Padre de joven que sobrevivió a la rabia: "Lloramos a mares, pero se recupera milagrosamente"

César Barriga aún lucha por derrotar al virus que contrajo tras ser mordido por un perro vago en Quilpué. Julio, su padre, sabe que la rehabilitación será lenta y atribuye a la fe el que su hijo esté vivo.

17 de Septiembre de 2013 | 14:38 | Por Verónica Reyes Serra, Emol

SANTIAGO.- Julio Barriga -padre del joven que sobrevivió a la rabia tras ser mordido por un perro callejero en Quilpué- sabe que su hijo ya es parte de las estadísticas mundiales con respecto a la enfermedad: Menos del 0,001% de los contagiados sobrevive al virus.


"Cuando me dieron el diagnóstico de César a lo único que atiné fue a buscar información por internet. Ahí recién supe de la gravedad de la enfermedad, que era letal y podía quedar tetrapléjico. Lloré a mares", relató un tanto emocionado a Emol.


"¿Usted tiene hijos? El día que los tenga me va a entender, de sólo pensar que un hijo puede morir a uno se le viene el mundo encima. Es inexplicable esa sensación", agregó.


Julio se desempeña como transportista. Junto a Claudia Torrejón, son padres de César (25) y Nicolás. Tras el incidente, los tres han pasado días y noches en el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar.


El pasado 10 de agosto, la Seremi de Salud de Valparaíso confirmaba públicamente lo que otros médicos pronosticaban cautelosamente: El estudiante de prevención de riesgos padecía de rabia, pese a que datos de la Organización Mundial de la Salud aseguraban que en Chile la enfermedad estaba erradicada hace 40 años.


"Como se dice, uno es católico a su manera...pero nos aferramos a la fe. Ahí comenzamos a sentir que no estábamos solos", aseguró.


Pese a que los médicos le dieron la estricta instrucción a la familia de no emitir palabras cuando visitaran a César, un día olvidaron la orden. "En su oído le dije: Hijo, lucha por favor, te amamos. Ahí reaccionó del coma y comenzaron a caer lágrimas por sus ojos", cuenta Julio.


"Por eso insisto: Aquí actuó un ser divino. César ya mueve sus manos, evoluciona bien", reitera al mismo tiempo en que añade que espera tener a su hijo de vuelta en el hogar antes de lo previsto.


Recuperación


El caso de César Barriga generó la alerta en el Ministerio de Salud, quien inmediatamente aplicó un plan de contingencia en Quilpué, ordenando la masiva vacunación de la población canina.


Si bien estaba previsto que el joven se recuperara en un plazo cercano a los seis meses, su evolución ha sido un tanto más prometedora. Sin embargo –y debido a las lesiones que provoca el virus en el sistema nervioso- deberá someterse a terapias de recuperación tanto físicas como psicológicas.


"Espero que esté de alta para el año nuevo", puntualizó Julio Barriga, quien además dijo estar agradecido del Minsal y a la Municipalidad de Quilpué por la ayuda que les han brindado.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores