Reorganización financiera de Latam: Por qué acogerse al Capítulo 11 y cómo afecta a trabajadores y clientes

La aerolínea aclaró que se trata de un proceso muy diferente al de una quiebra, bancarrota o liquidación, y que el objetivo final es reducir la deuda de la firma y obtener nuevas fuentes de financiamiento.

26 de Mayo de 2020 | 14:44 | Por Patricia Marchetti Michels, Emol

Aviones de Latam estacionados en Aeropuerto de Santiago durante la pandemia.

El Mercurio
SANTIAGO.- A la luz del impacto del covid-19, Latam Airlines y sus compañías afiliadas en Chile, Perú, Colombia, Ecuador y Estados Unidos presentaron este 26 de mayo una solicitud de reorganización financiera voluntaria y reestructuración de deuda, acogiéndose al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EE.UU..

Se trata de una movida que dista de un proceso de liquidación, quiebra o bancarrota, de hecho, tal como explicó el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, "este proceso de reestructuración no significa que la empresa desaparezca, es un proceso que está diseñado para darle viabilidad, para darle una chance, para que siga operando".


Así, según explicó la misma compañía, "es un marco legal bajo el cual Latam tendrá la oportunidad de reorganizar su balance financiero, lo que nos permitirá salir de esto como un grupo de aerolíneas más ágil, resiliente y sostenible (...). Este proceso le proporciona a Latam una oportunidad para trabajar con los acreedores del grupo, y otras partes interesadas, para reducir su deuda y obtener nuevas fuentes de financiamiento".

De acuerdo al abogado experto en temas de insolvencia y académico de la Universidad Diego Portales, Isaac Stevens, "el mundialmente conocido Chapter 11 es una de las legislaciones de insolvencia más importantes del mundo. La relevancia de la economía americana, la sofisticación legal y financiera de las prácticas de reestructuración corporativa, y el fuerte foco en el salvataje de las compañías en dificultades, son algunos de los motivos que explican la influencia que este mecanismo ha tenido en múltiples latitudes".


Es más, el mismo Presidente Sebastián Piñera, en entrevista con El Mercurio el 12 de abril pasado, al abordar las soluciones que se estaban pensando en el Gobierno para ir en ayuda de las grandes firmas del país, nombró como ejemplo el Capítulo 11.

El cual, en palabras del Mandatario, "es que cuando una empresa está en problemas, puede solicitar este capítulo que le da protección transitoria a los acreedores y permite que otros acreedores presten con preferencia. Eso ha permitido a muchas empresas americanas sobrevivir".

"Las bondades del Chapter 11"

Ante la decisión de Latam, que sigue los mismos pasos que la de Avianca, Stevens explica que la razón de porqué estas empresas han decidido reestructurarse en EE.UU. y no en alguna jurisdicción latinoamericana, radicarían en "la exitosa experiencia de otras empresas extranjeras que han buscado refugio en el Chapter 11 americano". Así, expone las que, a su juicio, son sus "principales bondades y beneficios".

1.- Acceso a una justicia especializada.
"Estados Unidos cuenta con una jurisdicción especial para abordar casos de insolvencia, con jueces dedicados exclusivamente a resolver procedimientos como este. Jueces que, además, suelen tener una dilatada trayectoria en estas materias, lo que permite dar tranquilidad a los participantes del proceso".

"Estados Unidos no solo cuenta con una detallada regulación legal, sino que también con una práctica asentada que ha dado pie a una verdadera industria tras la financiación de empresas en crisis (bajo el concepto del debtor-in-possession financing)"

Isaac Stevens

2.- Por regla general, el deudor mantiene la administración.
"La regla general es que la empresa deudora continúe siendo administrada por sus órganos de administración, por lo que no pierde el control de sus actuaciones durante el proceso. La designación de un interventor es excepcional".

3.- Acceso a "fresh money".
"El acceso al dinero fresco es probablemente una de las mayores ventajas del sistema americano respecto a los procesos de reestructuración latinoamericanos. En vez de que el deudor deba hacer extenuantes esfuerzos para conseguir este tipo de financiamiento, en EE.UU. la situación es completamente inversa: serán los propios financistas quienes irán tras el deudor a proveer financiamiento. Dinero que dependiendo de las circunstancias deberá ser aprobado por el juez y que supone un riesgo extrejmadamente reducido para quien lo provee".

4.- Rechazo de contratos en curso.
"Una de las novedades de la legislación americana frente a las legislaciones de insolvencia en Latinoamérica, y en particular en Chile, es que se habilita a que el deudor tome la decisión de asumir o rechazar los contratos pendientes de ejecución. Así, el deudor tiene el derecho unilateral a examinar sus contratos pendientes para determinar si los asumirá (es decir, si continuará ejecutándolos) o los rechazará (en cuyo caso, dejará de estar obligado, sin que sea necesario dar cumplimiento a sus obligaciones)".

5.- Acceso a prácticas de reestructuración financiera y legal más desarrolladas.
"EE.U.U. cuenta con un experimentado mercado legal y financiero en torno a la reestructuración de compañías en crisis, las cuales se han desarrollado a través de largos años y que permiten anualmente reestructurar billones de dólares en forma relativamente eficiente".

"El proceso de reestructuración bajo el Chapter 11 americano presenta diversas ventajas para deudores como Avianca o Latam, quienes podrán perseguir la reorganización de sus pasivos, mientras gozan de la relevante protección que le concede la legislación y prácticas norteamericanas, siendo éste un atractivo foro para conocer de estos complejos procedimientos"

Isaac Stevens

6.- Cooperación internacional.
"A través del Chapter 15, EE.UU. adoptó -al igual que Chile- las disposiciones sobre insolvencia transfronteriza de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derechos Mercantil Internacional. Lo anterior, ha permitido que jueces americanos puedan interactuar con jueces de otras latitudes. De ahí que la posibilidad de establecer un proceso de reestructuración principal en EE.UU. y a su vez iniciar procesos específicos en otras jurisdicciones, sea particularmente atractiva".

7.- Los posibles contras.
De acuerdo a Stevens, uno de los puntos bajos que podría traer el proceso es el tema de los costos asociados y los tiempos que puede tardar la firma en alcanzar un plan que sea aprobado por los acreedores y confirmado por el Juez. Además, "puede haber un impacto reputacional también, especialmente, en quienes no están familiarizados con estos procesos. Se suele asociar el inicio de un procedimiento de insolvencia con la quiebra o liquidación propiamente tal de una empresa, en circunstancias, que es un proceso distinto al que se ha iniciado en Estados Unidos".

¿Cómo afecta el Chapter 11 a trabajadores y clientes?

"Latam seguirá volando, pagando a sus empleados, cumpliendo con obligaciones de beneficios y pagando a los proveedores críticos, así como respetando las millas de Latam Pass y las reservaciones de vuelos a medida que trabajamos en el proceso de reorganización del Capítulo 11", aseguró la aerolínea.

En esa línea, la firma profundizó que seguirán aceptando pasajes actuales y futuros, los puntos o millas de viajero frecuente, los cupones y tarjetas de regalo, tal como se hizo antes de la reorganización.


Respecto a los clientes de carga, "nuestras operaciones de carga han estado operando por encima de su capacidad en estos tiempos difíciles y eso no cambiará como resultado de nuestra reorganización. Nuestras operaciones de carga continuarán sin interrupción durante todo este proceso".

En cuanto a los empleados, la empresa recalcó que se seguirá cumpliendo con todas las obligaciones de pagos y beneficios, pero hizo hincapié en que "el covid-19 ha cambiado drásticamente nuestras operaciones y seguirá exigiéndonos que tomemos decisiones difíciles, pero estamos comprometidos a preservar la continuidad de nuestras operaciones tanto como sea posible".

Uno de los escenarios más complejos será en torno a los arrendadores, es que de acuerdo a Latam, "un componente clave de este proceso es ajustar nuestra estructura financiera (...). Para alcanzar este objetivo y proteger el valor del grupo, hemos tomado la decisión difícil, pero necesaria, de rescindir ciertos arrendamientos".

"Muchas aerolíneas de larga data con operaciones en EE. UU., entre ellas Delta, United Airlines y American Airlines, se han acogido a este proceso y han tenido éxito. Eso es exactamente lo que pretendemos hacer"

Latam Airlines

Por el lado de los proveedores, los cual suman más de 2 mil según el ministro Briones, "pagaremos a ellos por todos los bienes y servicios solicitados o entregados después de la fecha de solicitud en el curso normal y de acuerdo con nuestros términos existentes".

En cuanto a socios comerciales y agencias, la aerolínea indicó: "Estamos comprometidos a minimizar la interrupción de nuestro negocio a lo largo de este proceso. Esto incluye mantener y fortalecer nuestras asociaciones comerciales actuales".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores