Chile no está ajeno: ¿Qué riesgos políticos podrían afectar al crecimiento económico mundial en 2019?

El análisis de Bloomberg Economics revela algunos de los factores que influirán en la economía el próximo año, los cuales coinciden con los descritos por el Banco Central en el IPoM de ayer.

06 de Diciembre de 2018 | 08:02 | Redactado por Fernanda Mujica/ Bloomberg
José Manuel Vilches, Emol.
BLOOMBERG.- Los gobiernos que se comportan mal, con relaciones internacionales que se desgastan y populistas y autoritarios que desobedecen las normas, son algunos de los mayores riesgos para la economía mundial en 2019.

Bloomberg Economics sostiene que el próximo año probablemente no se observará el final del ciclo, "pero los riesgos están aumentando y se requieren nuevas fuentes de impulsos".

A nivel local el Banco Central mencionó algunos factores que influirán en la economía chilena durante el próximo año, en su Informe de Política Monetaria (IPoM) publicado ayer.

Así, el instituto emisor mencionó riesgos geopolíticos importantes, como que el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, "en un contexto donde las autoridades de la economía asiática han activado diversas medidas de estímulo, pero se mantienen riesgos financieros, mientras se materializa el rebalanceo de su economía".

Además, en Europa continúa la incertidumbre en torno al Brexit y la compleja situación política de Italia.

A pesar de los factores externos que podrían afectar al crecimiento económico, en Chile el Gobierno se mantiene optimista. De hecho, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, destacó que "las proyecciones para la economía chilena, particularmente en inversión, mejoran en un contexto en que se deterioran las proyecciones de crecimiento mundial".

3,25%-4,25%es la estimación de crecimiento del PIB para 2019, según el Banco Central
"El crecimiento del mundo se reduce, tenemos algunos temas como la guerra comercial (...) pero ciertamente tenemos un mundo que crece menos y una economía chilena que se sigue expandiendo y donde no hay caída en las proyecciones de crecimiento sino más bien una mantención de las proyecciones", agregó el secretario de Estado.

A continuación se muestran algunos de los focos de tensión política que podrían afectar el crecimiento el próximo año.

Guerra comercial

Si hay algo en lo que los demócratas y los republicanos están de acuerdo, es que el ascenso de China es un desafío para Estados Unidos.

Los riesgos de la potencia asiática incluyen amenazas a la cadena de suministro de tecnología, la expansión militar de Beijing y los esfuerzos del país por socavar las sanciones a Corea del Norte, según la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad EE.UU.-China, un informe anual de un panel bipartidista del Congreso.

Al otro lado del Pacífico, el Presidente chino, Xi Jinping, apostó su reputación a lograr que China se transforme en una potencia mundial.

Dado que ambos países aparentemente van hacia un choque seguro, el mayor riesgo para la economía mundial sigue siendo la guerra comercial entre EE.UU. y China.

3,7%es la proyección de crecimiento mundial del FMI para 2019
Incluso si se mantiene la tregua del G20, la disputa podría representar las etapas iniciales de una prolongada guerra fría económica.

Si el Presidente estadounidense Donald Trump sigue adelante con las amenazas de imposición de aranceles a todas las importaciones de China, Bloomberg Economics estima que el crecimiento del producto interno bruto de China en 2019 se verá afectado en 1,5 puntos porcentuales.

Eso reduciría el crecimiento al 5%, aunque una respuesta política importante de China suavizaría ese golpe.

Tensiones en Italia

El Gobierno populista de Italia se encuentra envuelto en un pleito con Bruselas por una planificada ola de gastos, lo que ha desconcertado a los inversionistas y a las autoridades de la Unión Europea.

El próximo año podría ser decisivo, no solo para la Administración populista, sino que también para la capacidad de la UE de imponer disciplina presupuestaria a los estados miembro.

La Comisión Europea dijo en su revisión anual de los planes de gasto de las naciones de la zona del euro que el presupuesto de Italia muestra un "incumplimiento particularmente grave" de los límites de la UE.

Las tensiones entre los aliados de la coalición gobernante –el partido antisistema Movimiento 5 Estrellas y el partido antiinmigración Liga Norte– podrían hacer que la alianza se derrumbe antes o después de las elecciones para el Parlamento Europeo que se realizarán en mayo del próximo año, sumiendo a Italia en otro episodio de caos político.

Incluso si el Gobierno lo supera, Italia podría verse presionada en los mercados financieros. El rendimiento de los bonos a 10 años ya está en su nivel más alto en más de cuatro años.

Brexit

El quebrantado escenario político de Gran Bretaña ha oscurecido el camino de salida del país de la UE, ya que hay poco consenso sobre cómo se logrará finalmente.

En medio de una situación inestable, el riesgo de un cambio de Primer Ministro, o de Gobierno, sigue siendo alto. Un Brexit sin acuerdo podría significar que el PIB británico sea alrededor de un 7% más bajo para 2030 en comparación con el resto de la Unión Europea, según Bloomberg Economics.

Un Brexit en el que el Reino Unido siga formando parte de una unión aduanera con la UE aún implicaría un golpe para la economía. En ese escenario, es probable que el PIB fuera un 3% menor en 2030.

Cámara de Representantes de EE.UU. dominada por los demócratas

En Estados Unidos, la toma de poder por parte de los demócratas de la Cámara de Representantes podría paralizar la agenda del Presidente Trump, abriendo el camino para investigaciones sin restricciones sobre su administración, su campaña presidencial y el imperio empresarial de su familia.

Eso significaría dos años de estancamiento político, así es que es mejor olvidarse de recortes adicionales de impuestos y el aumento del gasto en infraestructura.

Una Cámara controlada por los demócratas podría incluso impulsar una iniciativa para destituir a Trump, aunque, de llegar tan lejos, la decisión final dependería del Senado, dominado por los republicanos.

Elecciones en las principales economías emergentes

El próximo año se celebrarán elecciones en varias de las principales economías emergentes, con implicaciones de gran alcance para su postura política y la estabilidad del mercado.

Argentina, India, Indonesia, Sudáfrica y Nigeria están entre los países que se dirigirán a las urnas. Como lo demostraron las recientes elecciones en Brasil, hombres fuertes con plataformas no convencionales continúan atrayendo adeptos.

Entre las principales economías desarrolladas, Canadá y Australia enfrentan elecciones, aunque son menos probables cambios políticos radicales en alguno de ellos.

La producción de petróleo

La serie de bajas del petróleo ha hecho que la política de Medio Oriente vuelva a ser el centro de atención. Las relaciones entre Estados Unidos e Irán serán clave, al igual que las indicaciones de la OPEP y sus aliados sobre algún recorte a la producción.

Las relaciones de la potencia norteamericana con Arabia Saudita también están bajo escrutinio. Trump dijo que no dejará que el asesinato del columnista residente en EE.UU., Jamal Khashoggi, ponga en peligro las relaciones entre ambos países y advirtió a los periodistas que si Estados Unidos rompiera sus relaciones con Arabia Saudita, los precios del petróleo "se irían a las nubes".

Las vías navegables de Asia

Dado que Corea del Norte ha detenido las provocaciones y ha buscado la diplomacia, las vías fluviales del este de Asia podrían ser el mayor foco de tensión en la región.

Estados Unidos aumentó el apoyo a Taiwán y planea intensificar los ejercicios de libertad de navegación en el mar de China Meridional, lo que aumenta el riesgo de errores de cálculo que podrían provocar un incidente con China. El mar de China Oriental también es una preocupación continua.

Riesgo de ataques

"Para mí, el mayor riesgo tiene menos que ver con un país en particular; es un ataque terrorista salvaje", dijo Robin Niblett, director de Chatham House.

Un ataque podría tomar cualquier forma, incluyendo el ciberespacio, con repercusiones en la economía mundial, ya que un incidente importante podría provocar una fuerte reacción de los gobiernos, dijo Niblett.

Si bien hubo 10.900 ataques terroristas en 2017, que mataron a más de 26.400 personas, la cantidad de ataques disminuyó por tercer año consecutivo, según el Consorcio Nacional para el Estudio del Terrorismo y Respuestas al Terrorismo (START, por su sigla en inglés) de la Universidad de Maryland.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores