Dupla Macri-Pichetto: Cómo se gestó la jugada de Cambiemos para remontar en la carrera por la presidencia de Argentina

La movida de la coalición del Mandatario de derecha, de sumar al senador peronista como compañero de fórmula, provocó un terremoto en la política trasandina. Aunque pareció sorpresiva, la estrategia fue tanteada con los aliados antes de concretarse.

12 de Junio de 2019 | 12:43 | Redactado por Valentina Salvo U., Emol

El actual senador peronista, Miguel Ángel Pichetto (izq.), se reunió esta mañana con el Presidente argentino (der.), quien publicó su primera fotografía juntos.

Twitter Mauricio Macri
Mauricio Macri irá a las elecciones presidenciales y el senador peronista, Miguel Ángel Pichetto, será su vicepresidente. El sorpresivo anuncio del actual Presidente argentino, respecto a quien será su acompañante en la fórmula para volver a conquistar la Casa Rosada en octubre, rompió todos los esquemas en la política trasandina e hizo temblar el escenario electoral.

"Con cien dirigentes como Pichetto construyo una nueva Argentina", había dicho el Mandatario de centroderecha hace poco, según consignó Clarín, en una conversación privada con sus asesores, al interior de su oficina en la sede del Gobierno. "¿Y por qué no le ofreces que sea tu vice?", le habría replicado alguien en ese mismo despacho. Era un golpe interesante y quedó rondando en la mente del jefe de Estado. Pero los obstáculos por delante lo hacían muy difícil.

Pichetto, un político de formación y ex líder de la bancada del Partido Justicialista (PJ) en el Senado, era el representante de un peronismo discordante con el kirchnerismo, por lo que había optado por formar un movimiento diferente. Junto a Sergio Massa, ex candidato presidencial; Juan Manuel Urtubey, actual gobernador de Salta, y Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba, formó Alternativa Federal (AF), una alternativa de centro. Los planes preveían, incluso, la celebración de una primaria presidencial, de la que participarían Massa, Urtubey y el propio Pichetto como aspirantes a la Casa Rosada.

Sin embargo, las últimas semanas el panorama cambió y las piezas comenzaron a ordenarse de modo que propiciaron que Macri, sofocado por los malos resultados en las encuestas, gestara su inesperada estrategia y reclutara a por lo menos uno de estos disidentes.

Massa y el declive de AF

Entre los principales factores que impulsaron el paso de Pichetto al oficialismo está el coqueteo de Massa con el kirchnerismo. Con el anuncio de la fórmula presidencial de la ex Mandataria Argentina, Cristina Fernández, en la vicepresidencia, y Alberto Fernández, su ex jefe de gabinete, como aspirante al sillón presidencial, Massa dejó abierta la puerta a pactar una alianza para competir contra el macrismo.

Estas nuevas negociaciones no cayeron bien en AF y generaron un remezón que terminó convirtiéndose en un duro golpe para esta nueva colectividad que poco a poco fue desintegrándose. Macri y sus asesores percibieron la división como una oportunidad.

Al mirar a AF, Schiaretti no surgía como una opción, pues aunque puso sus fichas en la agrupación, siempre estuvo más pendiente de mantener el liderazgo de su provincia. Así, Pichetto y Urtubey surgieron como los únicos candidatos a convocar. Se decantaron por el segundo, quien recibió a Macri en Salta en sus últimos viajes a la provincia.

A finales del mes pasado ya se rumoreaba sobre un eventual acuerdo para que el gobernador corriera como vicepresidente. Sin embargo, él rechazó la propuesta, consignó La Nación. "Hay cero chances", afirmó Urtubey en entrevista con La Red, el 31 de mayo. "Yo soy de pocas ideas, pero fijas. Planteé que tenemos que construir esta alternativa y voy a trabajar para ser presidente, para representar una opción diferente al kirchnerismo y al macrismo", aseveró.

Pichetto era la siguiente opción y, tras conversaciones con el peronista, la dupla se percibía viable. "Inmediatamente le dije que sí, diría que no ha habido ningún tipo de duda", comentó el senador ayer. Sin embargo, el nombre debía ser tanteado al interior de Cambiemos, antes de dar paso a la jugada.

Aprobación entre los aliados

Según consigna Clarín, Macri fue superando los baches uno a uno y tanteó la idea de sumar a Pichetto en todos los vértices del terreno aliado. El Mandatario conversó con la popular dirigente del partido Coalición Cívica, Elisa Carrió, una de las figuras más influyentes al interior de Cambiemos y quien había sido especialmente dura con el senador el año pasado. "Elige el vice con el que te sientas más cómodo. Yo voy a apoyar", le habría dicho según constata Clarín.

"Con Pichetto no somos amigos, pero les puedo asegurar que es oficialista (...) que es durísimo, pero cumple los acuerdos y cree en la República y no va a voltear a Macri; eso se los aseguro", afirmó ayer tras conocerse la nominación.

Con Carrió de su lado, el segundo obstáculo eran los radicales. La Unión Cívica Radical (UCR) le había pedido a Macri "abrir" la coalición para contrarrestar la alianza de la fórmula Fernández-Fernández con Massa, por lo que la incorporación del sector que representa Pichetto estaba en sus planes. Sin embargo, la duda era si estaban dispuestos a entregarle la vicepresidencia que se les había prometido. La respuesta fue positiva.

"Hace lugar al pedido nuestro, de abrir Cambiemos, y además posibilita la construcción de una mayoría parlamentaria. Dentro de ese pedido de apertura estaba el peronismo racional, y además, Pichetto ya viene con un buen vínculo con el oficialismo en el Senado", indicó a Infobae un diputado de la UCR. Aunque ante este panorama, los radicales ya anunciaron que exigirán un amplio espacio en el Congreso y, por supuesto, más de un ministerio.

El propio Marcos Peña, jefe de gabinete de Macri, confirmó los contactos previos y aseguró que los aliados respaldaron la integración de Pichetto. Pero faltaba alguien a quien llamar: antes de hacer el anuncio, el Mandatario decidió telefonear personalmente a su actual vicepresidenta, Gabriela Michetti, para contarle las nuevas noticias.

El año pasado, la compañera de Macri en el Gobierno tenía el lugar prácticamente asegurado en la nueva papeleta, pero ante las tensiones económicas y políticas de los últimos meses, la estrategia de Cambiemos dio un giro. Michetti recibió la llamada mientras estaba en Nueva York, participando de una conferencia de la ONU, y cuando el anuncio se hizo público reaccionó de inmediato.

"Un abrazo a Miguel Pichetto, un político que siempre buscó el consenso y la gobernabilidad. Estoy convencida de que aportará mucho a nuestro país, tal como lo ha hecho durante su vida política. Nuestro presidente, Mauricio Macri y el partido cuentan conmigo para esta nueva etapa", publicó en su cuenta de Twitter.

Ya con su nombre inscrito en el binomio, según medios locales, el senador del PJ estaría seduciendo a otros peronistas para que se sumen a las filas del nuevo frente, que dejará de llamarse "Cambiemos" y pasará a denominarse "Juntos por el Cambio".

A pocas horas de que concluya el plazo para la inscripción de alianzas, Urtubey descartó cualquier negociación con Macri, al igual que Schiaretti, quien decidió alejarse de la competencia por la Casa Rosada. Entonces, ¿quién se adherirá a la nueva fuerza? Solo resta esperar a ver.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores