header

Cáncer de mama

Todo otra acción está destinada a la detección precoz del cáncer, especialmente, la realización de la mamografías (rayos x) anuales que son recomendadas por los profesionales a partir de los 40 años. Este examen permite disminuir la tasa de mortalidad por cáncer de mama en un 20 a 30%.

 

La ecomamografía (ultrasonido) es un examen complementario importante considerando que un 15% de los cánceres sólo se pueden detectar por dicho medio. La ecografía es recomendada para el estudio de los conductos de la mama y también en los casos en que ésta sea demasiado densa (fibrosa o con mucho tejido mamario), cualidad propia de las mujeres jóvenes.

 

Si una mamografía visualiza un nódulo, la ecomamografía será el examen que permita determinar cuán sólido o quístico. La resonancia magnética (que utiliza un medio de contraste endovenoso) es utilizado para determinar la extensión real de un cáncer diagnosticado.

 

Ningún estudio ha verificado que la realización de chequeos o exámenes en forma más periódica -2 o 3 veces al año- aumente las posibilidades de una detección precoz del cáncer.

 

 

Autoexamen

 

CancerSi bien la mamografía es el mejor modo para detectar en forma precoz un cáncer de mama, los especialistas recomiendan que las mujeres se realicen periódicamente un autoexamen porque hay una posibilidad cierta que se desarrolle lo que se denomina un cáncer de intervalo, es decir, uno que aparece entre dos controles anuales de rayos x.

 

A pesar de que se ha difundido masivamente su realización de pie y en la ducha, la mejor posición para efectuarlo es acostada, porque ello permite la relajación.

 

La mujer debe colocar la mano del mismo lado de la mama que se va a examinar detrás de la cabeza y con los tres dedos de la mano contraria debe presionar suavemente la mama para detectar algún nódulo o dureza. Este recorrido debe ser en forma circular, sin importar el sentido; lo que es gravitante es que la presión no sea tanta como para sentir otros órganos del cuerpo y que se apriete el pezón con los dedos para ver si existe salida de algún líquido, especialmente sangre.

 

Pero antes de este examen, la mujer debe por sobre todo mirar sus mamas con detención, pues existen señas físicas exteriores de la presencia de una anormalidad como que el pezón

 


imprimir enviar




Términos y condiciones de la información © El Mercurio S.A.P.