Éxito de la COP25 y fortalecimiento de liderazgo internacional: Las apuestas de Piñera en Naciones Unidas

El Mandatario buscará confirmar la presencia de líderes para la cumbre de Santiago y reafirmar su posición a nivel regional. No obstante, en su paso por el organismo tendrá que lidiar con las dudas que persisten sobre su postura ante migraciones y el Pacto de Escazú.

20 de Septiembre de 2019 | 08:00 | Por Felipe Vargas y María Cristina Romero, Emol

Durante la próxima semana, el jefe de Estado intervendrá por sexta vez ante el organismo multilateral.

AFP.
SANTIAGO.- Este sábado, el Presidente Sebastián Piñera iniciará un nuevo viaje a Nueva York para ser parte de la 74° Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), gira en la cual tendrá una serie de misiones con miras a la organización de la COP25 en Santiago y al fortalecimiento del liderazgo internacional que ha perseguido durante su segundo mandato.

De hecho, este jueves, el Mandatario aseguró que durante su estadía en EE.UU. "tenemos una jornada muy intensa, porque vamos a preparar en Naciones Unidas no solo la COP y la APEC, que están a la vuelta de la esquina, sino que vamos a tener reuniones muy importantes en materia de cuidado de los océanos, en materia de cuidado de los bosques".

En esa línea, desde el Gobierno destacan que el principal foco del jefe de Estado estará en la agenda medioambiental. Un ejemplo de ello es que antes de intervenir ante el plenario del organismo multilateral, el 23 de septiembre estará presente en la Cumbre de Acción Climática, evento considerado como la previa de la conferencia mundial que se desarrollará en nuestro país.

En ese encuentro, el rol del jefe de Estado será relevante, ya que liderará la coalición de mitigación y tendrá que preocuparse de que las discusiones que se den estén en línea con los objetivos de la cita de diciembre próximo. Asimismo, se espera que participe en un evento paralelo de la Comisión Global para la Adaptación y el World Economic Forum, entre otras actividades.

Las gestiones de Piñera serán importantes para intentar que los países aumenten sus Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés) establecidas en el Acuerdo de París y que son los compromisos que aplican en el corto, mediano o largo plazo para volverse carbonos neutrales hacia el año 2050.

Asimismo, el gobernante buscará sumar la presencia de más líderes a la COP25. Uno de sus objetivos es ratificar la asistencia del Presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien por reciprocidad –debido a la presencia de Michelle Bachelet en la COP21 de Paris- debiera estar entre los protagonistas de la cita.

Por la misma razón, también podría obtener respuesta de Mohamed VI, rey de Marruecos, país que organizó la COP22. Cabe destacar que la convocatoria de altos líderes a la cumbre se verá perjudicada por distintas razones, como realización de otras citas internacionales, como la reunión de la OTAN, y la cercanía de la APEC, que también se hará en Chile.

Ante el encuentro del Asía Pacífico, el Presidente también tendrá tareas en EE.UU. Sin ir más allá, una de las más importantes es avanzar en las tratativas para asegurar la presencia de Donald Trump, lo cual hasta ahora es incierto, pero aún posible. En el Ejecutivo ya se está trabajando en eso.

Nueve han confirmado oficialmente su asistencia en esa cumbre. Se trata de Australia, Hong Kong, China, Nueva Zelanda, Perú, Rusia, Singapur, Tailandia y Vietnam. Todas vendrían con sus respectivos jefes de Estado a excepción del último, nación que estará representado por su primer ministro, Nguyen Xuân Phúc. Japón y Malasia también vendrían.

Corea del Sur, Brunéi, Papúa Nueva Guinea, Filipinas, Taiwan, Estados Unidos, Canadá, México e Indonesia, aún no han aclarado si estarán o no presentes. Entre ellos, dicen desde la organización de APEC, lo más probable es que Canadá se reste del encuentro, ya que en octubre hay elecciones programadas en ese país.

Rol internacional

Esos desafíos pondrán a prueba el rol internacional que ha logrado cultivar el Mandatario durante su segundo periodo, el cual se vio reforzado tras su paso por el G7 y las gestiones que encabezó para coordinar la ayuda ante los incendios ocurridos en la Amazonía. Sin embargo, no serán los únicos.

Será importante observar la postura que asumirá ante un eventual reencuentro con el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, después de la tensión que generó entre ambos las severas críticas que hizo el líder brasileño a la Alta Comisionada para los DD.HH. de la ONU, Michelle Bachelet, los cuales rechazó abiertamente.

También habrá que estar atentos a un posible encuentro con su antecesora, quien en estos días volvió a las noticias nacionales luego de que el mandamás de la constructora OAS, Leo Pinheiro, asegurara que colaboró con 101 millones de pesos para su campaña. Además, podría ser la última vez que se encuentre con su par de Argentina, Mauricio Macri.

Otro tema que podría ser aprovechado por el jefe de Estado es la opción de que en el contexto de la Asamblea General, los cancilleres de los países signatarios de Prosur aprueben los estatutos del nuevo bloque regional, el cual ha impulsado personalmente y en el que Chile posee la presidencia pro-témpore.

En tanto, ya se confirmó que en su estadía recibirá el premio Global Citizen Award 2019 del Atlantic Council, el cual honra a las personas que aportan con “contribuciones únicas” para mejorar el estado del mundo. En esa ceremonia, será homenajeado junto al Primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte y el filántropo, Brian Grazer, entre otros.

Dudas sobre agenda ONU


En su último discurso ante la Asamblea General, el Presidente Piñera aseguró que "el compromiso de mi país, Chile, es claro y categórico: estamos generando una política migratoria que sea segura, ordenada y regular, en perfecta armonía con la Declaración de Nueva York y el Pacto Mundial para la Migración".

Sin embargo, dos meses después, el Gobierno decidió no suscribir dicho instrumento, generando una serie de reproches desde la oposición. Lo mismo ocurrió con el Pacto Medioambiental de Escazú, el cual pese a que fue impulsado por Chile, no fue firmado por los eventuales problemas que podría generar con países como Bolivia.


En ese contexto, en julio pasado, el jefe de Estado convocó a las comisiones de RR.EE. del Senado y de la Cámara de Diputados para conversar sobre las dudas generadas en estos y otros temas, comprometiéndose a realizar encuentros entre los parlamentarios y la cancillería para intentar aclarar la postura del Ejecutivo.

Sin embargo a dos meses de ese encuentro, los legisladores aseguran que dichas reuniones no se han realizado, por lo que el gobernante llegará a Nueva York sin llegar a consensos ni hacer aclaraciones ante dos temas que son considerados claves para las Naciones Unidas.

Al respecto, el presidente de la Comisión de RR.EE. del Senado, José Miguel Insulza (PS), comentó a Emol que "me parece que es muy lamentable, sería bueno que conversáramos de estos temas. La fecha se aproxima, lo de la COP25 viene y la mayor parte de la gente que va a venir sabe perfectamente el tema de Escazú, son especialistas en ese asunto”.

La misma visión planteó el miembro de la Comisión de RR.EE. de la Cámara, Pablo Vidal (RD), quien aseguró que los encuentros con cancillería "no solo no ocurrieron, sino que además en esa reunión le pedí al Presidente si nos podían compartir las minutas con análisis sobre Escazú y el Pacto Migratorio para ver el tema jurídico y no llegó esa información".

En esa línea, recordó que "si uno recuerda su discurso en Naciones Unidas hace un año, lo que manifestó en esa oportunidad fue que él había impulsado en Chile una política migratoria en plena concordancia con el pacto migratorio que la ONU estaba impulsando y todos sabemos que a los dos meses no firmó el Pacto Migratorio".

"No podemos decir que lo que él diga ante la ONU necesariamente es lo que va a cumplir. Ya vimos el año pasado como comprometió el respaldo al Pacto Migratorio y no lo cumplió y sabemos que Chile, a los pocos meses de decir que no firmará Escazú, va y se ofrece a organizar la COP25. Entonces, hay una inconsistencia permanente de este Gobierno en todo lo que es política exterior", concluyó.

Integrantes de la comitiva


Como es tradicional, el Presidente será acompañado de una nutrida comitiva compuesta por parlamentarios de Chile Vamos y la oposición. En el primer grupo destaca la presencia del presidente de RN, Mario Desbordes, y su par de Evópoli, Hernán Larraín Matte.

La titular de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe también estaba invitada, pero no podrá ir por que no alcanzó a hacer los trámites. En tanto, el líder del PRI Demócrata, Hugo Ortíz de Filippi, no fue convocado al periplo.

Entre los legisladores, acudirían los senadoras Carolina Goic (DC) y Ximena Órdenes (PPD), y los diputados Jorge Rathgeb (RN), Guillermo Ramírez (UDI) y Sebastián Torrealba (RN), entre otros.

A ellos se suma la presencia del canciller Teodoro Ribera y de la ministra de Medioambiente, Carolina Schmidt.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores