BlackRock y el auge de las "inversiones sustentables": "La evidencia muestra cada vez más que son un buen negocio"

El analista financiero Axel Christensen abordó con Emol los "tres criterios" en los que se están fijando los inversionistas -sobre todo jóvenes- y que "deben considerar las empresas para que les vaya bien en el tiempo".

31 de Agosto de 2019 | 15:17 | Por Patricia Marchetti Michels, Emol
El Mercurio
SANTIAGO.- Aluviones, olas de calor, huracanes, derretimiento de los hielos, nevazones donde nunca se habían visto antes, extinción de especies y el mismo incendio del Amazonía son solo algunos de los focos del cambio climático que causan preocupación entre gobiernos y ciudadanos. Pero no sólo a ellos. También los ojos del mundo financiero están allí.

Es que ciertamente los efectos del calentamiento global tienen repercusiones económicas y, ante estas nuevas variables medioambientales, empresas, inversionistas y gestoras de fondos han comenzado a percatarse de que "no se pueden dejar fuera esos riesgos, realmente existen y, más allá de lo que es correcto o no, financieramente es rentable hacer algo al respecto".


Así lo explica Axel Christensen, analista financiero radicado en Estados Unidos que se desempeña como director de estrategia de inversiones para América Latina e Iberia de BlackRock, una de las gestoras globales de inversión más grande del planeta y que invierte en Chile desde 1995.

En entrevista con Emol, el ingeniero de la PUC y MBA de la Universidad de Stanford, cuenta que en la compañía están desde hace un tiempo dedicándose a entregar un solo mensaje importante para las empresas: "Más allá de los valores de los inversionistas y de sus preferencias de inversión, es un buen negocio para ellos invertir en empresas con 'criterios de sustentabilidad'".

En ese sentido, explica que hay tres elementos que son cada vez más importantes para que a una empresa le vaya bien en el tiempo: debe tener preocupación por el medio ambiente; tiene que preocuparse de sus estructuras internas, como que promocione la diversidad, por ejemplo; y tiene que tener una buena relación con las comunidades.

"Y estos son criterios en los que se fijan los inversionistas cada vez más y que tienen directa relación con la rentabilidad", dice Christensen quien se reunió este viernes con diversas compañías justamente para abordar la viabilidad financiera de las empresas. Todo, organizado por Fundación PROhumana, una organización que busca generar un desarrollo humano sustentable en el país.

Las inversiones socialmente responsables

- Entonces ¿es rentable invertir en empresas preocupadas de estos temas y, por ende, a las empresas les conviene también desarrollarlos?

"Uno de los obstáculos que tenía hablar de inversiones socialmente responsables era que el inversionista decía 'ya, ¿pero eso me va a impactar en la rentabilidad?'. Esa pregunta, que es legítima, la hemos ido despejando y siendo capaces de responder con datos y evidencia. Y los datos muestran que es muy rentable. Obviamente depende de la industria, pero hay bastante evidencia y cada vez más contundente que sustenta eso, pero es importante entender que esta respuesta de que 'es muy rentable' hay que asociarla al plazo de inversión, son cosas que van de la mano".

"Es ciertamente muy rentable, porque no considerarlo puede afectar fuertemente tu retorno, porque te van a multar o porque tus clientes no te van a preferir, o porque finalmente puedes hasta perder el negocio (...) Vayamos al caso de Chile, donde hay una compañía que incluso está arriesgando que le revoquen una concesión (Essal) porque quizás no incorporó de manera efectiva criterios medioambientales"

Axel Christensen

- ¿Cómo así?

"Si yo voy a medir que incorporar un criterio de sustentabilidad medioambiental significa que yo voy a preocuparme de hacer las inversiones necesarias para que mis emisiones sean mucho más amigables, claramente si eso lo mido en el corto plazo puede que sea mucho más rentable no hacerlo. Pero si lo miro desde la perspectiva del largo plazo, respecto no solamente de que voy a poder mantener el negocio por más tiempo, pero también de la perspectiva de riesgo -de que me pueden multas por las emisiones o que mis clientes pueden preferir otro proveedor- , entonces sí es muy rentable".

- Dices que son 'rentables en el largo plazo', pero ¿de qué nivel de retornos estamos hablando y en cuánto tiempo?

"Depende de la industria. Nosotros, por ejemplo, somos inversionistas de largo plazo, nuestros clientes, la gente que contrata BlackRock, son inversionistas de largo plazo, estamos hablando de 10, 20 o 30 años y nos sentimos muy cómodos en ese horizonte de inversión".

"Pero para aterrizar los números, si uno mira cuánto han rentado las acciones en EE.UU. en muy muy largo plazo, han estado en el orden de 6-7%. Nosotros vemos que hoy día, aplicar este tipo de criterios no te va a cambiar en que obtengas esa rentabilidad, va a estar al menos igual y en determinadas industrias o en determinados países creemos que puede ser incluso superior, sin necesariamente aumentar los riesgos, porque todo lo contrario, bajan".


"Pero más que fijarme en el número en sí mismo, lo importante es ver cómo adoptar medidas en torno a estos criterios hoy no está solamente siendo un reflejo de que esas compañías pueden ser 'buenos ciudadanos', sino que además, son un buen negocio. O sea, empezamos a ver que, independiente de los valores de los inversionistas, es un buen negocio incorporar esos criterios en la empresa".

¿El huevo o la gallina?

- ¿Qué vino antes? ¿El interés de los inversionistas por buscar invertir en activos de empresas sustentables? o ¿las mismas empresas empezaron a desarrollar estos criterios por iniciativa propia?

"Ha sido un poquito una mezcla. Algunas empresas, a veces los mismos accionistas o sus dueños, quieren imprimirle este sello y no ha sido necesariamente a partir de la demanda de los inversionistas, sino que en su génesis partieron así. Y al revés, han habido inversionistas que han empezado a pedirle a las empresas que adopten estos criterios en su gestión. Entonces, a veces ha sido el huevo, a veces a la gallina y viceversa".

- Pero considerando las crecientes exigencias de la ciudadanía en torno a los temas que abordan los tres criterios, ¿estamos en una especia de 'boom' del interés por las inversiones sustentables?

"Esto comenzó a hablarse en los '60, pero definitivamente hoy estamos viendo un auge. Depende del lugar de todas formas, por ejemplo en Europa esto ya es casi al revés: como inversionista no se te ocurriría ya no aplicarlo al momento de elegir en qué invertir, hay mucha más consciencia. En EE.UU., en cambio, está algo un poquito más retrasado".

"Lo que hacemos es tocar esos temas con las empresas desde la perspectiva nuestra que somos inversionistas. No somos una ONG, no somos Greenpeace, somos inversionistas, nosotros usamos corbata. Entendemos que esto es importante y no es porque tengamos un set de valores -y por cierto, todas las personas los tenemos-, pero no se trata de transmitir esos valores o forzarlos, sino que más bien la evidencia ha ido siendo cada vez más contundente en mostrar que es un buen negocio"

Axel Christensen

"En América Latina diría que recién estamos empezando a verlo y es por la confluencia de varios factores. Primero, porque los inversionistas ya lo están exigiendo, o sea, un inversionista europeo que viene a invertir a la región le pide a las empresas saber qué están haciendo en esta materia y esto es un resultado de la globalización del mundo financiero. Segundo, las empresas multinacionales que tienen operaciones en América Latina y en Chile, también traen esas prácticas y las trasladan a sus operaciones regionales".

"Finalmente, otra cosa bien interesante es el aspecto generacional. La gente más joven, en general, ya sea como consumidores o como inversionistas, tienen una formación más multidimensional que hace que las cosas les preocupen más allá de solo el consumo. Incluso están dispuestos a pagar más precio por cosas que incluyen temas como el comercio justo".

"A los inversionistas nos pasa lo mismo: en la región, donde hay muchos perfiles de inversionistas, donde más hemos visto este desarrollo es en los family office. Es muy interesante porque en las generaciones más jóvenes que se han ido incorporando a la administración se nota mucho más el interés de ellos por estos temas. Nos dicen 'oye Axel, en las recomendaciones de inversión que ustedes hacen, cómo eso conversa con nuestra intención de buscar inversiones que no dañen, sino que al revés, cómo hacer para invertir más en aquellas compañías o industrias que están haciendo un esfuerzo adicional en estos criterios'".

El cambio de mentalidad: La "reticencia" de América Latina

- Ustedes se juntan con empresas y les exponen estos datos, les muestran que es rentable preocuparse de estas cosas, ¿cuál es la disposición de las compañías a efectivamente dar un giro en su forma de trabajar?


"Hay cierta disposición al cambio, pero gradual. Quizás una de las razones de por qué América Latina en general y Chile en particular han estado más retrasados es que el desarrollo de métricas ha tardado más tiempo. No veo a Chile más retrasado que el promedio, pero sí hay países que tienen más la delantera, como Brasil donde hay empresas que junto con entregar la memoria anual, tienen que poner una memoria de sustentabilidad donde se revisan varios temas. En Chile uno quisiera tener fuentes de medición más objetivas, pensamos que ya estamos en un buen punto para que entidades independientes y no ligadas a las mismas empresas sean las que registren y lleven las métricas de los criterios, es como tener un símil a las clasificadoras de riesgo, pero en temas de criterios de sustentabilidad".

"También hay que reconocer que en lugares como América Latina o Asia esto se hace un poquito más difícil por las características económicas de esos países. Somos economías mucho más dependientes de recursos naturales, que son extractivos, que por definición no son tan amigables con el medio ambiente. Entonces esa reticencia o esa lentitud es un poco natural, o sea una empresa minera, que tiene un montón de flancos abiertos desde la extracción hasta la relación con las comunidades, le va a costar más ajustarse, porque significa un cambio mucho más significativo que para una empresa que vende bebidas y tiene que cambiar el empaque solamente. Para la minera es un cambio de esencia en su negocio".

- ¿Pero son receptivos?

"Yo diría que mucho. Muy intrigados en saber más, en qué es lo que se mide, cómo se hace, qué tipo de prácticas se pueden incorporar. El mensaje final es que esto es u proceso gradual, pero que ya no hay vuelta atrás. Hay que incorporar estos criterios al momento de definir dónde queremos invertir".

"El desafío para las AFP": Las nuevas generaciones

- Hablabas de que las nuevas generaciones son las que más interés han mostrado en estos criterios a la hora de invertir. ¿Ves posible que en Chile los trabajadores más jóvenes comiencen a "presionar" para que las AFP inviertan en empresas con criterios de sustentabilidad?

"Yo creo que sí. En el caso de las AFP es cosa de tiempo en verdad, porque la gente mayor no lo tiene tan presente, les preocupa más la rentabilidad. Pero considerando el cambio generacional, sí está mucho más imbuido, o sea les interesa obviamente tener buenos retornos, pero también son muy conscientes de los otros aspectos. Quizás no son tanto o no tengan tanta plata, porque llevan menos años ahorrando, pero sí creemos y lo vemos que las generaciones más jóvenes nos preguntan".

"Como afiliados también tendríamos que ser consecuentes y no decirles (a las AFPs) que apliquen un criterio, pero después criticarlos porque en un mes les fue súper mal porque invirtieron en empresas que están haciendo inversiones en sustentabilidad. Tiene que haber una consistencia en el mensaje

Axel Christensen
- ¿Será un desafío para las AFP?

"Sin duda, pero a su vez yo creo que las AFPs lo entienden muy bien porque se dedican a inversiones de largo plazo y saben de que estas inversiones son rentables. El problema es que a las AFPs también se les exige mucho por los retornos de corto plazo, entonces si yo quiero solo rentar súper bien el próximo mes, a veces hay decisiones que tomo que incluso pueden ir en la dirección contraria de buscar una sustentabilidad en las empresas".

- Pero ¿vamos para allá?

"Vamos para allá, no hay duda, y probablemente la pregunta que uno se hace es si eso debería incorporarse en la AFP en los fondos que ya están o pensar más bien en hacer un sexto multifondo que tenga ya los criterios puestos y que la gente libremente pueda escoger".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores