Médicos replantean reducir gasto militar y aumentarlo en salud

Según Enrique Accorsi, "mientras en Chile el gasto en salud alcanza a 2,7 por ciento del producto, el gasto militar se elevó en 1999 a 3,1 por ciento, restando recursos para la construcción de hospitales, escuelas y centros de salud que benefician a los niños".

15 de Agosto de 2001 | 12:07 | EFE
SANTIAGO.- La Asociación Médica Mundial pidió hoy a los presidentes de América Latina y el Caribe que participarán este fin de semana en la VX Cumbre del Grupo de Río que reduzcan sus presupuestos militares en beneficio de las inversiones sociales en la región.

El presidente de la organización mundial de los médicos y ex presidente del Colegio Médico de Chile, doctor Enrique Accorsi, emplazó a los mandatarios a aplicar una reducción del 20 por ciento en los gastos militares globales.

En la misma línea, los diputados Andrés Palma (DC) e Isabel Allende (PS) instaron a los jefes de Estado que asistirán a la cita regional a acordar una moratoria continental para la compra de armamento.

Los parlamentarios valoraron los acuerdos alcanzados por Chile con Argentina y Perú para someter a fiscalización externa sus presupuestos en materia de defensa.

Pero también pidieron reducir las adquisiciones de armas y equipos bélicos en general.

Los legisladores llamaron al resto de los países del Cono Sur a sumarse a esta iniciativa, sobre todo teniendo en cuenta la difícil situación económica por la que atraviesan los mercados emergentes de América Latina y el buen estado de las relaciones con los países vecinos.

El presidente de la Asociación Médica Mundial, por su parte, señaló que en la mayoría de los países latinoamericanos hay severas carencias de servicios básicos, como agua potable y electricidad, "lo que se contrapone con los enormes recursos financieros que se destinan a la compra de armamentos".

"Latinoamérica está viviendo un momento especialmente delicado, de gran cesantía, de falta de acceso a la educación y a la salud, y en el que la equidad es una tremenda utopía", declaró Accorsi a EFE.

Anunció que entregarán a los mandatarios presentes en la cita de Santiago una carta con una propuesta y un compromiso concreto para la disminución del 20 por ciento global de los gastos en defensa.

"Eso generaría muchos miles de millones de dólares al año que quedarían disponibles para la vida, para la salud, la educación, para la recreación, el medio ambiente y el combate al consumo de drogas y alcohol en la juventud", enfatizó Enrique Accorsi.

El médico añadió que según cifras internacionales, en el negocio de las armas se gasta alrededor de dos millones de dólares por minuto.

"Cada vez que veo en el aire, mar y tierra aviones, buques y tanques, veo volando hospitales, escuelas, centros deportivos, miles de empleos", señaló el dirigente.

Accorsi también valoró el acuerdo entre los gobiernos de Chile, Perú y Argentina en materia de defensa y las propuestas de reducción de gastos hechas por los gobiernos de Brasil y Perú. "Hay una pequeña esperanza, un rayo de luz", destacó.

Según cifras de la Asociación Médica Mundial, hoy existen en el mundo 126 millones de niños que no conocen una sala de clases y 800 millones de adultos analfabetos, carencias que se superarían con una inversión de sólo 8.000 millones de dólares al año, lo que equivale a menos de cuatro días de gasto militar mundial.

Los datos que ilustran la demanda de los médicos del mundo señalan también que la construcción de un solo bombardero moderno tiene un costo equivalente a los recursos invertidos en la Organización Mundial de la Salud durante una década.

Estadísticas del Banco Mundial referidas a 1998 señalan que en Chile, Ecuador, Guatemala, Haití, Paraguay y Uruguay el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) que se destina a gastos de defensa es superior al gasto público en salud.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores