Servicio secreto colombiano en la mira por denuncia de espionaje

La denuncia de un semanario reveló acciones ilegales en contra de opositores políticos, magistrados y periodistas.

21 de Febrero de 2009 | 21:17 | DPA
BOGOTÁ.- El servicio secreto colombiano quedó desde hoy en la mira de organismos de fiscalización, tras una denuncia periodística sobre nuevas acciones de espionaje ilegal a políticos opositores, magistrados y periodistas, y la filtración de datos a narcotraficantes, paramilitares y guerrilleros.

La denuncia fue hecha por la revista Semana, que consiguió la información con varios funcionarios del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), servicio secreto y de migración que depende directamente de la Presidencia.

Semana reveló que miembros del DAS destruyeron materiales comprometedores entre el 19 y el 21 de enero pasado, poco después de que el gobierno anunciara la designación como nuevo director de Felipe Muñoz, quien se posesionó el 22 de ese mes.

"Recibimos la orden de recoger todo lo que teníamos en varias oficinas del edificio, en las sedes externas y llevarlo a la oficina de Contrainteligencia. Durante dos días se recolectaron discos duros extraíbles, se cambiaron discos duros de los computadores, se recolectaron CD, archivos de voces y documentos confidenciales. Sólo yo, sin contar mis compañeros, llevé dos cajas llenas con esas cosas", le dijo a la revista un funcionario.

Las fuentes de la publicación contaron que entre los personajes espiados figuran magistrados de la Corte Suprema de Justicia, periodistas, políticos de oposición, generales de las fuerzas militares, fiscales y hasta algunos miembros del alto gobierno.

Muñoz dijo que desconoce lo que ocurrió en el DAS antes de asumir como director y pidió a la Fiscalía y la Procuraduría (ministerio público) conformar un equipo de investigadores.
"Este grupo élite debe tener como objetivo establecer si existe una red mafiosa que pretende atentar contra la seguridad nacional", dijo Muñoz.

Un detective dijo que entre los espiados están líderes de la oposición como los senadores izquierdistas Gustavo Petro y Piedad Córdoba, quienes se han visto envueltos en encendidas discusiones públicas con el presidente Álvaro Uribe.

"¿Cómo no va a ser misión del DAS controlar a Petro, que es un ex guerrillero y es de la oposición? ¿O a Piedad Córdoba, por sus vínculos con (el presidente de Venezuela Hugo) Chávez y la guerrilla?", dijo el funcionario anónimo.

Petro recordó que el DAS depende directamente del palacio de gobierno y dijo sin titubeos que quien ordenó hacer el espionaje es Uribe.

"Es indudable que la orden proviene del presidente, que es una persona que no tiene valores democráticos y, a pesar de que cuenta con un gran respaldo de la opinión pública, él lo usa para destruir lo poco que queda de democracia", dijo Petro.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, calificó de "terrible" la revelación y dijo que el gobierno "no tiene como política 'chuzar' (interceptar los teléfonos) a nadie, a no ser que sea un criminal".

Una fuente de Semana dijo que los integrantes de la Corte Suprema empezaron a ser seguidos cuando surgieron enfrentamientos con el gobierno por las investigaciones de los nexos de congresistas del oficialismo con los grupos paramilitares de ultraderecha.

Entre los espiados están el magistrado Iván Velásquez, principal investigador en ese caso, así como el ex presidente de la Corte Suprema Francisco Ricaurte y otros tres juristas.
De igual forma, se indicó que entre los periodistas espiados aparecen Julio Sánchez y Félix de Bedout, de W Radio; Darío Arizmendi, director de la cadena radial Caracol; Alejandro Santos, director de Semana; Daniel Coronell, director del telenoticiero "Noticias Uno"; y Ramiro Bejarano, ex director del DAS y columnista que está en las filas de la oposición.

La investigación de Semana también concluyó que algunos informes secretos del DAS terminaron en manos de bandas de narcotraficantes y grupos paramilitares y guerrilleros.
Una detective descubrió en octubre de 2007 que algunas de sus investigaciones estaban siendo conocidas por un narcotraficante, pero antes de hacer la denuncia fue asesinada. Las autoridades dijeron en su momento que había sido un crimen pasional, lo que fue descartado por la fuente de la revista.

Muñoz reemplazó como director del DAS a María del Pilar Hurtado, quien renunció en octubre pasado después de que el senador Petro denunciara que era víctima de un espionaje.

El DAS ha estado envuelto en varios escándalos en los últimos tiempos, el más grave de los cuales ocurrió en 2005, cuando se denunció que su director de entonces, Jorge Noguera, tenía vínculos con los paramilitares.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas