vea las predicciones por signo
  • Aries
  • Tauro
  • Géminis
  • Cáncer
  • LEo
  • Virgo
  • Libra
  • Escorpión
  • Sagitario
  • Capricornio
  • Acuario
  • Piscis
2018: Aterrizaje forzoso en un nuevo mundo

Si usted cree que el ‘señor’ Universo anda benévolo y nos regalará un 2018 liviano lleno de flores, rica comida y buena onda; lo siento, pero usted debiera pensar pronto en cambiarse de planeta porque acá la atmósfera estará cargada. No negativamente, sino de tareas por hacer y situaciones que limpiar en un ciclo de tres años –sí, tal cual- en que construiremos un nuevo mundo. Y éste, le aviso, es el año más suave de la tríada –el cielo y sus ironías, ¿no?

Le cuento: a tres de los planetas más importantes, que provocan cambios personales y colectivos notorios, se les ocurrió la brillante idea -al parecer después de perder la paciencia y casi la esperanza con nosotros los humanos- de instalarse en signos de tierra, es decir, sobre energía concreta. Después de unos 30 años Saturno, el sabio anciano del cielo, vuelve a su casa en las montañas de Capricornio hasta 2020. Y aunque Plutón –que anda de viaje hace rato por esas mismas comarcas capricornianas- se cree el“big boss” estelar, es “Don Satur” quien comanda este nuevo tiempo. Al estar en su casa se ocupará de ordenarla con firmeza. Más abajo le contamos algunas medidas que tomará.



Y Urano, que estuvo de fiesta durante siete años (desde 2011 hasta ahora) por Aries, riéndose de nuestro ego, con lo cual provocó revueltas, excesivo individualismo, mayor creatividad personal, urgencia por tener identidad y figurar -ahí está el apogeo de las redes sociales con todo su narcisismo y horizontalidad-, aceleración de los tiempos y de los avances tecnológicos, mucho tema con el fuego literal y simbólico (rabias, ímpetu) además de la electricidad y la aeronáutica, junto a la tarea de innovar en nuestra forma de pararnos en el mundo… Ahora parece que se cansó y se dejará caer desde mediados de mayo 2018 -por unos meses, pero volverá con todo en 2019- en las apacibles praderas taurinas, con lo cual muchos toros y otros mamíferos querrán huir despavoridos, pues saben que este planeta no trae aire fresco sino ventarrones y huracanes para hacernos salir a todos de nuestra zona cómoda.

Por tanto, a la danza de Plutón y Saturno en Capricornio, se une el festín que armará Urano en Tauro que, en especial entre mayo y noviembre, dará mucho qué hablar. ¿De qué se trata esto? Comienza una agitación –¡aguante, humanidad!- de las finanzas y todo lo material. El sarcasmo y las sorpresas uranianas harán de las suyas en torno a las bancas locales e internacionales; la palabra “crisis” rondará y se quedará por un buen rato –asumámoslo- poniendo énfasis en la agricultura, la industria inmobiliaria (el valor de la tierra inicia una necesaria ‘limpieza’); el PIB y una serie de índices se reirán hasta de los economistas más eruditos pues, por al menos tres años, la anhelada estabilidad económica se irá lejos para que desarrollemos más creatividad e independencia de los venerados dinero, riqueza, éxito, crecimiento económico, etc. Comenzamos, poco a poco, la gestación de un nuevo sistema.



Cuidado, acumuladores

Hay algunas acciones claves en la receta para sortear con dignidad este 2018. Estas son: ser más creativos, estar muy flexibles, practicar sabiduría, presencia y de-sa-pe-go (anote esta palabra), e ir livianos de equipaje. Ojo si usted vive en su propio mundo (incluido el de los videojuegos o cualquier otra evasión adictiva), si es acumulador, rígido, o dependiente en lo material o emocional porque el ciclo lo pondrá muy a prueba; comience hoy su proceso de soltar si quiere sonreír más este año -después no diga que no sabía- para aprovechar las oportunidades, porque las habrá.

¿Cómo cuáles? Los cultivos innovadores comenzarán un apogeo y la tecnología puede rescatar antiguas semillas o procesos ancestrales de producción; también potenciar todo lo orgánico ya no sólo para una élite o como una moda; redescubrir alimentos o generar algunos muy novedosos. Los emprendedores, comerciantes originales y artesanos podrán activarse, gozar más de sus esfuerzos y liderar; también los músicos, cineastas, actores y fotógrafos que hayan trabajado la humildad recibirán premios. Puede incrementarse la investigación minera y geológica permitiéndonos encontrar nuevos recursos naturales, ya que estos vivirán un gran reordenamiento progresivo.

Ahora, tampoco vamos a ‘maquillar’ el 2018. Porque viene más tajante que los anteriores y no sólo en lo económico. Los egos densos saldrán a pasear; comenzamos una elevación vibratoria y lo más bajo puede resistirse mostrando lo peor de nosotros durante estos tres años. Aunque eventualmente podrían estar más pausados los ritmos, igual volcanes, cañones, montañas, aguas subterráneas, el petróleo y metales o minerales preciosos, como también lugares donde no tembló hace muchas décadas pueden sacudirse bastante al ritmo de Urano en Tauro que, sin medir consecuencias, agitará todo lo estancado en el mundo y en nosotros mismos.

Desde lo alto, Saturno con su báculo tendrá un poco de piedad porque él se moverá con más ganas desde 2019. Ahora, recién llegado a su casa, comenzará a cuestionarnos en lo profesional y vocacional. -¿Y tú, cómo te ganas la vida?, ¿con honestidad, con trampa, con flojera, con ganas, con mediocridad, con ética, con orden, con pasión, con automatismo, con respeto al medioambiente? –nos interrogará sin escapatoria. A él le da casi lo mismo la respuesta; lo que quiere es consistencia y ante la menor queja o excusa nos pondrá hechos o personas en el camino para que hagamos reformas en esta área. Por lo mismo, globalmente comenzaremos un cambio en los sistemas de trabajo, pues con los incesantes avances tecnológicos y la nueva consciencia planetaria muchas condiciones son absurdas e insanas.

Al lado de Saturno se sentarán Neptuno en Piscis para que estemos más compasivos y abiertos a compartir. Quirón irá a darse una vuelta breve por Aries para enrostrarnos nuestros egoísmos, a ver si nos da un poco de vergüenza y cambiamos. Júpiter, que seguirá muerto de risa en Escorpión hasta noviembre, desde donde no parará de destapar abusos sexuales y económicos, junto a secretos de todo tipo, nos enseñará a usar más nuestra intuición para tomar mejores decisiones. Marte nos ayudará a mirar cómo manejamos nuestra fuerza y los conflictos, con varias lecciones entre junio y agosto.





Y ante cualquier emergencia –que las habrá- este coro planetario nos recordará algo fundamental: respirar, detenernos y resolver con Calma&Creatividad porque ni postergar ni fantasear estará permitido: 2018 es un golpe de realidad que nos insta a resolver, un gran aterrizaje en nuestra vida y planeta para reconstruirlos con menos peso y más armonía. Que así sea. ¡Feliz 2018, inicio de un tiempo muy renovador!

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
 
Cargando Comentarios...