EmolTV

Alerta del Consejo Fiscal Autónomo: Las posturas de presidenciables por gasto y recaudación ante creciente deuda pública

La entidad planteó que la deuda pública podría alcanzar niveles en torno a 100% del PIB en quince años de no haber un ajuste en el gasto, tras el fuerte deterioro fiscal producto de la pandemia.

22 de Septiembre de 2021 | 21:26 | Por Ignacia Munita C., Emol

Hoy a las 22:30 horas se llevará a cabo el primer debate presidencial entre cinco de los siete aspirantes a La Moneda.

Aton.
Esta noche se llevará a cabo el primer debate presidencial, tras el inicio del periodo de campaña para las elecciones del 21 de noviembre. De este modo, cinco de los siete contendores que participan en la carrera por La Moneda estarán presente: Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), Sebastián Sichel (Chile Podemos Más), José Antonio Kast (Frente Social Cristiano), Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social) y Eduardo Artés (Unión Patriótica).

Por otro lado, Franco Parisi (Partido de la Gente) no participará del programa por encontrarse fuera del país y con arraigo en su contra por una millonaria deuda de pensión alimenticia en Chile, mientras que Marco Enríquez–Ominami (Partido Progresista) permanece en cuarentena debido a un viaje a México.

Independiente de las temáticas por las que serán consultados a partir de las 22:30 horas de hoy, los aspirantes a la presidencia podrán interactuar entre ellos, además de plantear sus propuestas para un eventual gobierno. El cual, por cierto, tendrá que hacerse cargo de la elevada deuda pública heredada en pandemia, tras las generosas medidas transitorias para enfrentar la crisis.

De hecho, tal ha sido el nivel del esfuerzo fiscal para contrarrestar las consecuencias económicas desde la irrupción del covid-19, que previo al ingreso del proyecto de ley de Presupuestos del próximo año por parte del Ejecutivo, el Consejo Fiscal Autónomo (CFA) advirtió sobre la necesidad de realizar un ajuste del gasto público para evitar un mayor daño a las finanzas estatales.

La entidad presidida por Jorge Desormeaux alertó sobre las consecuencias de mantener el fuerte estímulo fiscal y las medidas transitorias de la pandemia en 2022 sin una revisión significativa, advirtiendo que de efectuarse una reducción lenta del déficit estructural para los años posteriores (0,25% del PIB por año), la deuda neta podría alcanzar niveles en torno a 100% del PIB en un horizonte de quince años.

Un pesada mochila fiscal que deberá tomar el próximo Gobierno, por lo que cobra relevancia lo que plantean los candidatos en sus respectivos programas en cuanto a gasto público y los mecanismos de recaudación.

Gabriel Boric

Con la consigna "Más y mejor recaudación", el abanderado de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, propone una reforma tributaria que "no sólo busca recaudar más para que podamos, simultáneamente, también enfrentar los desafíos sociales de nuestro país y mantener el equilibrio de las finanzas públicas. Además recaudar, y reducir las desigualdades sociales, buscamos hacernos cargo de los desafíos medioambientales. Esta reforma busca recaudar en régimen entre 8% y 8,5% del PIB".

Para lograrlo, esta contempla eliminar exenciones tributarias como regla general, y otras tales como la exención de IVA a servicios y construcción, régimen de renta presunta, entre otras. Asimismo, plantea minimizar la evasión, establecer un impuesto al patrimonio (súper ricos), un royalty por la explotación minera, la revisión de los tramos del impuesto a la renta, y fijar un gravamen específico a los combustibles, además de impuestos verdes.

Junto con ello, la idea es establecer "una nueva institucionalidad fiscal para fortalecer el gasto público y la justicia tributaria en un marco de responsabilidad fiscal para la construcción de un verdadero Estado de bienestar basado en igualdad de derechos".

En relación a la regla fiscal, sugiere que esta sea "amigable con la inversión pública", ajustada al ciclo económico y que incluya cláusulas de escape, además de mecanismos de corrección explícitos que permitan una salida ordenada del régimen, en caso de una situación de emergencia.
Respecto a la Ley de Presupuestos, se propone "reforzar la orientación estratégica del gasto, no solamente hacia el necesario crecimiento económico, sino que también (y en mayor medida) hacia objetivos de desarrollo sostenible e inclusivo".

José Antonio Kast

El líder del Partido Republicano, José Antonio Kast, postula en su programa el slogan "Atrévete a Crecer con Fuerza", y para lograrlo formula la idea de disminuir el gasto fiscal "por lo menos al nivel que nos permita reducir la tasa de impuestos a las empresas – de 27% a 17% - y de el IVA – de 19% a 17%-, medidas tendientes a aumentar la inversión privada de 19% a 28% del PIB. Gracias a esta alza, Chile crecerá a tasas de 5% a 7% anual, duplicando en una década nuestro ingreso por persona, cruzando el umbral del desarrollo".

En esa línea, propone además la eliminación del gasto político, las pensiones para falsos exonerados, los programas estatales ineficientes, los ministerios y embajadas redundantes y la duplicidad de múltiples organismos públicos. Otra medida apunta a que, tanto para personas como para empresas, se estudie la posibilidad de sustituir los impuestos a la renta percibida por impuestos a la renta gastada, es decir, a la renta que no fue ahorrada ni invertida.

Así, la meta es "focalizar el gasto del Estado" y también aplicar un Impuesto Negativo a la Renta del 17%, para personas cuyos ingresos vayan entre el sueldo mínimo ($320.500 a marzo de 2020) y el límite exento de impuestos ($680.000 aprox., a la misma fecha).

Yasna Provoste

La ex titular del Senado y candidata por el Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, expone en su programa presidencial lo siguiente: "necesitamos recaudar más tributos, para darle viabilidad al Estado protector que las y los chilenos están pidiendo, por ejemplo, con las mejoras de pensiones y los nuevos pisos que surjan de la discusión constitucional".

Y también "un Estado con más recursos que provea bienes públicos claves para el desarrollo y la generación de empleos de calidad".

Para lograrlo, impulsará una reforma tributaria que aumente, gradualmente, la recaudación fiscal permanente a fin de generar un balance entre ingresos y gastos permanentes. Junto a lo anterior, propone incrementar la progresividad, para que el mayor peso de la carga tributaria recaiga sobre contribuyentes de mayores ingresos.

También se perseguirá la evasión y la elusión, hacerse cargo de las externalidades negativas, la eliminación de exenciones tributarias como el régimen de renta presunta, la exención del IVA a empresas constructoras o del crédito del impuesto específico al diésel para las compañías de transporte de carga, constructoras, e industrias, entre otras.

"La propuesta formulada se estructurará sobre la base de alcanzar, en régimen, una meta de recaudación en torno a 5% del Producto Interno Bruto, muy en línea con el que fue el consenso que sobre esta materia que lograron los representantes de los distintos partidos de Unidad Constituyente en la propuesta de 'Mínimos Comunes' ", afirma en el documento.

Franco Parisi

En su segundo intento por llegar a La Moneda - la última vez fue el año 2013 - el economista Franco Parisi (Partido de la Gente), defiende un programa que "considera un equilibrio fiscal, aumentando el gasto público en aquellas áreas en que se debe impulsar una reactivación, pero, disminuyendo los gastos en aquellos programas ineficientes y, por, sobre todo, eliminar el gasto en operadores políticos".

Se plantea así que el Estado ahorre al menos el 20% del presupuesto actual con el propósito de destinar esos recursos a pensiones, salud y educación, con lo que se espera ahorrar US$15 mil millones.

Otros US$4 mil millones aproximadamente se esperan recaudar gracias a la consolidación de un tope máximo a las remuneraciones del aparato público, que, en el caso del Presidente de la República no podría exceder los $5 millones, sin que nadie pueda ganar más que las máximas autoridades del poder Ejecutivo y Legislativo.
Se propone, además, terminar con el financiamiento de organizaciones que son externas al gobierno, como aportes a organismos internacionales, TVN, fundaciones políticas o con sesgo político, entre otras.

Marco Enríquez-Ominami

Es la cuarta elección en la que Marco Enríquez- Ominami se presenta como carta presidencial, esta vez representando al Partido Progresista, y el título de una de sus primeras propuestas es el siguiente: "Abrir la Billetera Fiscal: suspensión transitoria de la Regla de Balance Estructural".

Tras ello, el documento expone que "el Estado no puede continuar con su mezquindad frente a la envergadura de los impactos económicos y sociales de la crisis, justificada en un dogma teórico neoliberal respecto de los equilibrios macroeconómicos, que desconoce el dolor de las familias".

Por lo mismo, plantea la flexibilización de la norma fiscal, con el propósito de aliviar la situación de las familias y las personas que se han visto afectadas por la crisis sanitaria, todo con el fin de aumentar la capacidad de gasto fiscal para usarlo en transferencias directas, promover la inversión en emprendimiento individual y colectivo, en la generación de empleos, entre otras cosas.

"Ello implica, en primer lugar, reemplazar de manera transitoria la regla fiscal de Balance Estructural, que presupone la determinación de límites al gasto público consistentes con la estimación de los ingresos del Gobierno Central conforme al ciclo económico. Ello, con el fin de inyectar recursos líquidos a la economía, sin la práctica de hiper–focalización utilizada por la derecha", subraya el progresista.

Otro punto alude a poner en marcha medidas fiscales contracíclicas, ello implica que las políticas económicas, para salir de una crisis, deben enfocarse en el estímulo de la demanda con el impulso del gobierno, la política fiscal y el déficit público. Esta medida supondría una inyección del gasto fiscal contracíclico de a lo menos 4 puntos del PIB para hacer efectiva la recuperación económica.

"Como Progresistas proponemos endeudarnos en un 10% del Producto Interno Bruto, con la idea de gastar alrededor de US$950 millones mensuales en un horizonte de 24 meses (dos años)", explica el programa.

Por otro lado, patrocina la iniciativa de impuesto de excepción a los "súper ricos" y el establecer un royalty a la minería.

Eduardo Artés

El profesor de Educación Básica, Eduardo Artés, aspira por segunda vez a convertirse en presidente de Chile, tras su intento en 2017. En su esquema programático, Artés plantea una reforma tributaria que enfrente "los niveles drásticos de concentración de riqueza y los altos niveles de elusión, evasión y exención tributaria".

El "Gobierno de la Refundación de Chile", como lo plantea en su documento, formulará un sistema tributario inherentemente progresivo, que incorpore un mecanismo de reducción escalonada del IVA hasta su eliminación, y se exigirá el retiro de los fondos de bancos en paraísos fiscales.

También se implementará una redistribución del ingreso, y se reducirán los sueldos de funcionarios del Estado, de parlamentarios, de alcaldes, etcétera, que superen los cuatro sueldos mínimos.

La propuesta de Unión Patriótica también propone exigir el retorno de los "excesivos ingresos" pagados por el Estado a los ex mandatarios. "Lo que el Estado ahorre con estos recortes se utilizará para mejorar las pensiones más bajas".

Sebastián Sichel

El ex ministro y ex presidente de Banco Estado, Sebastián Sichel, fomenta el "nivelar la cancha hacia arriba con nuevas ideas". Esto significa obtener una mayor recaudación solo a cambio de que exista un compromiso de gasto eficiente.

"Nuestro compromiso es acompañar cualquier aumento en la carga tributaria con un esfuerzo profundo para mejorar la eficiencia del Estado. Los recursos adicionales no podrán ser destinados a aumentar la burocracia sino a mejorar las transferencias monetarias a las personas. Asimismo, se deberá reasignar el gasto público excesivo en programas mal evaluados o de baja productividad", resalta Sichel.

Bajo este escenario, el ganador de las primarias de Chile Vamos explica que la mayor recaudación fiscal se obtendría a través e la eliminación de exenciones impositivas que no se justifican y aumentando la progresividad del sistema tributario para reducir la desigualdad.

Asimismo, otra estrategia dice relación con la fijación de impuestos verdes y a sustancias dañinas, como a los combustibles fósiles, al tabaco y el alcohol.

Por otro lado, también defiende el control de la evasión "que es un obstáculo serio para el objetivo de nivelar la cancha: disminuye los recursos disponibles para las políticas públicas, es injusto con quienes sí cumplen, resta eficiencia a la economía y erosiona la moral y confianza ciudadana".

Incorpora, además, el alivio tributario a la clase media y sectores vulnerables, indicando que el IVA "es el mejor sistema recaudador que tenemos, pero también es regresivo".

Finalmente propone mejorar el sistema tributario para las pymes, para promover el emprendimiento, que amplía la competencia, aumenta la innovación y redistribuye ingresos, será uno de los pilares de nuestro gobierno y defiende el "priorizar no aumentar impuestos a pymes".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores