EMOLTV

Zoom a la economía rusa en medio del conflicto: Las cifras de la potencia geopolítica que está lejos del dominio en PIB

Es el país con la mayor extensión territorial del mundo y con la más grande reserva de gas, pero ocupa el puesto número 12 en términos de Producto Interno Bruto.

09 de Marzo de 2022 | 18:33 | Por Tomás Molina J., Emol
imagen
AFP
Rusia es un país de contrastes: el primero en extensión territorial y con la mayor reserva de gas de todo el mundo, pero el duodécimo en términos de Producto Interno Bruto (PIB), estando en niveles muy similares al de Brasil, Australia y España, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Se trata de una economía altamente dependiente de las materias primas, que enfrenta una crisis demográfica y bajo crecimiento, y que ahora debe resistir potentes e inéditas sanciones económicas impuestas por el mundo con un nivel de PIB inferior al de países como Italia o Canadá, producto de su aventura bélica en Ucrania.

El tamaño de la economía de Rusa es de poco más de US$1,7 billones, lo que equivale a tan solo el 7% del PIB de Estados Unidos. Por otra parte, el PIB de la Unión Europea (UE) en su conjunto es de poco más de US$15 billones y el del Reino Unidos es de US$3,4 billones.

Es decir, en términos económicos, Rusia está en un escalón más abajo frente a los países de Occidente.

De todas formas, la influencia regional rusa es innegable, considerando que ostenta uno de los ejércitos más grandes del mundo, junto con poseer un importante poderío energético clave para el suministro de algunas potencias europeas, como Alemania. El 60% de las exportaciones rusas son gas y petróleo que representan, en total, un tercio de su economía, la que, por lo tanto, está ligada los vaivenes del precio de la energía.

Además, pese al bloqueo económico que congeló los bienes del Banco Central rusa para evitar que el país utilice US$630 mil millones de reserva de divisas, Moscú aún tendría como moverse. Según Capital Economics, se estima que el 15% de sus reservas de divisas se encuentran en China, que podría estar dispuesto a ayudarle. Rusia también posee una de las mayores reservas de oro del mundo, unas 2.300 toneladas, que equivaldrían a unos US$142 mil millones.

También la ayuda el hecho de contar con una baja deuda pública, que oscila en torno al 20% de su PIB.

Los oligarcas

En todo caso, gran parte de la riqueza rusa está en manos de los grandes empresarios o lo denominados oligarcas de ese país, no por nada desde Occidente han lazado medidas orientadas a congelar sus activos en el exterior: la UE y EE.UU. han sancionado a decenas de personas de la élite rusa y cercanas a Vladimir Putin.

Hasta el 74% de la riqueza rusa la acapara el 10% más ricos -el 48%, en caso del 1% más adinerado-, según datos de 2021 de la Word Inequality Database, mientras que el patrimonio de los 500 oligarcas, cuyo monto supera los US$100 millones, supone el 40% de toda la riqueza de los hogares, el triple de la media global.

Desde la llegada de Putin al poder, gran parte de ese dinero ha ido trasladándose al extranjero. Si se considera únicamente al 0,01% más rico, el 58% de su patrimonio ya estaba depositado en el exterior en el periodo 2000-2009, una cifra que desciende hasta el 40% en el caso de Reino Unido, el 33% en el de España o el 12% en el de Estados Unidos.

Productividad, corrupción y demografía

Por otra parte, Rusia es uno de los países industrializados menos productivos del mundo: ocupa el puesto 39, de un total de 42 del índice de productividad de la OCDE. Por cada hora trabajada, Rusia produce unos US$24, aproximadamente la mitad que la medida de este grupo de países.

Las causas, según expertos citados por "The Moscow Times, se resumen en un "cóctel de 'capitalismo de Estado'. corrupción, bajas inversiones, malos equipamientos y una demografía desfavorable".

Rusia se encuentra en el puesto 31 de los 190 que conforman el ranking Doing Business, que clasifica los países según la facilidad que ofrecen para hacer negocios. Y en cuanto al Índice de Percepción de la Corrupción del sector público en Rusia este fue de 29 puntos en 2021, por lo que la percepción de corrupción de los rusos en su país es muy alta.

Un factor importante de prosperidad económica para un país es el tamaño y la juventud de la población activa. Ningún país europeo está particularmente en buena forma en ese sentido, pero Rusia, dentro del general declive de su demografía, está nuevamente al final de la lista y se estima que su población pueda reducirse entre un 7% y un 17% a mediados de este siglo.

Durante la pandemia de covid-19, Rusia casi no impuso restricciones a su economía para contener la propagación del virus y registró un crecimiento económico de 4,7% en 2021, luego de caer 3,1% en 2020. La inflación, en tanto, alcanzó un alza acumulada anual 7% el año pasado, marcada por el aumento de los precios de los alimentos básicos.

Golpe del conflicto bélico

Sin embargo, el conflicto bélico con Ucrania podría hacer que Rusia pierda todo lo recuperado en términos económicos y que su inflación se dispare aún más, haciendo que la tasa 12% de su población que hoy vive en situación de pobreza sea todavía mayor.

De hecho, según JP Morgan, las crecientes interrupciones a las importaciones podrían llevar al país euroasiático a un "colapso" economía que podría ser comparable a las consecuencias del default que vivió en 1998. Es que el banco de inversiones estadounidense prevé un desplome del PIB ruso de alrededor de 11%.

"Los ingresos por exportaciones de Rusia se verán afectados y es probable que las salidas de capital sean inmediatas a pesar de su gran superávit de cuenta corriente. Las importaciones y el PIB colapsarán", sostuvo.

Cada vez son más las multinacionales de Occidente que anuncian la suspensión de sus operaciones en Rusia producto de su invasión, mientras que las petroleras mundiales evitan hacer negocios con Moscú, a la vez que Estados Unidos prohibió las exportaciones rusas de crudo y gas. Además, el país liderado por Putin está cada vez más aislado de los mercados financieros y las restricciones sin precedentes a su Banco Central ha limitado su capacidad de defender el rublo.

La moneda rusa ha perdido alrededor del 30% de su valor y las sanciones están asfixiando las cuentas de sus magnates. Solo entre el 16 y el 24 de febrero, el día que comenzó la ofensiva rusa, 116 multimillonarios de ese país perdieron casi US$126 mil millones.