Por qué África estaría enfrentando el covid-19 mejor que Sudamérica y otras regiones del mundo

Con poco más de 135.000 casos -equivalentes al 2,28% del total de contagios en el mundo-, este continente está lejos de ser el foco de la pandemia, echando por tierra los pronósticos pesimistas de algunos expertos.

30 de Mayo de 2020 | 07:21 | Redactado por Ramón Jara A., Emol
AP
Terminaba marzo, y la pandemia de covid-19 ya azotaba a prácticamente todo el mundo. A esas alturas, ya eran muchos los países que habían declarado cuarentena total en sus territorios y trataban de buscar el mejor mecanismo posible para frenar la ola de contagios. Sin embargo, el coronavirus avanzaba y causaba estragos en lugares quizás impensados al principio, como Italia, España y Francia, con miles de muertos y cientos de miles de contagiados.

Y es a raíz de esto que la preocupación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se trasladó a África. Claro está: si el covid-19 fue capaz de afectar a países más preparados con sistemas de salud más robustos, su llegada al continente con las naciones más pobres del mundo sería, sin lugar a dudas, catastrófica.

Y había argumentos fuertes como para creer en esta teoría. De acuerdo con la Comisión Económica para África, el 56% de la población urbana vive hacinada en barrios marginales y el 36% no tiene acceso a lavarse las manos en su hogar. Con este escenario, entonces, la proyección del organismo era tener, en el mejor de los casos, 122 millones de contagios y 300 mil muertes en una región que cuenta con 1.300 millones de habitantes.

Sin embargo, a más de tres meses de registrarse el primer caso, este continente está muy lejos de ser el epicentro de la pandemia. Según lo recopilado por la Universidad Johns Hopkins, en todo el territorio hay más de 135.000 casos confirmados y 3.923 muertos por covid-19. Cifras muy lejanas a las registradas por regiones como Sudamérica, donde el virus llegó después y registra casi 800.000 contagios y 38.000 muertes.

135.000casos de covid-19 acumula África, según cifras oficiales
De acuerdo con estos datos, hay lugares que estarían mucho peor que África pese a tener mejores condiciones sanitarias. Y así lo han destacado personeros como el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Chile, Fernando Leanes, quien dijo a radio ADN: "Es hasta emocionante cómo han peleado los africanos (...) Yo no conozco el detalle de las estrategias que están llevando adelante, pero son estrategias basadas en el trabajo comunitario, basadas en la participación de todas las personas. Fue realmente una epopeya lo que hicieron frente a esta pandemia". Para él, entonces, "la clave es la atención primaria de la salud, el trabajo de la propia comunidad".

Es por eso que, pese a que el número de contagios en el continente podría ser mayor al informado por la falta de exámenes de detección en algunas partes, vale la pena estudiar este caso y analizar las claves de este "positivo" escenario que, sinceramente, sorprende a todos.

Las claves

El primer caso de coronavirus en África se registró en Egipto el pasado 14 de febrero. De ahí en más se extendió por todo el continente, siendo Lesotho la última nación en recibir el virus, el 13 de mayo. El avance de la enfermedad, no obstante, ha sido demasiado lento y sorprende en una región que concentra el 17% de la población del planeta: sus poco más de 135.000 contagios suponen el 2,28% del total de casos en todo el mundo y sus casi 4.000 muertes representan el 1,07% de los decesos registrados en el orbe.

De acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins, Sudáfrica es el país más afectado con 29.240 casos y 611 muertes, seguido de Egipto (22.082 contagios y 879 decesos), Nigeria (9.302 infectados y 261 fallecidos) y Argelia (9.134 casos y 638 muertos).

Son varios los factores que incidirían en este presunto éxito, afirma EFE. Uno de ellos tiene que ver con las tempranas medidas de confinamiento tomadas por varios gobiernos. A eso se suma la alta juventud de la población africana -en Kenia, por ejemplo, la edad media de sus habitantes es de 19 años- o también el hecho de que el tráfico aéreo internacional en África es muy menor en comparación con otras partes del mundo.

Por otro lado, son varios los países africanos que están más preparados al momento de rastrear virus que en otros lugares del planeta. La agencia EFE nombra el caso de Sudáfrica, que para enfrentar al covid-19 ha recurrido a las redes existentes de atención primaria y a los sistemas de rastreo creados para combatir el VIH en la década de 1990.

Un punto vital, también, ha sido la amplia experiencia con la que cuentan los países de África occidental y central en el tratamiento de otras epidemias como el ébola, la malaria, la meningitis o la fiebre amarilla, pese a lo precario que pueden ser sus sistemas de salud y los pocos recursos que poseen.

La falta de exámenes

Sin embargo, también hay conciencia de que la falta de exámenes de detección del covid-19 puede ser un factor en el bajo número de casos en Sudáfrica, según reporta La Vanguardia. Días atrás, el director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en África (Africa CDC), John Nkengasong, informó que se habían hecho 1,2 millones de test en todo el continente desde la llegada de la pandemia.

De este modo, hay países que han realizado más exámenes que todas las naciones africanas juntas. Es el caso de Estados Unidos, por ejemplo, que ha testeado a más de 16 millones de personas, según la Universidad Johns Hopkins.

Esto también es reflejo del deficiente sistema sanitario en toda África. Faltan camas de UCI, ventiladores mecánicos, personal sanitario capacitado y mayor capacidad de detección. Este punto es notorio, según EFE, que explica el caso de Lesotho, que debe enviar sus pruebas a los laboratorios de Sudáfrica, mientras que Nigeria, que tiene 195 millones de habitantes, solo cuenta con 24 de estas instalaciones.

Pese a ello, el resultado hasta el momento es optimista, aunque los expertos afirman que aún es pronto para cantar victoria. "No esperamos evitar la epidemia, de ninguna forma (...). Nunca hemos pensado que fuera posible. Solo buscamos aplanar la curva", explicó a principios de mes el doctor Salim Abdool Karim, responsable de la respuesta sanitaria en Sudáfrica.

La directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, afirmó por su parte que "si bien es previsible que el covid-19 no se extienda de manera tan exponencial en África como lo ha hecho en otras partes del mundo, probablemente explotará en puntos críticos de transmisión".

Mientras que, por otro lado, un grupo de 50 intelectuales africanos pidió en una carta esperar a ver cómo progresa esta pandemia antes de presagiar un nuevo desastre. "Según algunos escenarios, África es un continente vulnerable donde los muertos podrían contarse no en miles sino en millones. Insistimos en que no es algo inevitable de lo que el continente no pudiese escapar", remarcaron.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores