Otro escenario, los mismos protagonistas: El rol clave de Lagos Weber, Pizarro y Letelier en Aula Segura

Tal como ocurrió durante el debate del salario mínimo, la labor de los senadores fue fundamental para destrabar la iniciativa. Sin embargo, entre los expertos hay dudas sobre si ese estilo predominará en la centroizquierda.

25 de Octubre de 2018 | 16:01 | Por Felipe Vargas Morales, Emol
José Manuel Vilches, Emol.
SANTIAGO.- Después de semanas de tensión, el proyecto del Gobierno para fortalecer las facultades de los directores de establecimientos educacionales en materia de expulsión y cancelación de matrícula en casos de violencia específicos, más conocido como Aula Segura, fue aprobado en el Senado luego de un amplio acuerdo entre la oposición y La Moneda.

Para ello, fue clave el papel que jugaron los representantes de la centroizquierda en la comisión de Hacienda de la Cámara Alta. Las gestiones de Ricardo Lagos Weber (PPD), Jorge Pizarro (DC) y Juan Pablo Letelier (PS) ante el Ejecutivo permitieron destrabar un debate que se había tornado complejo tras su paso por la comisión de Educación.

En esa etapa, la presidenta de la instancia, Yasna Provoste (DC), encabezó una ofensiva que logró desmantelar la propuesta original defendida por la titular de Educación, Marcela Cubillos, modificando incluso hasta su nombre. Hasta la medianoche del martes, las conversaciones habían quedado en punto muerto.

¿Qué fue lo que cambió? Que Lagos Weber, Pizarro y Letelier detectaron que una indicación impulsada por Provoste y los senadores Jaime Quintana (PPD) y Juan Ignacio Latorre (RD) podría ser considerada inconstitucional y advirtieron la posibilidad de aparecer como "obstruccionistas" ante la opinión pública, en un tema con alto respaldo ciudadano.

Fue así que, tal como lo hicieron durante la discusión del salario mínimo, el trío de senadores reabrió el diálogo con el Gobierno y consensuó nuevas indicaciones con el oficialismo, como la reincorporación del concepto de expulsión o cancelación de matrícula, el cual había sido eliminado en la comisión de Educación. El resultado fue 33 votos a favor y solo 1 en contra.

Esta situación reabrió la pregunta sobre cuál será la estrategia que finalmente se impondrá al interior de la oposición para relacionarse con la administración del Presidente Sebastián Piñera. Mientras hay expertos que creen que la postura moderada de estos senadores terminará por marcar el vínculo, otros sostienen que eso se verá solo caso a caso.

Al respecto, el director del Magíster en Comunicación Política en la Universidad Adolfo Ibañez, Max Colodro, destacó que tras este episodio "quedó demostrado que hay dos almas en la oposición. Una más dura, que la representó en este caso Yasna Provoste, que lo que buscaba era literalmente desmantelar el proyecto del Gobierno".

"Su idea era provocarle una derrota política sustantiva, aun pagando el costo de oponerse a un proyecto que tenía alto respaldo en la opinión pública. La segunda es más colaborativa, de alguna manera entendió que hacer fracasar un proyecto que tenía alto respaldo público podría significar un costo importante para los partidos de centroizquierda", dijo a Emol.

Consultado sobre si esta última opción es la que determinará la forma de operar de la oposición frente al Gobierno, Colodro indicó que "creo que sí. Aquí lo que quedó en evidencia claramente es que la oposición no tiene un diseño único ni consensuado respecto de cómo abordar los proyectos emblemáticos del Gobierno".

"En ese sentido, es algo que puede sentar un precedente para las negociaciones de los proyectos más trascendentales como la reforma tributaria, la previsional o la modernización de la ley laboral, por ejemplo. Aquí se sentó un precedente de que hay efectivamente dos visiones muy distintas de cómo enfrentar al Gobierno", enfatizó.

Moderados versus radicales

Según el académico, la postura evidenciada por los senadores marca una separación en medio de los intentos de reconfiguración de la centroizquierda. "Creo que tiende más bien a distanciar lo que es una visión más moderada y colaborativa de lo que va a ser la visión que probablemente van a defender un sector del PS, el PC y el Frente Amplio".

"Por ejemplo, en lo que viene ahora, que es la tramitación de Aula Segura en la Cámara de Diputados, ellos van a jugar un rol fundamental y el proyecto puede volver a desdibujarse y terminar en una comisión mixta. Ese escenario es bien probable y terminará por confirmar que hay dos visiones respecto a cómo abordar los proyectos del Gobierno", recalcó.

Una visión distinta planteó la directora ejecutiva de la Fundación Chile 21, Gloria de la Fuente, quien planteó que "el proyecto que salió ayer es bien distinto al original. Entonces, cuando hay voluntad de una autoridad para poder dialogar y la oposición tiene la posibilidad de plantear sus puntos evidentemente esto allana la conversación".

"Allanar el camino es positivo y me alegro que haya parlamentarios que tienen la claridad para establecer ese puente o los diálogos que corresponden. Si ese es el espíritu, está muy bien, pero esto no es volver -porque creo que se ha malentendido de repente esta idea- a la política de los consensos, que es como la rendición de un sector respecto del otro", enfatizó.

Según De La Fuente, "yo creo que es al revés, es positivo que se allane el dialogo, pero se allana haciendo los cambios que la oposición planteó y creo que eso es positivo. No hay que soslayar que la senadora Provoste tuvo un tremendo rol oponiéndose, pero planteando los puntos que finalmente terminaron en una negociación siendo modificados".

En ese contexto, desestimó que la visión de los "moderados" se haya impuesto a los más "radicales". "Aquí no hubo ningún parlamentario de oposición, pese a que se quiso hacer una caricatura con aquello, que haya pensado que aquí no hay un problema con la violencia en los establecimientos educacionales en general".

"El dialogo político siempre es una cuestión dinámica y por lo tanto, creo que la senadora Provoste cumplió un rol muy fundamental planteando los puntos respecto a este proyecto y luego los senadores que cumplieron un rol de tratar de allanar el camino. No son cosas distintas, es parte de una misma mirada", aseguró.

La cientista política recalcó en esa línea que "no es que haya aquí una diferencia entre duros y blandos, entre gente más o menos radical, más bien esto obedece a la propia naturaleza de este proyecto. También hubo un cambio de estrategia del Gobierno en esta materia, que se planteó muy duro y después se allanó a ciertos cambios".

Asimismo, descartó que el éxito de Lagos Weber, Pizarro y Letelier determine la fórmula de operar de la oposición. "No es que aquí hayamos encontrado la piedra filosofal ni mucho menos, parte de ese proceso implica definir ciertas estrategias para enfrentar determinados temas, en la lógica de una agenda que puede tener cosas bien distintas".

"Honestamente no veo diferencias. Los puntos que planteó la senadora Provoste al principio fueron igualmente recogidos y el rol que cumplieron otros parlamentarios después fue allanar el dialogo. Entonces, creo que es parte del mismo proceso, no es que haya diferencias entre radicales y no radicales", concluyó.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores