EMOLTV

¿Qué es el "tapering" que preocupa a los mercados?: La relación con la Fed de EE.UU. y su posible impacto en Chile

Esta semana la Reserva Federal dio el aviso de que la retirada de estímulos podría ocurrir este mismo año, adelantando así el calendario que estaba previsto para fines de 2023.

21 de Agosto de 2021 | 15:28 | Por Ignacia Munita C., Emol
El Mercurio
La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos dio el aviso e inmediatamente los ojos del mercado se volcaron hacia el banco central norteamericano. Esto luego de que la entidad publicara este miércoles las actas de su última reunión, las cuales sugieren que la retirada de estímulos podría ocurrir este mismo año, adelantando así el calendario que estaba previsto para fines de 2023.

El eventual ajuste en la política monetaria de una de las principales potencias del mundo provocó caídas en las bolsas mundiales, en medio de la creciente preocupación por nuevos rebrotes de coronavirus y el avance de la variante Delta, llevando a los inversionistas a apostar por las ventas de activos.

Fue precisamente como consecuencia de la debacle económica mundial generada por la pandemia que diversas instituciones bancarias en el globo impulsaron un apoyo monetario adicional a la disminución de tasas. De hecho, el Banco Central de Chile también fomentó una Tasa Política Monetaria (TPM) expansiva, la cual mantuvo en su mínimo técnico desde marzo de 2020 hasta mediados de julio de este año, como una medida para contrarrestar los efectos ocasionados por la irrupción del covid-19.

De este modo, el fenómeno conocido como "tapering" y que se asocia a la normalización de las políticas de la Fed, "es un proceso de disminución gradual de los estímulos monetarios extraordinarios, como la compra de bonos y activos hipotecarios que hoy en día suma US$120 mil millones al mes", explicó Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria.

En tanto, Carlos Quezada, Trader senior de Libertex comentó a Emol que, en finanzas el término "se utiliza para referirse cuando se vuelve a la 'normalidad' en la política monetaria, lo que trae consigo recortes en los estímulos, y posteriormente alza de tasas de interés, todo esto de forma paulatina, para intentar no causar movimientos muy bruscos en el mercado".

Se trata del segundo "tapering" en menos de diez años, puesto que la última vez que se puso en práctica la medida fue en diciembre de 2013, posterior a la crisis Subprime del 2008. En ese entonces, Quezada subrayó que "la Fed decidió bajar la tasa de interés al rango mínimo (0-0,25%), y además inyectar dinero al mercado principalmente mediante la compra de bonos, lo que se busca esta medida es estimular a la economía en tiempos de crisis financiera, bajando el costo del dinero", e indicó que "una vez que se ve una recuperación, se debe comenzar con el tapering, sino la inflación supera el rango meta".

Conforme a lo anterior, Bustamante recalcó que la normalización monetaria "busca evitar un sobrecalentamiento de la economía, producto de la mayor emisión monetaria, ya que el mayor crecimiento viene acompañado de una elevada inflación. Con un proceso de retiro de estímulos y posterior alza de tasas, se busca controlar que la inflación no siga mostrando niveles muy elevados".

¿Por qué iniciar el retiro de estímulos?

Clave será para el mercado la reunión de banqueros centrales, ministros, empresarios y académicos que se llevará a cabo en Jackson Hole la próxima semana, a la que también asistirá el presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell, y donde se espera que entregue nueva información sobre el plan de reducción de compras.

Respecto a las razones detrás de un futuro ajuste de tasas, Michelle Labbé, economista jefe de Dominus Capital, apuntó que: "por un lado, en Estados Unidos ya se ve que el mercado laboral ha vuelto bastante a la normalidad, no está totalmente normal, pero está muy cercano, y por el otro lado, igual que en Chile, la inflación ya empezó a despegar, lo que está diciendo que hay mayor capacidad de demanda, y por lo tanto, como hay mayor demanda y mayor ingreso de las personas, eso está influyendo sobre los precios".

"Como hay mayor demanda, lo que te está diciendo es que la gente no está necesitando las ayudas, y a medida que tú quitas las ayudas, quitas el exceso de demanda, y quitas el efecto sobre los precios, la presión sobre los precios", agregó.

"Se utiliza para referirse cuando se vuelve a la 'normalidad' en la política monetaria, lo que trae consigo recortes en los estímulos, y posteriormente alza de tasas de interés, todo esto de forma paulatina, para intentar no causar movimientos muy bruscos en el mercado"

Carlos Quezada, trader senior de Libertex
Pero advierte que "es un proceso complicado, porque si tú quitas demasiado rápido entonces lo que generas es una caída muy fuerte en la demanda, y por lo tanto, te afecta negativamente el crecimiento. Si lo quitas muy lento, se te escapan los precios y por lo tanto generas inflación (...) en el fondo, aquí hay muchos de los bancos trabajan en cuanto a anuncios para que el mercado se empiece a ajustar, y lo que anunció Estados Unidos es que 'vamos a empezar este proceso' ".

En esa línea, Quezada acotó que "el desempleo en Estados Unidos es de 5,4% y las últimas nóminas no agrícolas superaron las expectativas del mercado, llegando a 943.000 nuevos puestos de trabajo, por lo que ya estamos cerca de esa estabilización laboral que necesita la Fed para comenzar con el tapering".

Por su parte, Sebastián Espinosa, estratega de mercados de XTB Latam, indicó que actualmente "Estados Unidos se encuentra con una inflación de un 5,4%, muy por encima del objetivo de un 2% e incluso por encima del 2,5% que han tomado en cuenta como 'flexibilidad' en medio de la crisis".

Tras ello, dijo que "las reaperturas de las economías a nivel global han traído consigo una fuerte recuperación del consumo, las empresas han vuelto a producir en masa y esto ha elevado el precio de los bienes y de los commodities y todo esto está causando un sobrecalentamiento en la economía. Lo anterior se ha dado en medio de estímulos no sólo por parte de la Fed, sino que también en medio de tasas de interés históricamente bajas y también durante estímulos fiscales históricos".

Y subrayó que "tal inyección de liquidez ha 'traído la cuenta' y esto está presionando a la Reserva Federal a tomar medidas más contractivas, partiendo por la retirada de estímulos".

Impacto en los mercados y en Chile

Según Espinosa, "el dólar a nivel global ya está descontando que el tapering y la subida de tasas será más temprano que tarde, lo que ha llevado a que la moneda norteamericana se esté fortaleciendo semana a semana".

"Si miramos el dollar index - índice que compara al dólar frente a un promedio ponderado del euro, libra, yen, dólar canadiense, corona sueca y franco suizo- notaremos que el dólar se ha fortalecido cerca de un 4,5% en los últimos tres meses", resaltó.

"Las reaperturas de las economías a nivel global han traído consigo una fuerte recuperación del consumo, las empresas han vuelto a producir en masa y esto ha elevado el precio de los bienes y de los commodities y todo esto está causando un sobrecalentamiento en la economía. Lo anterior se ha dado en medio de estímulos no sólo por parte de la Fed, sino que también en medio de tasas de interés históricamente bajas y también durante estímulos fiscales históricos"

Sebastián Espinosa, estratega de mercados de XTB Latam
Luego, expresó que "a medida que se empieza a descontar que se dará esta retirada de estímulos y posterior subida de tasas de interés, en el corto plazo las bolsas deberían mostrar ciertos retrocesos, al existir menores incentivos para endeudarse, invertir en proyectos, etcétera".

Mientras que Bustamante apuntó que, por el contrario, la fortaleza del dólar podría incidir en que "algunas materias primas pueden reflejar caídas en sus precios, especialmente las que están ligadas al ciclo económico, considerando que la reducción de estímulos también disminuye las perspectivas de crecimiento. Por otra parte, la renta variable también podría sufrir, pero especialmente las acciones de crecimiento o ligadas al sector tecnológico, ya que son empresas que se ven muy beneficiadas en medio de alivios cuantitativos".

En el plano local, el analista sostuvo que "el principal impacto vendría por el tipo de cambio, algo que se ha estado viendo en el mercado", lo que enfrentado a los retrocesos del cobre, vuelve "muy probable que el dólar en nuestro país siga subiendo, especialmente si los datos inflacionarios en Estados Unidos continúan sorprendiendo al alza, ya que daría más motivos a la Fed para comenzar su tapering más temprano que tarde".

Finalmente, Quezada aseguró que "las bolsas siempre toman como negativo el inicio de un tapering, sobre todo en un escenario incierto como el que estamos viviendo hoy, con los fuertes avances de la variante delta, que podría causar una nueva ralentización de la economía".

Por lo mismo, dado que "las bolsas se van contagiando unas con otras", el analista anticipó que "en el mercado local, también veríamos una presión bajista, y sería un nuevo impulso para el tipo de cambio local, para estabilizarse sobre los $800 intentando buscar los $900 a final de año".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Recomendados Emol
Salud mental con los siquiatras Vania Martínez y León Cohen
Dusan Bonacic: Conversación con el capitán de la Roja de voleibol
Conferencia La Otra Mirada con Mario y Álvaro Vargas Llosa
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores