La injerencia de la CIA y Nixon

25 de Septiembre de 2000 | 10:14 | Marcelo Cabello, El Mercurio Electrónico
SANTIAGO.- Hay nombres y documentos que certifican que miembros de la CIA, por orden del gobierno de Nixon, intervinieron en los avatares de la contigencia local post ascención de Allende al poder. Y también antes. Incluso contrataron el servicio de espionaje de militares chilenos, afirma Mónica González, autora del libro "La conjura".

En este escenario caótico entre la oposición y la UP, ¿qué papel jugaron la CIA y el Presidente Nixon?

Salvador Allende y Eduardo Paredes, con la metralleta que Fidel Castro regaló al mandatario socialista."En ese tiempo todo el mundo hablaba mucho, mucho, mucho. Es evidente que la CIA tuvo agentes poderosísimos al interior de las FF.AA. Lo que más me causó asco fue que un general como Camilo Valenzuela recibiera US$50.000 por participar en un secuestro de Schneider. Puedo entender que gente por convicciones, por temor, dijera el '70 no queremos el comunismo, pero ¡por dinero vender a tu jefe (René Schneider), un jefe brillante, es despreciable! Son las verdades que hay que mirar de frente, porque hay chilenos que por convicción o pagados se asocian a la CIA".

O sea, la injerencia externa fue clave también...

"No es algo oculto, porque afuera se había dado la conspiración. Cuando empieza a examinar sus documentos, se da cuenta de que la CIA está informada de cada paso. Cuando uno analiza las agendas de Pickering, Arellano y los otros generales se percata de que las reuniones que tienen internas y ves el despacho de la CIA, que es lo que yo hice contrarrestando por día, la CIA está informada esa misma noche de todo lo que se habló en la tarde en la reunión de generales, en el Comité de los Quince, en los almirantes... o sea, hay vasos comunicantes directos".

¿O sea que venían de los mismos uniformados...?

"Por supuesto. Ahora había algunos que tenían lazos más importantes. Creo que la Armada chilena tuvo nexos muy profundos con la CIA".

Entonces, ¿no le sorprenden los archivos desclasificados que dan cuenta que Manuel Contreras fue informante de la Central de Inteligencia estadounidense?

"Para nada, porque ahí hay un señor, el coronel Arredondo, que entre paréntesis es el hombre que ejecutó materialmente, físicamente, el autor material, de muchos de los homicidios de la Caravana de la Muerte. Ese hombre en los archivos de la CIA aparece como uno de los tipos que participa en la preparación del golpe, y yo, a través de las agendas, lo tengo en las primeras reuniones, en la casa de Lo Curro donde se juntaba la cofradía secreta. Y él forma parte del grupo de los coroneles y tenía contactos importantes con la CIA. Arredondo era íntimo de Manuel Contreras y le ayuda mucho en la formación de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional), hay muchas cosas, él era director de la Escuela de Caballería de Quillota, y hay un juez que está tratando de entrar ahí para hacer una exhumación. Ahí hay cuerpos de personas".

La conjura, el libro que desnuda a los protagonistas del Once

La agudeza y mezquindad política

La elección que gatilla el golpe

Pinochet: de converso tardío a líder
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores