellos sin una perspectiva de país y de largo plazo. (…) En la medida que, al revés, la gobernabilidad sea imperfecta, las presiones sean todos los días y los partidos políticos sólo se miren el ombligo, vamos a caer en escenarios muy malos, que son los que Latinoamérica ha caído en el pasado, este tema no es nada nuevo, hay que mirar  a los vecinos.


-Frente a ese escenario: ¿En el próximo gobierno debe primar un manejo político o tecnocrático?


-Como soy humanista cristiano, creo que la economía del hombre está al servicio del hombre y no al revés. Dicho eso, para mí la economía se debe hacer con los pies en la tierra. Es el manejo de la dueña de casa, es que las cosas no falten  ni sobren a fin de mes, que haya equilibrio. Ese manejo de los equilibrios va a ser esencial en lo que viene. ¿Cómo se logra? con diálogo, pero con mando. Con participación, pero exigiendo  compromisos. Cuando un gremio o un sector de jóvenes vaya a plantearle algo a la nueva presidenta, ojalá ella le diga: bueno ¿Cuál es tú contribución?, ¿A qué te comprometes? Porque como gitanos saltando por la calle no es nunca bueno.


-Eso también plantea desafíos para la clase política…


-Lo que me ha gustado, es que los dos partidos que van a pasar a la oposición, la UDI y RN, han ofrecido colaboración y no negar la sal y el agua. Lo que me ha gustado también es que todos los sectores gremiales que han saludado a la nueva presidenta lo han hecho con altura de miras. A mí lo único que me falta es ver cómo constituyen los mandos superiores, los mandos medios el nuevo gobierno. Al final, esto se juega en el expertiz, la experiencia, en los detalles. Uno puede tener las mejores intenciones, pero si en la práctica no ordenas, priorizas y llevas bien las cosas, puedes no lograrlo. A mí lo que me falta es eso, pero ya se va a despejar hacia la segunda quincena de enero (periodo donde se espera que la Presidenta electa, Michelle Bachelet, dé a conocer los nombres de los integrantes de su gabinete).


-¿Cuál debe ser el rol del Partido Comunista en la Nueva Mayoría?


-El mensaje para el Partido Comunista, y lo digo con respeto, es no jugar con la doble militancia. Si están comprometidos en este pacto, si ahora van a hacer una labor desde el Congreso, que no jueguen en la calle con el otro pie. Tienen que jugar con una sola línea, con una sola coherencia.


Escenario económico externo para Chile


El también ex presidente de la Asociación de Isapres y actual escritor (esta semana lanzó su primera novela "Economía de desamparados" ), dio a conocer los pro y los contra que enfrentará la economía chilena en los próximos años.


-¿Cuál es el escenario económico externo que se avecina para Chile?


-Más difícil que lo que fue para los presidentes Lagos y Piñera, Lagos tuvo algunos problemas iniciales, pero después un cierto boom. El periodo del Presidente Piñera ha sido acompañado por los mejores precios de los commodities en los últimos 50 años. Por lo tanto, sin que el escenario externo sea catastrófico y sin posibilidades de nueva crisis económica de aquí a dos, tres o cuatro años, será más difícil porque no vamos a tener el precio del cobre récord que se tuvo desde Lagos para adelante.


-O sea, ¿Chile seguirá dependiendo de la evolución de la economía de China?


-No. Indonesia, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelandia e India están creciendo fuerte. África crece a más de un 4 % y también Estados Unidos que empieza a crecer a 2% o más. Por lo tanto, el crecimiento mundial no me preocupa. Me preocupan más bien los términos de intercambio. La relación de importaciones y exportaciones va a ser más delicada para Chile.


-Con este escenario ¿Cuál es la proyección de crecimiento para el país?


-Si las nuevas autoridades no hacen tonteras, Chile tiene asegurado un crecimiento en un rango de 3,5 a 4% para el próximo año y si bien no es un crecimiento de 5 o 6% que estábamos acostumbrados, es más que decente. La OCDE, en su proyección de noviembre, predijo para el próximo año un crecimiento de 3,6% para el mundo promedio global. Que Chile crezca entre 3,5% y 4% es razonable. Es decir, algunos van a tener que ser más pacientes, pero esta economía es súper estable.


-¿Tiene algún candidato para asumir en el Ministerio de Hacienda?


-Que yo tenga un candidato no significa nada, porque es una atribución específica de la Presidenta electa Michelle Bachelet. Cualquier nombre que yo tenga no pasa de ser buenos deseos, y si además lo digo, a lo mejor lo quemo.


- Entonces, ¿Qué consejo le daría al nuevo ministro o ministra de Hacienda?


-Mi mensaje para el futuro colega que sea ministro de Hacienda es: "cuida los equilibrios, exige prudencia y se realista en tus predicciones".


-¿Usted descarta participar en el próximo gobierno?


-Nunca se puede descartar nada. Pero obviamente después de haber cumplido 65 años, de haber estado en distintos trabajos, quiero aprovechar este retorno a Chile con mi familia y con las cosas que estoy acometiendo en el plano universitario y la literatura.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores