Una niña fingió su muerte y una mujer usó un refrigerador como barricada: Los testimonios del ataque en Brasil

Según relató una comerciante que socorrió a una de las afectadas, los atacantes aseguraban que "iban a matar a todo el mundo" y que iban a "lanzar una bomba".

13 de Marzo de 2019 | 16:03 | Redactado por Diego Gaete, Emol
EFE
SANTIAGO.- Siguen apareciendo revelaciones acerca del ataque armado en la escuela pública brasileña Raul Brasil en Suzano, estado de Sao Paulo, que dejó al menos 10 muertos. Algunas horas después del hecho se conocieron las primeras reacciones de testigos, donde resalta el caso de una niña que fingió su muerte para zafar de los disparos.

"Ella dijo que fingió estar muerta para no ser alcanzada también. Dos compañeros de ella fueron heridos. Ella no pudo hablar de lo que sucedió, estaba en estado de shock. Después su padre vino a buscarla y la llevó al hospital", afirmó a O Globo una asistente escolar que socorrió a la joven tras el hecho.

La auxiliar, que no se identificó, dijo que encontró a los niños con su ropa ensangrentada y asustados.

Al mismo tiempo, el medio brasileño recoge las impresiones de uno de los testigos del suceso.

Es el caso de Jozielma Soares dos Santos, comerciante de una tienda ubicada a 200 metros de la escuela, quien dijo que albergó a una joven que entró "desesperada".

"De aquí al taller escuché muchos tiros. De repente, empezó a salir mucha gente corriendo de la escuela. Los niños salían corriendo, llorando mucho, gritando. Una niña entró aquí en el taller desesperada, pidió mi celular prestado para llamar a su madre (...) Fue una escena horrible", mencionó.

Asimismo, la alumna que protegió la comerciante le aseguró que los atacantes "iban a matar a todo el mundo, que iban a lanzar una bomba. Algunos alumnos se encerraron en el comedor y otros huyeron por la puerta. El clima aquí está muy tenso, tiene a muchos padres llegando a la escuela para acercarse a los hijos", agregó.

Por su parte, según consigna G1, la cocinera Silmara Cristina Moraes ayudó a esconder en su cocina a 50 estudiantes que huían de los disparos, usando un refrigerador como barricada y una mesa como escudo.

"Nosotros estábamos sirviendo la comida (...) y los niños entraron en pánico. Abrimos la cocina y empezamos a poner el mayor número de niños adentro y lo cerramos todo y les pedimos que se acostaran en el suelo"

Silmara Moraes, cocinera de la escuela Raul Brasil

"Nosotros estábamos sirviendo la comida (...) y los niños entraron en pánico. Abrimos la cocina y empezamos a poner el mayor número de niños adentro y lo cerramos todo y les pedimos que se acostaran en el suelo", relató.

Según Silmara, los atacantes parecían que "buscaban a alguien, iban para acá y allá disparando mucho. No vimos nada, la gente bajó y se quedó escuchando el movimiento, eso duró 10 a 15 minutos", dijo.

Cuando ya habían unos 50 alumnos adentro de la cocina, cerraron el lugar porque "estaba rodeada de ventanas, la gente se acostó en el suelo y nosotros no vimos nada con miedo a que dispararan, pero gracias a Dios nada sucedió", finalizó su testimonio.

El ataque en la escuela ha dejado, hasta el momento, 10 muertos confirmados y 16 heridos.

Entre las víctimas se encuentran seis alumnos de la institución - cuatro de ellos murieron en el acto-, dos funcionarios de la escuela y los dos perpetradores del hecho, de 17 y 25 años, que se suicidaron después del ataque.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores