Habitantes de Diego de Almagro y El Salado comienzan a retirar el lodo y piden ayuda

"No han venido para acá y no hay dónde comprar alguna cosa. Los almacenes están destruidos. Ahora nos están dando la comida de la escuela. Pedimos que vengan las autoridades, que no se vayan a las ciudades grandes nomás", dice una habitante desesperada.

29 de Marzo de 2015 | 12:23 | Por Francisco Águila, enviado especial a Atacama y Antofagasta

Ministro de Obras Públicas: "la situación es desoladora"

DIEGO DE ALMADRO / EL SALADO.- José Espinoza está solo con una pala y trabaja afanosamente en algo que parece casi imposible: Sacar más de un metro de lodo y agua desde su casa de la calle Juan Martínez, en la comuna de Diego de Almagro, a 62 kilómetros al oriente de Chañaral.

Invita a Emol a pasar y muestra el lodazal que hay en su vivienda, unicada en una de las calles principales de esta ciudad ubicada en la región de Atacama.

"Mi casa quedó totalmente inundada con la bajada del río. El problema que tenemos es el barro y la falta de comida, agua, combustible. No tenemos electricidad. Con los días esto va a empeorar, pero tenemos fe en que desde el sur nos puedan mandar ayuda", manifiesta acongojado.

En la calle aledaña hay un camión tipo 3/4 que está literalmente enterrado en el barro. Dice que tiene pérdida total y que no tiene seguro, pero tiene algo de esperanza. "El agua nos llegó a la cintura. Mis habitaciones están con barro, pero tenemos confianza en que las autoridades nos pueden ayudar", sostiene.

El mismo llamado es el que hace el joven Heraldo Carvajal, quien vivía en la misma calle. Está embarrado, y pide ayuda para trasladar un colchón —húmedo y sucio— para que duerma uno de sus hijos.

"Esto fue una catástrofe. Mi casa fue pérdida total, no hay nada rescatable. Estamos como locos acá, desesperados. Medio Diego de Almagro está así. Pedimos que vengan las autoridades con máquinas retroexcavadoras y cargadores frontales, para que nos ayuden a sacar el barro de las casas", dice con desesperación.

En el pueblo de El Salado, ubicado a 28 kilómetros de Diego de Almagro, Ana Acevedo Cruz (81) es una de las damnificadas. Su vivienda también quedaba en una de las calles principales de la afectada localidad. Hoy vive en un campamento en el sector alto de la comuna.

"Yo perdí mi casa. Tengo 81 años y no sé lo que puedo hacer, dónde voy a vivir ahora. Esto se llevó medio pueblo, y yo arranqué con lo puesto nomás. Es terrible esta situación que hemos pasado. Tanto niño chico. Tanta gente muerta de acá, que uno ha vivido toda una vida con ellos y crecido con ellos. Están muertos ahora", dice.

Llorando se queja de que las autoridades no han ido a ese lugar a ver lo que pasa con ellos. "No han venido para acá y no hay dónde comprar alguna cosa. Los almacenes están destruidos. Ahora nos están dando la comida de la escuela. Pedimos que vengan las autoridades, que no se vayan a las ciudades grandes nomás".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores