Las polémicas que marcaron los 15 meses de Valente como ministro de Economía

Tras el segundo cambio de gabinete del Gobierno de Sebastián Piñera, el economista fue desplazado del Ejecutivo y reemplazado por el titular de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine.

13 de Junio de 2019 | 13:02 | Por Patricia Marchetti Michels, Emol

José Ramón Valente, ex ministro de Economía.

El Mercurio
SANTIAGO.- En la antesala del segundo cambio de gabinete del Presidente Sebastián Piñera, uno de los nombres que sonaban entre los posibles ministros que el Mandatario removería del cargo era el del titular de Economía, José Ramón Valente. Así, llegado el momento en el Palacio de La Moneda, los rumores se confirmaron y el economista fue desplazado del Ejecutivo tras 15 meses en la cartera económica y reemplazado por el titular del Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine.

Lo anterior, pese a que este miércoles el mismo Valente declaró en Radio Infinita que le daría "lata" tener que irse del Gobierno y que su mayor preocupación en una eventual salida era que el proyecto al interior del ministerio se viera truncado por la llegada de otra persona.


Así, destacó los trabajos de las oficinas OPEN y GPS, y también del equipo completo que convocó para trabajar con él, el cual, en su mayoría, está formado por "millenials" egresados de la Universidad Católica. Por ejemplo, su jefe de gabinete fue el ingeniero Pablo Eguiguren, de 25 años.

Sin embargo, la historia de Valente en la Administración Piñera no estuvo exenta de polémicas y, de hecho, la serie de episodios que lo enfrentaron con la opinión pública tras desafortunadas declaraciones, habrían sido factores clave para su remoción.

El llamado a invertir afuera, "el cuico" y las novelas

Fue en julio del año pasado cuando Valente sostuvo en una entrevista con CNN que "definitivamente" le recomendaría a un inversionista chileno invertir parte de su capital fuera de Chile. "Es sano que no pongamos todos los huevos en una misma canasta", defendió.

Y aunque el ministro explicó que se trataba de una "recomendación sana" que él mismo aplicaba con sus activos, el hecho encendió las redes sociales y provocó que días después tuviera que declarar que se trató de un comentario desafortunado, incorrecto y exagerado.

Pero fue tanta la crítica, que incluso se asumía que el empresario saldría de La Moneda en el cambio de gabinete de agosto del año pasado y hasta sonaba el nombre de Raphael Bergoeing como su sucesor. Finalmente, días antes del cambio, Valente sumó puntos a su favor con su buen desempeño en las negociaciones del Proyecto de Ley Pago a 30 Días, el lanzamiento de la Agenda de Productividad y la creación de la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional.

Otra polémica que envolvió al economista fueron sus declaraciones en entrevista con La Tercera, donde dijo que "no leo novelas, porque siento que no tengo tiempo (...). Siento que si leo una novela es tiempo que le estoy quitando a aprender algo". Sus palabras lo llevaron al escarnio público y hasta premios nacionales de Literatura dispararon contra él.

En la misma entrevista, Valente también declaró: "La gente me tiene estereotipado como cuico y no es así. Cuando tenía 15 años tomaba una micro por Vicuña Mackenna a Otto Kraus para conseguir juguetes para vender en la Feria Nacional del Santa Lucía. Conocí Europa recién a los 30 años. No siempre fui ese estereotipo que hay de mí".

La polémica del viaje de su hijo a París y la ley Pago a 30 Días

Uno de los últimos problemas que atormentaron a Valente fueron los cuestionamientos del viaje que realizó su hijo a París en medio de una gira oficial del ministro por Europa. Así, y justo tras la polémica que había enfrentado el Presidente Piñera por una situación similar con sus propios hijos, el economista tuvo que salir a aclarar el hecho.


"Todos los gastos de ese viaje fueron pagados en forma particular y no hay ningún desembolso que haya hecho el Estado", declaró tras contar que su hijo es estudiante en una universidad de Estados Unidos y viajó a Europa a reunirse con él. "Creo que todos ustedes tienen familia y saben lo que es estar con familias que están separadas".

Otro caso reciente, en mayo, fue el error que tuvo que reconocer Valente que tenía el escrito de la Ley de Pago a 30 días, uno de los proyectos emblemáticos de su cartera. Es que, según explicó el ministro, la biblioteca del Congreso incurrió en un "error técnico de transcripción" y dejó fuera del texto un ítem crucial que dejó a las pymes sin herramientas para poder demandar a quienes no cumplieran con el pago.

"A veces pasan estas cosas, pero estamos todos de acuerdo en reponer eso. Lo que ocurre es que parte de lo que se aprobó y votó en la ley no quedó escrito como correspondía", enfatizó en su momento. "Esto no es un error del Gobierno (...) es simplemente un error administrativo en la redacción final de la ley", agregó.

El sello de Valente

Para llegar al Gobierno, Valente dejó el directorio de 10 empresas y, pese a su pasado empresarial que podría haberlo expuesto a conflictos de interés, el fundador de Econsult afirmó desde el primer minuto "estar orgulloso" de su carrera profesional.

Uno de los grandes logros del ex ministro fue la creación de tres oficinas al interior de la cartera de Economía: la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional (OPEN), la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS) y el departamento de Economía del Futuro.


Los trabajos de las tres áreas y sus equipos, que tienen por objetivo destrabar proyectos de inversión, impulsar medidas microeconómicas y desarrollar estrategias para aprovechar el potencial de Chile en I+D y astrodata, han sido constantemente destacadas por economistas de diversos sectores políticos y el mismo Presidente Sebastián Piñera.

De hecho, en medio de los esfuerzos del ministerio en su conjunto, fue Valente el primero en utilizar el concepto "Chile en Marcha" en una pauta de noviembre donde también participó el Presidente.

Al interior del ministerio lamentaron su salida y colaboradores de Valente dentro de la cartera lo definieron como "un buen líder de equipos, cercano, directo y exigente". De todas formas, reconocieron que "a pesar de que políticamente tenía sus flancos débiles, era una muy buena persona y de muy buen trato, siempre fue un muy buen jefe".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores