Chile estima que Bolivia perderá por desistir del TLC

La canciller de Chile, Soledad Alvear, fue la que informó que el gobierno boliviano del presidente Carlos Mesa pidió no continuar con las negociaciones, que llevaban casi dos años y estaban a punto de terminar.

03 de Enero de 2004 | 19:00 | ORBE
SANTIAGO.- El director de Relaciones Económicas de la Cancillería de Chile, Osvaldo Rosales, calificó hoy de "poco acertada" la suspensión por parte de Bolivia del Tratado de Libre Comercio (TLC) que se negociaba con Santiago, argumentando que los más afectados serán los propios bolivianos.

La canciller de Chile, Soledad Alvear, fue la que informó que el gobierno boliviano del presidente Carlos Mesa pidió no continuar con las negociaciones, que llevaban casi dos años y estaban a punto de terminar.

A cambio del pacto, La Paz solicitó profundizar el Acuerdo de Complementación Económica (ACE) que ya está vigente entre ambas naciones. Alvear se limitó a señalar que Chile respeta y entiende esa decisión.

Sin embargo, Rosales manifestó: "Es un acuerdo que los favorece principalmente a ellos en materia de acceso al mercado chileno, de manera que si no se concreta, los productores bolivianos, no sólo de Santa Cruz sino de La Paz, Sucre, Tarija, Cochabamba, Oruro y de muchas otras provincias, son los que se verían impedidos de entrar a Chile con arancel cero", indicó.

Rosales expresó que la oferta chilena fue "muy generosa" y manifestó su esperanza de que La Paz la acoja.

Por su parte, el senador del oficialista Partido Socialista y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, Ricardo Núñez, coincidió en que los bolivianos saldrían perdiendo si no se firma un TLC.

En torno a una campaña de recolección de firmas que se hará en la provincia boliviana de El Alto, para pedir al gobierno de Chile que su país tenga un acceso soberano al mar, comentó que más bien se deben buscar caminos para el acercamiento en vez de caer en conflicto por asuntos limítrofes que "ya están saldados".

Consideró que esta alternativa de entendimiento beneficiará más a los bolivianos que a los chilenos.

La determinación de no seguir con las negociaciones por un TLC, significa que sólo se negociará la desgravación de los productos que ambos países intercambian, quedando excluidos expresamente los temas de inversiones y servicios.

La decisión de Bolivia se produce en un momento complejo para las relaciones bilaterales entre ambos países, debido al resurgimiento de la polémica por una eventual salida al mar a través de Chile.

Esta posición ha tomado fuerza en foros internacionales, debido al respaldo que han entregado el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el ex mandatario estadounidense Jimmy Carter a la solicitud boliviana de una salida marítima.

Ante esto, Chile ha dicho que está dispuesto a conversar sobre una solución que ayude a superar el problema, pero que en ningún caso cederá soberanía a la nación altiplánica y que la materia debe ser tratada en un diálogo estrictamente bilateral.

El fracaso del TLC se suma al fallido intento que tuvo recientemente un proyecto para exportar gas boliviano por el puerto chileno de Patillo, iniciativa que despertó movilizaciones en el vecino país que derivaron en la renuncia del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

Las conversaciones para sellar el TLC estaban a punto de concluir. Sólo restaba resolver de qué magnitud sería la cuota de azúcar que Bolivia podría exportar a Chile cada año, para firmar el acuerdo y enviarlo a los congresos.

El acuerdo establecía un Tratado asimétrico, en que los productos bolivianos serían inmediatamente desgravados y los chilenos esperarían cinco años para poder ingresar a Bolivia sin pagar aranceles.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores